martes, 29 de enero de 2019

¿Cómo modifico el color del tema de Ubuntu MATE?

En uno de los tantos encuentros que tuvieron, Jauretche y el coronel Juan Perón discutían sobre las características de la revolución Justicialista. En uno de dichos cónclaves sirvió para conocer cómo cambiar el color verde de Ubuntu MATE por el clásico naranja de Ubuntu.

(...)
Jauretche: Mire, coronel, la revolución va a tener su mayor dificultad no con los analfabetos y los que apenas terminaron la escuela primaria. Esos hombres aprenden de la vida diaria y de sus necesidades insatisfechas. Se vuelven sabios por el estómago vacío y distinguen bien lo que es bueno de lo que es malo para ellos, que suele ser coincidente con lo que es bueno para el país. El problema está en esas amplias capas medias, que están educadas y son lectoras de diarios como La Prensa, La Nación o Critica; que han leído minuciosamente la historia de Mitre. Esos están educados, pero mal educados. Sus cabezas han sido conquistadas por un falso sentido común, repleto de zonceras. De esas falsedades que, de tanto repetirse, se instalan como premisas. Se han educado en el mito sarmientino de que la opción está entre la civilización o la barbarie. Por supuesto, todo lo extranjero es civilización, y lo de acá, lo criollo, es barbarie. Y mire qué curioso, porque la palabra “bárbaro” viene del griego, y así llamaban los griegos a los extranjeros, a los que no hablaban su lengua. Sarmiento invirtió esa lógica que fundó Occidente y, con sus buenas intenciones de educar a todo el mundo, los civilizó bárbaramente, es decir, extranjerizando nuestra cultura.

Entonces, coronel, los más educados son también los peor educados. El medio pelo es, en nuestra sociedad, el hombre que se mira en un espejo equivocado, que no es el propio. La oligarquía es una minoría ínfima en nuestra sociedad; son dueños de la tierra, sí, pero su mayor poder es el de ser dueños de la cabeza de miles de argentinos de clase media, que, sin tener más tierra que la de los canteros del patio, se comportan como fieles defensores de un modelo que no les pertenece. Esos son muchos, miles, tal vez millones movidos no por la necesidad, sino por esa distorsión cultural, forjada en décadas de educación sarmientina y académica, y por la cotidiana lectura de los diarios “serios”. A esa gente le importa más parecer que ser. Ahí está el hueso más duro de roer para cualquier intento revolucionario.

Perón: Mire, Jauretche, para mí hay una sola clase de hombres, los que trabajan. Y trabajadores, además de los ferroviarios y los metalúrgicos, son los empleados de comercio y los bancarios, que también son de clase media. Con esa harina, haremos el pan del cambio.

Jauretche: Coronel, usted puede cambiar un gobierno, también puede modificar con esfuerzo las leyes del trabajo, como lo está haciendo. Lo difícil va a ser cambiar la mentalidad de los tilingos, que se orientan todos los días por zonceras. Eso va a costar muchos años, tantos que no sé si vamos a ver en vida el cambio, ni usted ni yo. Y el pan del que habla nos va a quedar con la corteza quemada y la miga cruda.

Perón: Siempre comprendí que de todo hay en la viña del Xeñor. A mi el mate me gusta tomarlo con naranja. ¿Y quién puede decir algo de esa zoncera? Esto tiene su explicación, siempre me agradó el Tema de escritorio anaranjado de Unity, aquél que terminó reemplazando al humano color tierra de Gnome. A este lo siguen disfrutando muchos en Gnome 3 también.

Ahora bien, de un tiempo a esta parte Ubuntu MATE ha venido a resucitar al viejo GNOME, pero lo hace con un lógico color yerba mate. A quien se le puede negar que es elegante.

Sin embargo, ¿qué sucede si quiero el escritorio Ubuntu MATE, pero que el color del mismo sea anaranjado? La oligarquía pretenderá que tal cambio de color es imposible.

Sin embargo, nuestro Movimiento ha de contar con todas las posibilidades funcionales y estéticas que hagan caso a nuestros más apreciados anhelos. Por ello es que le diré como hacerlo.

Primero debemos instalar el tema original de Ubuntu (el naranja Ambiance) para tenerlo como referencia. A fin de poder trabajar cómodamente, los copiaremos a nuestro Escritorio. Todo esto lo podremos hacer por medio de comandos de Terminal. Para ellos abrimos una terminal con Ctrl+Alt+T y le pagamos los siguientes comandos de organización,

sudo apt update ;
sudo apt install light-themes ;



El sistema nos solicitará nuestra contraseña de conductor, y tras ingresarla a ciegas instalará el tema de referencia. Para copiarlo al Escritorio ingresamos:
 

cp -r /usr/share/themes/Ambiance ~/Escritorio/ ;
cp -r  /usr/share/themes/Ambiant-MATE ~/Escritorio/ ;


Esto debería haber copiado en nuestro Escritorio las carpetas que contienen los Temas, llamados Ambiance y Ambiant-MATE, todos ellos con los archivos gráficos y de configuración necesarios (a los que se denomina assets). Luego ingresamos:

cd ~/Escritorio/ ;
diff -rq ~/Escritorio/Ambiant-MATE/gtk-3.0/assets ~/Escritorio/Ambiance/gtk-3.0/assets ;

Ahora debemos copiar los archivos que están contenidos en la carpeta /Ambiance/gtk-3.0/assets/ que está en nuestro Escritorio, a la carpeta /Ambiant-MATE/gtk-3.0/assets/, así como el el resto de los archivos gráficos faltantes. Ello lo haremos con:

cp -r ~/Escritorio/Ambiance/gtk-3.0/assets  ~/Escritorio/Ambiant-MATE/gtk-3.0/assets ;

cp ~/Escritorio/Ambiance/gtk-3.0/assets/check-selected.png ~/Escritorio/Ambiant-MATE//gtk-2.0/assets/ ;

cp ~/Escritorio/Ambiance/gtk-3.0/assets/radio-selected.png ~/Escritorio/Ambiant-MATE//gtk-2.0/assets/ ;


El siguiente paso consiste en modificar tres archivos de configuración gráfica. Debemos editarlos para reemplazar el código del color verde yerba de Ubuntu MATE (#87A752) por el naranja clásico de Ubuntu Unity (#F17949). Naturalmente que si en lugar de naranja quisiéramos utilizar otro color distinto, debemos saber cuál es su código hexadecimal (podremos para ello usar el selector de color de algún programa gráfico que lo informe, como el caso de GIMP).

Para modificar los archivos utilizaremos un editor de texto como el GNU Nano, que lo hará de forma sencilla, pero también podremos utilizar el editor Pluma si es su preferido. Ingresamos en la terminal:

nano ~/Escritorio/Ambiant-MATE/gtk-3.0/gtk-main.css

...se abrirá el editor GNU Nano en la terminal. El procedimiento es simple: usamos Ctrl+w para activar la opción "buscar", y le ingresamos #87A752 seguido de Enter para que busque dicho código de color.
...conforme Nano encuentre dicho código de color #87A752, lo reemplazamos por #F17949.
Acto seguido, guardamos los cambios realizados en el archivo por medio de Ctrl+o y salimos del editor con Ctrl+x, para volver a la Terminal.

Idéntico procedimiento debemos llevar a cabo con el archivo /Ambiant-MATE/gtk-3.0/settings.ini. Para ello ingresamos:

nano ~/Escritorio/Ambiant-MATE/gtk-3.0/settings.ini

...y buscamos y reemplazamos los códigos de colores como en el caso anterior. Guardamos los cambios y salimos del editor Nano, y volvemos a repetir el procedimiento de cambio de código de color para el último archivo, el Ambiant-MATE/gtk-2.0/gtkrc, haciéndolo con:

nano ~/Escritorio/Ambiant-MATE/gtk-2.0/gtkrc

Una vez modificados y guardados los cambios en los tres archivos, podremos copiar el Tema Ambiant-MATE modificado a la carpeta utilizada para los Temas locales (~/.themes), mediante el siguiente comando:

cp -r ~/Escritorio/Ambiant-MATE ~/.themes/Ambiant-MATE

Ya los cambios de color están realizados, pero no surtirán efecto hasta que no cerremos nuestra sesión de usuario y la volvamos a abrir. Si tenemos un único usuario, bien podríamos reiniciar el sistema con:

sudo reboot

Con los cambios realizados, nuestro escritorio MATE ahora tendrá el Tema naranja, similar al viejo y peludo Gnome 2. Si deseamos podemos purgar el tema Ambiance, pues podría causar conflictos en el superusuario administrador root. Lo hacemos con:

sudo apt purge light-themes

Debemos tener en cuenta que - por ahora - el tema verde de MATE quedará disponible cuando nos logueemos gráficamente como superusuario administrador (root).

Si deseamos remover completamente el tema verde, incluyendo el del superusuario root, debemos renombrar la carpeta /usr/share/themes/Ambiant-MATE a Ambiant-MATE-original. Luego podremos mover la carpeta ~/.themes/Ambiant-MATE a /usr/share/themes/ y ajustar los permisos de ser necesario. Todo ello lo hacemos con:

cd /usr/share/themes/
sudo mv Ambiant-MATE/ Ambiant-MATE-original/
sudo mv ~/.themes/Ambiant-MATE /usr/share/themes/
sudo chown -R root:root /usr/share/themes/Ambiant-MATE

Cambiar el color en Compiz
Con lo antedicho ya tendremos hecho el cambio para el escritorio. Pero si como yo, usted usa Compiz como administrador de ventanas con efectos en Ubuntu MATE, naturalmente que los colores de los efectos todavía estarán verde yerba.


Por ello es que debemos terminar de configurar el color naranja en el Compiz también. Esto se hace desde el Configurador de Compiz, que no es ninguna zoncera. Debemos ir a Sistema / Preferencias / Visualización y Comportamiento / CompizConfig Settings Manager y se abrirá el Configurador.
Bajo las categoría Administrador de ventanas, elegimos Grid, y vamos a su solapa Apariencias. Debemos cambiarle el color a la opción Preview Outline Color (que originalmente venía con el color #87A752, opacidad 159) y Preview Fill Color (que venía con #74FB00, opacidad 27) a #F17949, sin cambiar las respectivas opacidades. También destildamos la opción Use desktop average color ("usar color promedio de escritorio").
Una vez modificados los colores de Grid, presionamos el botón Atrás, y ahora buscamos la opción Cambiar tamaño de ventana. En su solapa General encontraremos las opciones Color de Borde y Color de relleno, donde debemos hacer los mismos cambios que en el caso anterior. También debemos destildar la opción Use Desktop Average Color.

Con esto no solamente el escritorio nos habrá quedado con la coloración anaranjada, sino los efectos de Compiz también.

Jauretche: ¡Usted no es ningún zonzo coronel!

miércoles, 23 de enero de 2019

¿Cómo administro los permisos de archivos y directorios en Ubuntu?

¡Descamisados!

Un nuevo Primero de Mayo nos encuentra reunidos a los que luchamos por hacer de nuestra hermosa tierra argentina una Nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana.

Desfilan por nuestra imaginación y por nuestro recuerdo los días vividos a través de las etapas reivindicatorias de la Patria que comenzaron en junio de 1943.

Primero, las reformas que fueron como la iniciación y la siembra de la simiente que había de cristalizar y florecer a lo largo de la trabajo y sudor argentino.

Después, el gobierno, nuestro gobierno, el gobierno del pueblo, el gobierno de los descamisados, el gobierno de los pobres, de los que tienen hambre y sed de justicia. Por eso, en esta plaza, la histórica, Plaza de Mayo de todas nuestras epopeyas, han latido al unísono amalgamados en un solo haz todos los corazones humildes que por ser humildes son honrados, son leales y son sinceros.

Después, la Constitución; la Constitución justicialista, que ha hecho de la tierra argentina una Patria sin privilegios y sin escarnios; que ha hecho del pueblo argentino un pueblo unido, un pueblo que sirve al ideal de una nueva Argentina, como no la han servido jamás en nuestra historia.

Esas tres etapas vividas por el pueblo argentino: la reforma, el gobierno y la constitución argentina, nos han dado un estado de justicia y un estado de dignidad y nosotros los transformaremos en un estado de trabajo.
Este documento especifica cuales son los derechos y qué se puede hacer en este país, y no podía ser de otra manera pues está inspirado en los permisos de GNU con Linux.

No es secreto para nadie que en los sistemas GNU con Linux podemos contar con una estructura de directorios, y que los mismos pueden contener archivos. Estos normalmente son visibles y evidentes para los trabajadores.

Sin embargo, es menos conocido el hecho de que tanto estos archivos como los directorios, tienen permisos de uso, y que del conocimiento y buen empleo de los mismos depende una adecuada utilización de los recursos informáticos que como Conductores tenemos a nuestra disposición.

Vean señores, estos permisos de uso pueden referirse a los archivos, y los permisos de uso de los directorios. Sirven para limitar o potenciar el acceso y utilización de los mismos tanto para el administrador de sistema (superusuario), los usuarios comunes, u otros grupos de usuario diferentes.

Es por ello que os enseñaré cómo disponer adecuadamente de estos permisos, y lo haré de una manera concisa y precisa para que cada uno - en la sana medida de sus posibilidades - pueda modificar los permisos cuando ello sea un requerimiento necesario.

Estructura básica de permisos en archivos

Los permisos de uso del archivo describen el accionar que podemos contemplar con elos. Debemos tener en claro los tres atributos básicos que nuestros archivos puede tener: lectura, escritura y ejecución.
  • Permiso de Lectura (r, o "read"): Este permiso nos permite "leer" o "ver" el contenido del archivo.
  • Permiso de Escritura (w, o"write"): Este permiso nos permite "modificar" el archivo escribiendo en el disco. Podremos agregar, sobrescribir o directamente borrar su contenido.
  • Permiso de Ejecución (x, o "execute"): Si el archivo tiene permiso de ejecución, entonces nuestro sistema operativo podrá cargarlo en memoria y correrlo (darle ejecución) como si de un programa se tratara. Si es un programa lo podremos ejecutar como cualquier comando, si es un script, necesitará de permisos de lectura y ejecución (y debemos también tener acceso a su intérprete). Un programa compilado sólo necesita ser de lectura.


Las letras que identifican de los atributos son los caracteres de los permisos, y son:
r "read", quiere decir lectura
w "write", quiere decir escritura
x "eXecute", quiere decir ejecución

Para ver los atributos de un directorio, podríamos usar el comando "ls -l", que nos informará de los mismos.

Usar chmod para cambiar los permisos

Pues bien, comprendido esto, debemos conocer cómo cambiar estos permisos. A tal fin se utiliza el comando chmod ("change mode", o cambiar modo). Con él podremos agregar o quitarle permisos a uno o mas archivos con + (mas) o – (menos).

Si anhelamos prevenir la modificación del archivo constitucion1949.txt, podremos quitarle el permiso de escritura al “archivo” con el comando chmod:

chmod -w constitucion1949.txt

si queremos tornar en ejecutable el script trasvasamiento_generacional.sh, debemos ingresar:

chmod +x trasvasamiento_generacional.sh

...si quisiéramos quitar o agregar todos los atributos a la vez

chmod -rwx trasvasamiento_generacional.sh
chmod +rwx trasvasamiento_generacional.sh

Hemos de saber que también podemos utilizar el signo = para establecer los permisos en una combinación específica. Por ejemplo, con la siguiente sintaxis el comando chmod quitará permisos de escritura y ejecución dejando solo el de lectura.

chmod =r trasvasamiento_genaracional.sh

Naturalmente, siempre hemos de tener especial cuidado y precaución al modificar los permisos de nuestros archivos, pues podríamos dejarlos inaccesibles. Si los editamos, no debemos olvidar dejarlos como estaban originalmente


Estructura básica de permisos en directorios

En el caso de los directorios, la cosa será un poco distinta. Tendremos los mismo tres permisos, pero el significado operativo será ligeramente diferente:

  • Permiso de lectura en un directorio: Si un directorio tiene permiso de lectura, podremos ver la lista de archivos contiene dicho directorio (por ejemplo, usar con el directorio el comando “ls", listar directorio). Es importante recalcar que contar con permiso de lectura en un directorio no significa que podamos leer el contenido de los archivos que están dentro de él, ya que para ello está el permiso de lectura del archivo.
  • Permiso de escritura en un directorio: Con el permiso de escritura de directorio podremos agregar, borrar o mover archivos al directorio
  • Permiso de ejecución en un directorio: Ejecución te permite usar el nombre del directorio cuando estas accediendo a archivos en ese directorio, es decir este permiso lo hace que se tome en cuenta en búsquedas realizadas por un programa. Por ejemplo, un directorio sin permiso de ejecución no seria revisado por el comando find ("buscar")

Usuarios, Grupos y Otros

Ahora conocemos los 3 permisos y como agregar o remover estos, pero estos 3 permisos son almacenados para 3 dueños diferentes, llamados:

Usuario (u) proviene del dueño "Usuario"
Grupo (g) proviene del dueño "Grupo"
Otros (o) proviene del dueño "Otros"

De esta manera, al ejecutar:

chmod =r doctrina.txt

...asignaremos permisos de lectura a los 3 dueños (usuario, grupo y otros). De tal forma, cuando listamos el directorio con “ls -l” veremos algo parecido a.

-r--r--r--    1  peron  users  4096 abr 13 19:30 doctrina.txt

Indudablemente que estas tres “r” denotan los 3 diferentes dueños de permisos que os he referido, donde:


Permisos Pertenece a:
rwx------ Usuario (las primeras 3 letras)
---r-x--- Grupo (las segundas 3 letras)
------r-x Otros (las terceras 3 letras)

También odemos remover permisos para cada dueño; supongamos que tenemos un archivo de un script ejecutable llamado dar_aguinaldo.sh:

-rwxr-xr-x    1  peron  peron  4096 abr 13 19:30 dar_aguinaldo.sh

Si quisiéramos removerle los permisos de ejecución al dueño Grupos y al dueño Otros, basta con usar:

chmod g-x,o-x dar_aguinaldo.sh

...de tal forma, nuestro archivo quedara con estos permisos

-rwxr--r--    1  peron  peron  4096 abr 13 19:30 dar_aguinaldo.sh

Si deseamos removerle al dueño Usuario el permiso de escritura debemos ingresar:

chmod u-x dar_aguinaldo.sh

-r-xr--r--    1  peron  peron  4096 abr 13 19:30 dar_aguinaldo.sh

Para agregar y remover dos permisos a la vez al dueño usuario:

chmod u-x+w dar_aguinaldo.sh

...y al listarlo quedará:

-rw-r--r--    1  peron  peron  4096 abr 13 19:30 dar_aguinaldo.sh



chmod en octales

Para simplificar estos cambios, también se puede utilizar opcionalmente una nomenclatura llamada octal, que nos evita tener que usar rwx, y los designadores de dueño usuario-grupo-otros. La representación octal de chmod es muy sencilla, si seguimos la siguiente regla nemotécnica:
  • Lectura tiene el valor de 4
  • Escritura tiene el valor de 2
  • Ejecución tiene el valor de 1

Dicho esto, según las combinaciones se completan las ocho combinaciones del octal restantes:

rwx 7, Lectura, Escritura y Ejecución
rw- 8, Lectura y Escritura
r-x 5, Lectura y Ejecución
r-- 4, Lectura
-wx 3, Escritura y Ejecución
-w- 2, Escritura
--x 1, Ejecución
--- 0, Sin permisos

Por lo tanto:

chmod usuario=rwx,grupo=rwx,otros=rx chmod 775
chmod usuario=rwx,grupo=rx,otros=  chmod 760
chmod usuario=rw,grupo=r,otros=r  chmod 644
chmod usuario=rw,grupo=r,otros= chmod 640
chmod usuario=rw,grupo,otros=  chmod 600
chmod usuario=rwx,grupo,otros=  chmod 700

Un error que debemos prevenir cuidadosamente es el uso de chmod con comodines, pues esto puede provocar cambios de permisos de manera indiscriminada.

Supongamos que queremos aplicar permisos a todos los archivos dentro de un directorio, y a todos los subdirectorios contenidos en él. Que todos los archivos dentro de nuestra carpeta ~/Descargas tengan permiso rw para nuestro dueño usuario y para el dueño grupo, y r para el dueño otros; en tanto para los directorios  queremos que el usuario tenga permisos de rwx para poder ver los archivos y usarlos, en tanto que el grupo y otros tienen permisos de r-x), pero que los grupos tengan lectura y ejecución, mientras que los grupos también tengan dicho permiso.

Esto podría ser para restaurar los permisos como estaban originalmente.

Para ello podríamos correr.

cd ~/Descargas/
find ~/Descargas/ -type f -print0 | xargs -0 chmod 664
find ~/Descargas/ -type d -print0 | xargs -0 chmod 755


Por ejemplo, el octal chmod 664 pone los permisos en -rw-rw-r-- (un conjunto de permisos común en Ubuntu para las carpetas Documentos/, Música/ y Vídeos/ y Escritorio/), mientras que el octal chmod 644 pone los archivos como -rw-r--r--. El Octal chmod 660 pone los archivos en -rw-rw---- (para una carpeta de Dropbox/ por ejemplo)

En el caso de una carpeta con posesión (como la carpeta para las llaves ~/.gnupg/, deberíamos hacer lo siguiente: primero aseguramos que los contenidos de la carpeta nos pertenezcan:

chown -R $(whoami) ~/.gnupg/

...y luego le damos los permisos adecuados para la tarea que cumple esta carpeta .gnupg en particular:

find ~/.gnupg -type f -exec chmod 600 {} \;
find ~/.gnupg -type d -exec chmod 700 {} \;

lunes, 21 de enero de 2019

¿Cómo instalo y juego Urban Terror en Ubuntu?


(...)
Nuestro Movimiento está formado por toda clase de hombres. Por ejemplo tuvimos al Doctor Remorinos, que era secretario de Julito Roca. Vean señores,  Peronista - para mi, como conductor del Movimiento - es todo aquél que cumple la ideología y la doctrina peronista. Por otra parte, nosotros esto lo hemos aclarado bien en el Movimiento: hay un decálogo peronista, donde dice cuales son las diez condiciones básicas que debe llenar un hombre para ser, sentir, y poderse decir peronista.
Por eso los muchachos de la ortodoxia me han preguntado cómo instalar el Urban Terror en Ubuntu.

Urban Terror es un juego de disparos en primera persona desarrollado por FrozenSand, que se ejecuta sobre cualquier motor gráfico compatible con Quake III Arena. Si bien está obviamente inspirado en la burocracia sindical y en el clásico Counter-Strike, se lo describe como un juego de disparos hollywoodense, ya que si bien tiene algo de realismo, está pensado para ser más divertido que un simulador puro de combate a tiros. Esto realiza un juego muy único, divertido y adictivo.
Como he dicho, el procedimiento de instalación de Urban Terror en un sistema operativo GNU con Linux es excesivamente burocrático, y como tal complicado para un absoluto neófito. Es por ello que como Conductor del Justicialismo, os enseñaré cómo resolver tal tarea.

1. Descargar el juego.

Cómo lógico fundamento del todo que hemos de realizar, lo primero es descargar el archivo comprimido con el juego, el cual pesa 1,4GB. La manera más veloz de hacerlo es por medio del Torrent que encontramos en la web Oficial.
No es secreto para nadie que en Ubuntu, normalmente al hacer clic sobre un enlace Torrent, se nos solicitará abrirlo con el programa de descarga de Torrents, el eficiente y compañero Transmission.
Le indicamos que si y se nuestro Transmission, con el Torrent listo en la pista para largar la descarga. Para ello presionamos el botón Iniciar torrent (el botón "Play").
Como un auténtico torrente de bytes nos irá llegando desde el ciberespacio los trozos del archivo que anhelamos. La barra de progreso nos indicará la descarga, que finalizará al llegar al 100%. Si queremos podemos pausarla y de esta manera continuar la descarga mas adelante, incluso si tuviésemos que apagar el equipo. No obstante ello, si todo va bien en unos 15 o 30 minutos deberíamos haber podido descargar el juego entero (dependiendo - lógicamente - de nuestra velocidad de conexión).

Nota: Otra posibilidad válida consiste en descargar este instalador utilizando una Terminal de nuestro sistema GNU con Linux. Para ello abrimos una con Ctrl+Alt+t e ingresamos los siguientes Comandos de Organización:

cd ~/Descargas/ ;
wget http://cdn.urbanterror.info/urt/43/releases/zips/UrbanTerror434_full.zip ;


Ya sea uno u otro método, deberíamos finalizar con el archivo del instalador comprimido UrbanTerror434_full.zip localizado en nuestra carpeta ~/Descargas.


2. Registrar del juego

Como la descarga lleva unos minutos, bien podremos aprovecharlos para hacer frente a la burocrática registración del programa. Esta sigue el mismo procedimiento que anotarnos en un sindicato para tener obra social. Primero llenamos el formulario de registro ("Registration form") que aparece en la web oficial con el fin de dar de alta una cuenta en la misma.
En dicho formulario  debemos proveer una casilla de correo electrónico y un nombre de usuario  que queramos usar para el juego, así como una contraseña para el mismo. Con respecto a este nombre de usuario particular debemos prestar atención pues no lo podremos cambiar a posteriori.  Debemos también asegurarnos de tildar la casilla "no soy un robot" y la casilla Acepto los Términos de Servicio ("I agree with your Terms of Service"). Una vez rellenado los campos, presiono el botón celeste Registrar Cuenta ("Register Account").

Una vez registrados, nos llegará a nuestra casilla de correo electrónico un código de verificación de 9 caracteres ("verification code"), que utilizaremos para confirmar la creación de la cuenta.  A este código de verificación lo debemos ingresar en la web de confirmación electrónica, y presionar el botón celeste Submit ("Presentar").
3. Generar y asociar la clave AUTH Key
Conforme estemos "dados de alta en el Sindicato", podremos generar desde la web oficial nuestra propia Clave de Autorización de uso de servidores ("AUTH Key"). Esta clave individual se utiliza en los servidores oficiales de juego, y es recomendable obtenerla. Para conseguirla podremos loguearnos en la web oficial presionando en "Login", y rellenando nuestro nombre de usuario y contraseña que usamos en la registración del juego. Una vez logueados con nuestro usuario de la web oficial de Urban Terror, hacemos clic en member Profile y  en la parte derecha de la página elegimos la opción My game auth key. Aparecerá una ventana donde podremos generar una Clave de Autorización AUTH Key presionando dos veces en en botón celeste "Get a new AUTH Key".
Se generará nuestra Clave de Autorización "AUTH Key", que debería tener unos 32 caracteres alfanuméricos. Es importante anotarla o copiarla en algún lado.

Una vez que haya descargado el instalador - y ya teniendo anotada o guardada nuestra Clave AUTH Key - podremos descargar el actualizador y descomprimir  todo desde nuestra Terminal, con los siguientes comandos de organización:

cd ~/Descargas/ ;
wget http://www.urbanterror.info/downloads/software/urt/43/UrbanTerror43_ded.tar.gz ;
unzip UrbanTerror434_full.zip ;
tar xvzf UrbanTerror43_ded.tar.gz ;
 
mv ~/Descargas/UrbanTerror43/ ~/.UrbanTerror43/ ;

Para poder asociar la clave "AUTH Key" recibida a nuestro juego Urban Terror, ingresamos a nuestra Terminal el siguiente Comando de organización:

nano ~/.UrbanTerror43/q3ut4/authkey

...esto abrirá el editor de textos GNU Nano con un archivo vacío llamado authkey. En dicho archivo le pegamos el siguiente texto:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

// Generado localmente por Urban Terror
// NO MODIFICAR. No dar este archivo a NADIE
// Más información: urbanterror.info


...naturalmente que es nuestra tarea reemplazar las "xxxx" con nuestra propia AUTH Key de 32 caracteres que nos acaban de dar los burócratas sindicales (conviene copiar y pegar la AUTH Key para no fallar). Una vez que la verificamos, guardamos el archivo con Ctrl+o y salimos del editor Nano con Ctrl+x. Con esto por fin podremos jugar perfectamente en todos los servidores, oficiales o no, de Urban Terror.

Jugar Urban Terror


Para lanzar el juego podremos hacerlo desde la terminal o creando un lanzador hacia:


./.UrbanTerror43/Quake3-UrT.x86_64

Si ya configuraron todo como es debido, el juego debería iniciar "de forma ya registrada" (indicando en la parte inferior izquierda de la pantalla de entrada nuestro nombre de usuario y también la opción "Log Out/Desconectar").
Para ingresar a tirotearnos en red en Ezeiza, debemos elegir la opción "Play Online". Se abrirá la ventana para elegir servidores, la primera vez que juguemos no habrá ninguno de ellos activo. Debemos presionar el botón Get New List y tras unos segundos se descargará una lista actualizada de los servidores denunciados. Debemos elegir algún servidor activo con jugadores para unirnos.

Cuando entramos, debemos elegir uno de los dos equipos (muchas veces los servidores nos eligen el equipo de forma automática, para hacer parejo el combate).

De acuerdo al tipo de juego, podremos comprar, casco, chaleco, distintos tipos de pistolas, fusiles, metralleta, ametralladoras, cuchillo y granadas. Las mismas están modeladas en base a armamento conocido, pero su desempeño es mas bien lúdico, no es realista. No hay de aire comprimido.
También podremos elegir distintos skins coloridos para los personajes. La idea de estos es que sean fácilmente distinguibles.
Entre las modalidades tendremos Deathmatch, capturar la bandera, etc. La precisión de las armas suele ser muy alta, ya que para hacer el juego más simple normalmente no son muy afectadas por el retroceso.
Nos movemos con WASD. Con los números elegimos cuchillo, arma de puño, y dos tipos de armas principales, y las recargamos con r. También podremos lanzar granadas explosivas.

Desde el menú de configuración del juego podremos cambiar la resolución de acuerdo a la performance de nuestro hardware de video. Normalmente el juego viene en sus mínimas opciones de gráficas para darnos una experiencia muy fluida. También podremos activar la sangre o desactivarla para hacer un juego ameno para los más niños. Naturalmente que Osinde puede dejarlo en la opción "Cónica TV".

Algunos servidores requieren que avancemos en nuestra calidad de juego. Este tipo de servidores son los que hacen uso de nuestro usuario y la AUTH Key para revisar nuestro nivel de juego. Normalmente con unos 20 o 50 muertos en los servidores mas fáciles ya podremos pasar a estos más difíciles. La idea es que los jugadores de estos servidores sean parejos y no desalentar a los novatos.
Loc controles son configurables, pero por defecto son similares a la mayoría de los juegos FPS. Encontraremos una tabla con la descripción de aquellos por defecto aquí. Podremos encontrar el manual de Urban Terror 4.3 aqui.

Es útil saber que la carpeta oculta donde se almacenan los demos y videos de usuario es ~./q3a/q3ut4/

Actualizar Urban Terror (opcional)

Le hemos instalado al juego un actualizador. Si más adelante lo necesitamos para actualizar motor gráfico o el juego en sí, podremos ejecutarlo mediante los siguientes comandos:

cd ~/.UrbanTerror43/ ;
./UrTUpdater_Ded.sh


El actualizador consiste en una herramienta que corre desde la terminal, a la vez que puede mostrarnos noticias sobre el juego. Se abrirá un navegador y se mostrará la licencia de usuario.
Debemos leerla y salir del navegador presionando q y confirmando con y.

El actualizador continuará presentándonos en pantalla las distintas opciones indicando primero a qué versión queremos actualizar (normalmente elegimos la última). Luego nos permitirá elegir un servidor de descarga (sólo nos presentó un servidor localizado en Francia). Como tercera opción nos permite elegir qué motor gráfico queremos utilizar. En este caso hemos elegido el motor por defecto, llamado Quace3-UrT. Existe otro motor gráfico en desarrollo, aún beta y mayor calidad, el ioq3-m9.
En cuarto lugar el programa nos pregunta si en el futuro queremos actualizar el programa sin preguntarnos. Le indicamos que si con y para que se actualice solo. Si hubiese versiones nuevas el programa se actualizará y nos preguntará si queremos iniciar el juego.

Si queremos iniciar el juego directamente, podremos hacerlo con el comando que responda a nuestra arquitectura.
  • Si tenemos un sistema de 64 bits:
cd ~/.UrbanTerror43/ ;
./Quake3-UrT.x86_64
  • Si tenemos un sistema de 32 bits:
cd ~/.UrbanTerror43/ ;
./Quake3-UrT.i386



Instalar un servidor local de Urban Terror

Si quisiéramos instalar un servidor de Urban Terror en nuestro sistema GNU con Linux, nos convendrá hacerlo como un nuevo Usuario, por ejemplo uno llamado urt. Si quisiéramos usar un nombre de usuario distinto, debemos recordar alterar los comandos cambiando urt por el nombre de usuario del servidor que queramos.

cd ~ ;
sudo su ;
useradd -m urt ;
su - urt ;
cd ~ ;
wget https://www.urbanterror.info/downloads/software/urt/43/UrbanTerror43_ded.tar.gz ;

(esto descargará el instalador mínimo en la ruta /home/urt/)

tar -xvf UrbanTerror43_ded.tar.gz ;
cd UrbanTerror43/ ;
./UrTUpdater_Ded.sh ;


Seguimos las instrucciones del actualizador de Urban Terror como se explicó anteriormente.

Es importante ejecutar los siguientes comandos para adaptar la estructura de directorios dentro de Urban Terror:

mv UrbanTerror43/ urbanterror43/
cd urbanterror43/
chown -R urt:urt urbanterror43/
chmod a+x urbanterror43/Quake3-UrT-Ded.i386

chmod a+x urbanterror43/Quake3-UrT-Ded.x86_64
cd /urbanterror43/q3ut4/

Hemos de crear o modificar el archivo de configuración del servidor, ingresando el comando:

nano ~/urbanterror43/q3ut4/server.cfg

Normalmente se abrirá un archivo inicialmente en blanco. Dentro de dicho archivo debemos pegarle el texto del código de configuración que encontraremos completo en esta web (podremos configurarlo como deseemos si alteramos los valores, pero el contenido por defecto ya nos provee un juego ideal).


...guardamos el archivo server.cfg con Ctrl+x y salimos del editor GNU Nano con Ctrl+q. Como paso final editaremos un script de arranque para el servidor ingresando el comando:


nano start.sh

A este archivo debemos pegarle el siguiente contenido:

#!/bin/bash
# start.sh - Arrancador del servidor Urban Terror
while true
do
/home/urt/urbanterror43/Quake3-UrT-Ded.x86_64 +set fs_game q3ut4 +set fs_basepath /home/urt/UrbanTerror43/ +set fs_homepath /home/urt/UrbanTerror43/ +set dedicated 2 +set net_port 27960 +set com_hunkmegs 128 +exec server.cfg
echo "server crashed on `date`" > last_crash.txt
done


Notemos que en este caso se asume una arquitectura de servidor de 64 bits; si el servidor tuviese una arquitectura de 32 bits, debemos reemplazar Quake3-UrT-Ded.x86_64 por Quake3-UrT-Ded.i386. Como en el paso anterior, una vez finalizada la edición del archivo, lo guardamos con Ctrl+o y salimos de Nano con Ctrl+q.

Finalmente le otorgamos permisos de ejecución al arrancador start.sh con el comando:

chmod a+x start.sh

Ahora podremos arrancar el servidor dedicado con:

./start.sh

También podremos arrancarlo con el comando screen, mediante:

screen -m -d -S UrT-Server sh start.sh

...de esta manera podremos ejecutar el servidor en la terminal, y no se detendrá el servicio cuando salgamos de la Terminal.

martes, 15 de enero de 2019

¿Cómo uso Gopher en Ubuntu?

A principios de la década del 70 la Argentina era un país convulsionado en el caos que lo había sumido el desatendido Gran Acuerdo Nacional de Agustín Lanusse. Como corolario de la estrategia para forzar la retirada de la política antipueblo, Juan Perón enseña cómo usar el sistema telemático Gopher en Ubuntu.

(...)
Indudablemnete que si este tonto me llama a la Argentina para "que ponga el cuero", es porque se sienten débiles y no tienen todos los huevos en la canasta. Las últimas acciones así lo demuestran y les delimitan el campo de la acción a los terrenos que nosotros dominamos porque hemos previsto estos sucesos desde hace mas de 18 años.

Los apotegmas de la lucha estratégica son fundamentos centrales del arte de la conducción de los que no debemos apartarnos. Indudablemente que en estas condiciones históricas se propicia la aplicación de uno de ellos, del cual ya hablaba Pericles. "Al sentirse vencido, un adversario en inacción abandonará su posicionamiento y emprenderá el repliegue, que anhela táctico pero que hemos de convertírselo - forzando la acción - en estratégico. Si se lo desbarata, tornará en fuga".
Pero eso está destinado a un adversario, no a un enemigo; al enemigo que ha planteado la guerra, sólo ha de dársele la posibilidad de fuga.

En los tiempos que corren, este es el fundamento de la acción que hemos de emprender. perseguir y desbaratar a un enemigo en fuga, de manera tal que no levante cabeza. Apresurar su acción, tornársela torpe, y obligarlo a cometer los errores que son dables de una mentalidad desorganizada y desconfiada. Para que ello sea posible hemos de afianzar nuestra organización. Como en la medicina, se aconseja administrar organismos amplios en espectro y deque produzcan un efecto de corta duración. A este lo podríamos llamar FreCiLiNa, por "Frente Civico de Liberación Nacional". El deber de este organismo es meter a todos en la misma bolsa y multiplicar, prever el caos del enemigo y forzarle los imponderables del momento del choque. Una vez resuelto ese problema, el organismo resultante - que puede ser resultado del primero - será fatalmente superado por otro de mayor duración. Este será el que podrá tener el cauce de evolución que todos anhelamos, y que no estará circunscripto a las limitaciones de estas horas, que son de lucha.

En la lid no vence el más fuerte, sino el mejor organizado y aquél que tiene en su mochila el bastón de mariscal. La fuerza debe economizarse pues no podemos emplearla en todo tiempo y en todo lugar, sino que se la debe enconar en el momento y en lugar donde se define la acción.

Esto tiene un correlato histórico del que podremos aprender. Se sabe que en las instancias primigenias de la masificación telemática, existían varios protocolos y estándares que podían seguirse como camino para realizar la informatización anhelada por el Pueblo. Los sistemas de carteleras electrónicas eran descentralizados y desestructurados, lo cual hacía que la búsqueda de información fuese notoriamente problemática. A fin de resolver tal inconveniente, se intentó una suerte de organización jerárquica, la Fidonet, que esperaba unificar las BBS hobbistas.

Prácticamente en paralelo surge la noción de servicio Gopher. La idea alrededor del mismo hacía hincapié en un esquema distribuido de entrega de documentos, que no tuviese que establecer contacto unificado entre distintas carteleras sino que se realizara de forma sencilla y directa. Fue desarrollado en ámbitos académicos y destinado inicialmente a los lamados "bancos de datos". La facilidad de Gopher permitía a un usuario neófito el acceso la información electrónica residentes en múltiples servidores, de manera sencilla. Para tal fin podían usarse directorios rudimentarios o servidores generales de información.

Pues bien señores, ¿fue esto el final de la película? No. La generalización telemática global terminó volcándose al protocolo World Wide Web, también originalmente concebido para la academia. Este pudo incrementar  las posibilidades de búsquedas con el uso de hiperenlaces en el mismo documento, toda vez que estos podían incorporar gráficas y diseños más complejos. El uso de material gráfico incluido en un lenguaje de programación más vistoso, junto con la aparición de auto-indizadores automáticos de tipo "crawler", hicieron que el Gopher iniciara un replegue y terminara casi extinguiéndose.

Nuestro Movimiento ha de aprender de ello, pues estas condiciones son las que siempre debemos barajar. Es por ello que os instruiré brevemente en el uso de Gopher, al menos en cuanto a la navegaciṕon refiere.

Hemos de saber que el servicio se puede acceder a través de una terminal remota de computadora con módem telefónico como se hacía antiguamente, o de manera más práctica a través de un emulador de terminal provisto con un software cliente, como el que ya encontramos en nuestro sistema GNU con Linux.

Esto se logra presentando al usuario un sistema de menúes jerárquicos que contiene los documentos, a los cuales se accede con un programa cliente. Los servidores Gopher aceptan búsquedas simples, y responden enviando al cliente el documento deseado.

Al ser un método antediluviano, la mayoría de los navegadores carecen hoy de la posibilidad nativa de navegar en Gopher. Afortunadamente en Ubuntu podremos contar con el clásico navegador lynx, que puede hacerlo. También contamos con un cliente nativo para la terminal, llamado "gopher" como es procedente. Si quisiéramos instalar estos pequeñísimos paquetes, podremos abrir una terminal con Ctrl+Alt+T e ingresar los siguientes comandos de organización:

sudo apt install gopher lynx

Para entrar a la web inicial de gopherproject.org simplemente ejecutamos el programa con:

gopher


Usando las teclas Flechas de cursor Arriba y Flecha de cursor abajo del teclado podremos desplazar la flecha a través de los ítems. También cada ítem tiene un número de línea asociado, que podríamos tipear para desplazarnos más rápidamente al ítem deseado.
Podremos ingresar a un ítem presionando Enter o la flecha de cursor derecha. Podremos regresar por medio de la tecla "u" o bien con la Flecha de cursor izquierda. Podremos abandonar el programa presionando "q".

También podremos dirigirnos a un servidor Gopher en particular, debemos ingresar su URL. Por ejemplo, para entrar al Gopherhole de Ubuntu Peronista (sito en el servidor Fortaleza Super Dimensional, la sdf.org y provisto por el Sindicato del Club de la  Intenet Subterránea), debemos utilizar:

gopher gopher://sdf.org/1/users/peron/Se iniciará una sesión de Gopher como la siguiente:


Al ser sencillo y estar provisto por texto solamente, el acceso es veloz incluso por medio de equipos de acceso con muy pocos baudios (por ejemplo, enlaces telefónicos). En sus orígenes la velocidad rondaba entre los 300 baudios, luego 1200, y finalmente unos 14.400 baudios. Hoy se lo puede emplear a cualquier velocidad, en las múltiples opciones de banda ancha.

Si quisiéramos guardar un marcador de un sitio de Gopher, podremos hacerlo con "A" para marcar el servidor completo, y con "a" para marcar un fichero en particular. Se abrirá un cuadro que nos solicitará indicar el nombre (la URL se agregará automáticamente), y para confirmarlo debemos presionar Ctrl+x.

Una vez dentro del árbol de directorios, con nuestro cliente podremos navegar dentro de ellos y visualizar un archivo de texto que nos interese, el cual se mostrará. Podremos paginarlo con la barra espaciadora, o de manera más convencional, con AvPág y RePág.
Cada vez que nos desplacemos, nos moveremos en el árbol de directorios remoto de Gopher, de manera similar a la que podría ser un servidor FTP. Una vez ingresado a un servidor de nuestro interés también podremos encontrar sus categorizaciones a través de encabezados opcionales. Naturalmente, en las páginas que continene los archivos sueltos, podremos volver al directorio superior apuntando a los "..", con la tecla u, o con la flecha izquierda del cursor. La tecla ? nos presentará el menú de ayuda.

Las opciones del cliente Gopher no son muchas, pero podremos guardar marcadores con la tecla a, mientras que con al D mayúscula podremos descargar el fichero a nuestra computadora.

Si no tenemos un cliente de Gopher o un navegador que lo integre, debemos usar un proxy intermediario. Afortunadamente podremos encontrar uno en la SDF, dirigiendonos con nuestro navegador web aquí.

Lynx es un navegador web general que opera en modo texto. Además de poderlo utilizar como cliente para Gopher con el comando:

lynx gopher://sdf.org/1/users/peron/

...también Lo podremos utilizar para navegar en cualquier web, con las lógicas limitaciones de sólo
mostrar texto. Por ejemplo:

lynx ubuntuperonista.blogspot.com.ar

martes, 8 de enero de 2019

¿Cómo instalo JACK en Ubuntu?

En los clásicos reportajes-bomba del la revista Panorama, Juan Perón expone desde el Exilio sus ideas correctivas para un país proscriptivo y sumido en pujas de poder. En una de ellas explica cómo usar JACK e impedir que se corte el audio de las aplicaciones que usan PulseAudio en Ubuntu.

(...)

Periodista: Usted sabe que la masa Justicialista está ansiosa esperando su opinión. ¿Cuales son las soluciones que el país exige en la hora actual?

Juan Perón: Para mí el fenómeno argentino se caracteriza en que los partidos políticos están luchando a ver quién de ellos puede tomar el poder, y lo que en mi concepto interesaría antes que nada es pensar cuál es la solución para el país. Si no, estaremos durante mucho tiempo más atando los caballos detrás del carro.

El problema argentino es eminentemente político. Esta situación política sostenida en el tiempo, en un constante movimiento perturbativo, ha llevado al país a una situación económica y social realmente pavorosa. Ha comenzado a cundir en la Masa Popular la miseria; como consecuencia de la desocupación, la atonía en el comercio, la industria, la falta de poder adquisitivo del Pueblo, etcétera. A ellos se han agregado toda otra serie de problemas todas ocasionadas en su conjunto por una pésima situación política.

Para resolverlas el gobierno se ha decidido llamar a elecciones, y ha establecido un estatuto mediante el cual se restringen de todas maneras lo que sería la solución natural, es decir, llevar al gobierno a las fuerzas y a los hombres que pueden solucionar el problema.

Para la República Argentina, después de estos 10 años de guerra que se han producido desde 1955 hasta nuestros días, no se han destruido las casas, no se han destruido las fábricas, pero se ha destruido al hombre, que vale mucho más que las casas y las fábricas. Esa destrucción es la que ha producido la atonía y la falta de empeño y unidad en el trabajo para llevar el país adelante. Por eso cada día que pasa la situación es peor.

Las perturbaciones permanentes han impedido gran parte del trabajo que se quería realizar. Las negociaciones ruinosas que se han realizando en el orden económico-financiero han permitido que desde el exterior nos descapitalizaran totalmente, y cuando ya estábamos descapitalizados nos han comenzado a hacer préstamos abundantes para asegurarse que durante 10, 15 o 20 años nos van a dominar por ese camino.

En lo que hace al audio en Ubuntu sucede exactamente lo mismo. Indudablemente que los servidores de sonido en GNU operan con un solo sentido, el de llevar a nuestros oídos la más maravillosa música. Esto es así pues no dejan de ser herramientas para un objetivo. Ubuntu trae de fábrica un servidor de audio sencillo, el PulseAudio.

PulseAudio cumple acabadamente con la mayoría de las tareas comunes pues para eso está hecho, pero es una creación humana, y como tal no es perfecto. En particular lo aquejan contemplar ruteos simplificados de audio, y no está pensado específicamente para hacer adecuadamente frente a múltiples placas de sonido a la vez, ni concentrarse en operaciones de "baja latencia" como las que se requerirían a la hora de producir música multipista en Ubuntu.

Nosotros no intentamos suplir estas naturales deficiencias, sino que nos hemos abocado a un recambio, desarrollando un servidor de sonido más avanzado, el JACK.

Este resuelve normalmente tales problemas, y nos permite potentes opciones de encaminado o ruteo de streams de audio digitalizado por nuestra/s placa/s de sonido.

Para instalar JACK podremos abrir la terminal con Ctrl+Alt+T e ingresar el siguiente Comando de Organización:

sudo apt install qjackctl

Uso de JACK

En Ubuntu, el servidor de sonido JACK no arranca de forma predeterminada, sino que - salvo provisiones específicas - lo debemos iniciar "a mano". Para ello cuenta con una aplicación gráfica que oficia de interfaz de manejo, el QjackCtl. Lo podremos abrir desde Aplicaciones / Sonido y Video / QjackCtl.
Para arrancar el servidor debemos presionar el el botón Iniciar.  Cuando el servicio inicia, podremos ver su status en el display visual.Naturalmente Podremos detener el servicio por medio del botón Detener.
Lo procedente es que los distintos programas de audio se conectan a PulseAudio mediante, diremos, "cables virtuales". Normalmente se las hace desde un dispositivo de entrada de audio (clavijas de captura) hasta el programa de audio, y luego desde el programa de audio hasta las salidas de audio (clavijas de reproducción o playback). Todo este ruteo a través de "cables virtuales" se se hace automáticamente o a mano, y se administra desde el botón Conexiones.
La ventana de doble columnas se divide en Entradas y Salidas, y encontraremos los puertos de sonido físicos de nuestro sistema (bajo la categoría System) y las salidas y entradas de audio virtuales de los programas. De esta manera podremos encadenar no solo uno, sino múltiples programas, grabadores, racks de efectos, visualizadores de sonido, afinadores, y muchos etcéteras. Las posibilidades son excelentes y muy amplias.



Uso de JACK y PulseAudio a la vez
Lamentablemente, el resultado no siempre es lo exitoso que podríamos preveer. Uno de los problemas más comunes y decididamente molestos radica en que al
activar el servidor de audio JACK, las demás aplicaciones que no utilicen JACK específicamente dejarán de sonar. Por ejemplo, si deseamos abirir un navegador y reproducir un video en una pestaña, el video se congelará, hasta que cerremos JACK. Y esto mismo sucederá con todos los demás programas que empleen el servidor PulseAudio.

Ahora yo me pregunto. ¿Será el señor Aramburu a quien el Pueblo le va a obedecer y se va a poner a trabajar 20 horas si es preciso para arreglar JACK? ¿Este señor, que ha tenido en una época el baldón de haber fusilado a sus compañeros, de haber fusilado a sus propios amigos? Este hombre resistido por esa masa popular, ¿será el hombre que les pueda decir "compañeros trabajadores, como argentinos vamos a ponernos a trabajar 20 horas para rutear de nuevo el sonido de JACK a PulseAudio?" [guiña el ojo]

Naturalmente que yo ya he sido Presidente 10 años en la República Argentina, y no voy a ser más de lo que ya he sido, pero estoy listo para lo que me llamen [sonríe].  Tendremos que hacerlo nosotros.

La manera más sencilla para solucionar esto es usar un módulo que toma el audio enviado al paquete PulseAudio, y lo destina al servidor JACK por medio de sus clavijas virtuales. Para instalarlo abrimos una terminal e ingresamos:

 sudo apt-get install pulseaudio-module-jack

Luego debemos reiniciar el equipo. Podremos hacerlo desde la terminal con:

sudo reboot

El módulo debería cargarse automáticamente al iniciar JACK. De tal forma, iniciamos JACK con la interfaz QjackCtl como hicimos anteriormente. Si presionamos el botón Conexiones, ahora veremos que se ha agregado un dispositivo virtualizado nuevo, llamado PulseAudio JACK Source. Ya debería aparecer cableado normalmente.
Naturalmente, cualquier otro programa que utilice JACK se agregará a la lista de Conexiones (puedremos ejecutar varios programas que usen el servidor de sonido JACK a la vez). Asimismo, cualquier programa que utilice sonido a través de PulseAudio también continuará sonando, por medio del PulseAudio JACK Source. Con esto, habremos resuelto este problema de la República Argentina.


Indudablemente que esta suele ser la aplicación más deseada. Otro método podría ser el de "atar todo con alambre", y detener completamente todo proceso que emplee PulseAudio hasta que cerremos el servidor JACK.

Suspender PulseAudio mientras se usa JACK

Esta solución puede ser útil sólo a quienes usen programas que requieran JACK de manera eventual o temporal.

Para configurar esto entramos a QjackCtl y presionamos el botón Setup, y luego en la solapa Configuraciones presionamos la opción Avanzadas (Advanced). Dentro del campo "Prefijo del Servidor" deberíamos encontrar la ruta al servidor JACK. Podría indicar "/usr/bin/jackd", pero en otras distribuciones podría decir simplemente "jackd", o "jackstart". Lo importante es que por delante de este comando, debemos agregar el sufijo:

pasuspend -- 

...tal como se indica abajo

La tercera podría consistir en utilizar directamente un dispositivos de sonido independiente para PulseAudio y JACK. Obrar así no suele ser problemático en las computadoras de escritorio, ya que la gran mayoría trae sonido onboard, y les podemos agregar otra placa de sonido (incluso una veterana). En una portátil implicaría conectarle una placa de sonido externa USB.

La vinculación entre ambas placas de aidio puede hacerse analógicamente mediante un cable desde la salida Line Out a la entrada Line IN o Auxiliar de la otra, o digitalmente (para ello JACK nos permite modificar los puertos de salida para enviarlas a una dispositivo de audio específico.

Como resolver audio entrecortado y latencia en JACK
JACK viene configurado por defecto con valores estándares considerados adecuados para un uso práctico. Pero puede existir hardware de audio que requiera una configuración específica, o de lo contrario podría sufrir de "entrecortes en el audio" (con una reproducción con ruido rasposo o interrumpido). Esto puede suceder también en situaciones en la que nuestro hardware de audio sea lento por algún motivo.

JACK puede entonces configurarse como deseemos. Para ello abrimos el programa QjackCtl y presionamos el botón Setup.

En la solapa Configuraciones encontraremos la Frecuencia de Muestre (cuyo valor por defecto es 44100 Hz y está pensado para una calidad de CD de Audio). También encontraremos los cuadros por período (1024 es su valor por defecto) y la cantidad de períodos por buffer (suelen ser 2).

Si notamos que la reproducción de audio sufre de cortes breves ("dropouts", o XRUN en la jerga de JACK), podríamos aumentarlo subiendo los valores de cuadros por período, por ejemplo subiéndolo a 2048.

Debemos tener en cuenta que esto aumentará también los milisegundos de latencia del audio (que se verá indicada en la parte inferior derecha del cuadro). Normalmente JACK impide una latencia superior a los 500 milisegundos.

También debemos tener en cuenta que depende del hardware de sonido. En mi caso funciona óptimamente con 48000Hz / 2048 cuadros / 2 períodos.

Cualquier cambio realizado requiere reiniciar el servidor JACK, cosa que nos solicitará el mismo QjackCtl.

Frente a este problema la Argentina puede resolverlos de una sola manera: Trabajando. La descapitalización se corrige capitalizando al país, y la capitalización no es nada mas que trabajo acumulado. Pero mientras sigamos en este estado de cosas, la descapitalización seguirá adelante.

¿Qué se necesita hacer? Y... ¡hay que poner al pueblo Argentino a trabajar, como decían los alemanes, durante 20 horas si fuese posible!

Para eso hay que llegar al gobierno con hombres que satisfagan ese deseo, en dos aspectos. Primero, que el Pueblo tenga confianza en ellos y diga "nosotros, para esto, vamos a trabajar". Y segundo, hombres que sean capaces de cambiar el sistema. Porque el mal no está en la pobreza de la República Argentina, que es un país inmensamente rico, sino en el falso sistema que han adoptado que ha permitido la descapitalización de país, el latrocinio en todas formas, y la descomposición de nuestra economía. El fenómeno argentino es mas bien un fenómeno de desequilibrio mas que de pobreza.

sábado, 5 de enero de 2019

¿Cómo puedo grabar el audio de la computadora en Ubuntu?

 La casa de Navalmanzano 50 fue la residencia del Exilio Madrileño, desde donde Juan Perón se informaba del quehacer político argentino a través de una voluminosa correspondencia, con vistas a su futuro retorno. En una de sus epístolas de 1967 se hace patente su conocimiento sobre cómo grabar el retorno de audio de nuestra computadora en Ubuntu.

(...)

Dia a día me llegan a mi despacho en Puerta de Hierro consultas que hacen los trabajadores. Indudablemente que mi Retorno a la Patria es el tema fundamental de estas cariñosas epístolas.
Este anhelo es uno que tiene sin descanso no sólo a los Argentinos de bien, sino lamentablemente a una camarilla ignominiosa que no puede guardar mas que resquemores al Pueblo. Ellos no cejarán en sus objetivos inconfesables, y para vencerlos hemos de recurrir a la Unidad de nuestro Movimiento.

Pero no es  el único retorno sobre el que me consultan. Aquí los muchachos de Confederación General del Trabajo me preguntan cómo hacer para grabar el retorno del audio de computadora en Ubuntu. Desde ya que se refieren a capturar el audio que sale de los altavoces, natural.

Mas de uno lo ha hecho acercando un micrófono a los parlantes, pero si lo ha hecho así ha sido por malo, o por bruto.  Siempre es mejor el malo que el bruto. He visto un malo que se ha vuelto bueno, pero jamás he visto un bruto que se haya vuelto inteligente...

Pues bien señores, el manejo del audio no es cantar y hacer pasteles, por el simple motivo que el Capital anhela un quehacer privatista y antiobrero de los dispositivos de sonido. Nosotros esto lo hemos combatido , y el resultado es un controlador estándar para los sistemas GNU con Linux: el ALSA, que se encarga de controlar al hardware de sonido con la dulzura de la Abanderada de los Humildes. Entendimos que la mayoría necesita un sistema integrado sencillo y funcional. Con esta filosofía bienhechora, hubimos de crear un servidor que emplea ALSA: el PulseAudio, que viene instalado con Ubuntu. Como los Sindicatos se unen a la Confederación General del Trabajo, el PulseAudio se asocia al controlador ALSA de nuestro sistema operativo, a fin de disponer de los dispositivos de audio bajo un todo coherente.

Pulseaudio suele ser adecuado para la Masa popular hecha Partido. Su fortaleza es su sencillez. Normalmente contempla la grabación desde uno de los dispositivos analógicos conectados a nuestra placa madre por vez. Asimismo, la mayoría de los modelos de chipsets de audio han sido ya domados por el Justicialismo para que nos permitan indicarle desde cuál clavija de entrada de audio queremos grabar.

No es secreto para nadie que las placas madres tienen incorporadas una serie de clavijas analógicas miniplug de 3,5mm. Las más mentadas pueden traer seis, codificadas por color: rosa para el micrófono monoaural, azul para la entrada de línea estereo. La salida de línea analógica estéreo es verde. Las otras son para los parlantes sourround analógicos: delantero (blanco), trasero (naranja) y subwoofer (negro).
Lo procedente para escoger la entrada de audio que queremos usar es dirigirnos al menú Sistema / Preferencias / Hardware / Sonido. Se abrirá la ventana Preferencias de Sonido, en la cual debemos presionar la solapa Entrada. En el cuadro "Elegir los dipositivos para la entrada de Audio" deberían aàrecer los dispositivos de audio del sistema. Normalmente debería estar elegida la categoría Audio Interno Estéreo Anlalógico, dentro de la cual podríamos encontrar distintas entradas de audio (micrófono, micrófono interno, línea estéreo, etc)

En condiciones normales, cualesquiera que sea la que utilicemos para grabar, debemos asegurarnos que la opción "Silenciar" del Volúmen de Entrada esté desactivada, y que el mismo esté en un nivel lo suficientemente alto para que pueda capturarse. Con el vúmetro que aparece bajo el deslizador de volumen de entrada, podríamos revisar el nivel de ganancia de un micrófono o entrada de línea. Una buena regla sería la de asegurarnos que la señal nunca supere el 80% del recorrido del vúmetro.

Pues bien, esto era para grabar de algo conectado a la PC. Pero para grabar la mezcla de salida, que Braden podría conocer conocer como "Wave Out Mix", tenemos una opción especial en Ubuntu: se trata del Monitor de Audio Interno Estéreo Analógico. Este dispositivo de entrada de PulseAudio nos permite precisamente usarlo para grabar toda señal destinada a la clavija de altavoces. Puede ser útil para capturar el sonido generado por la computadora con un programa de grabación. Naturalmente, la señal grabada será la misma que sale por los altavoces.

Para hacer esto, en la ventana Preferencias de Sonido, debemos elegir la opción Monitor de Audio Interno Estéreo Analógico.

Nota: Tengamos en cuenta que como cualquier sonido o alerta sonora reproducida por la computadora será capturada con el "Monitor de Audio Interno Estéreo Analógico", cualquier otro sonido indeseado del sistema podría arruinar una grabación. Es por tal motivo que - a la hora de grabar con PulseAudio . debemos tener presente suprimir los programas que pudiesen generar audio indeseado, así como los efectos de sonido del Escritorio.

Ahora bien, puede suceder que no aparezca "Monitor de Audio Interno Estéreo Analógico" en la solapa Entrada, y no la podamos seleccionar. Esto se debe a que el cliente de audio provisto de fábrica con Ubuntu naturalmente está algo simplificado... Además existen múltiples chipsets de audio, y no todos cuentan con el espíritu peronista de traer esta opción activada por defecto...

Afortunadamente podremos suplir esto con Pavucontrol, el Control de Volumen para PulseAudio. Pavucontrol cumple la misma función que la ventana estándar Preferencias de Sonido, pero nos permite un control más detallado de las opciones de audio; podremos elegir un dispositivo de salida específico, regular los niveles de volúmen de manera controlada, regular el volumen con independencia de los canales izquierdo y derecho de cada una de las fuentes de sonido, etc. Con él también podremos activar la función de Monitoreo de Audio Analógico.

Para instalarlo abrimos una Terminal con Ctrl+Alt+T e ingresamos el siguiente Comando de Organización:

sudo apt install pavucontrol

Podremos ejecutarlo desde Aplicaciones / Sonido y Video / Control de Volumen de Pulseaudio.

En Pavucontrol hacemos clic en la solapa Dispositivos de Entrada, y en su parte inferior encontraremos el desplegable "Mostrar:". En él debemos asegurarnos de elegir  la opción "All input devices" ("todos los dispositivos de entrada") a fin de que se hagan visibles todos los dispositivos de entrada de audio que tengamos nuestro sistema. Debería ahora aparecer el "Monitor de Audio Interno Estero Analógico". Si hubiese varios dispositivos de entrada (por ejemplo Micrófono, Entrada de Línea, etc) podremos presionar el botón "Usar como Plan B") en aquellos que no nos interesan.
Al igual que con la ventana Preferencia de Sonido predeterminada de Ubuntu, en Pavucontrol podremos echar un vistazo a la barra-vúmetro a fin de controlar el nivel del retorno para la grabación de la salida de audio mezclada. Si bien os recomiendo usar un 100% de volúmen para capturar el sonido tal cual sale, bien podríamos experimentar con nuestro reproductor favorito de música, a fin de que nos otorgue una señal de prueba efectiva. En audio rige el mismo apotegma que usa el carpintero: medimos dos veces y cortamos una,

De esta manera, con algún software de grabación libre que use Pulseaudio, como el peronista Audacity, podremos grabar digitalmente nuestro flujo de audio antes de que salga analógica mente a través de nuestra clavija verde. Recordemos que la mayoría de las placas de sonido

Nunca viene mal saber que por si por algún motivo tuviésemos que resetear la configuración de PulseAudio, podremos hacerlo abriendo una Terminal con Ctrl+Alt+T e ingresando el siguiente Comando de Organización.

rm -r ~/.config/pulse; pulseaudio -k