miércoles, 27 de noviembre de 2019

Estrenamos nuevo diseño

El blog Ubuntu Peronista se ha caracterizado por su enconada lucha por el adoctrinamiento de las Masas en el banderas del Justicialismo y del Software Libre, y por su duradero diseño. Hoy estrenamos un remozado del mismo, pensado para adecuarse con mayor comodidad a los monitores de definición extrema.

Esto responde a la masificación del estándar Full HD, con unos 1920 pixels de ancho en lugar de los anteriores 800 o 1024 de la antigua norma SVGA. El nuevo diseño también es capaz de operar también en los modernos monitores 4K o 5K . Los resultados con la función HiDEP han mejorado.

Nuevo nuevo diseño, que es el del Pueblo, mejora la visibilidad de sus tipografías en teléfonos celulares ya que ahora no se requiere hacer zoom a nivel fijo para leerlo, y adopta su inefable "modo nocturno" si el usuario lo desea.
No obstante los cambios, el blog mantiene su clásico concepto gráfico panfletario, soportado por las masas obreras peronistas movilizadas.

Ubuntu Peronista se declara como puntal de avance en la lucha por un Software Libre, Justo y Soberano.

jueves, 21 de noviembre de 2019

¿Cómo instalo VCV Rack en Ubuntu?

¡Descamisados!

En ocasiones, la política suele ser una cosa enmarañada de difícil comprensión. Por ello un verdadero Conductor ha de poseer la habilidad para dividir su accionamiento político en partes pequeñas y comprensibles, que le avalen la realización de muchas cosas sencillas. El total de sus logros será la suma de las partes, y será esta la única manera en la que podramos proyectar en grande un futuro provechoso.

Indudablemente que la música electrónica tiene por necesidad un despliegue que podríamos considerar similar. No es secreto para nadie que los primeros sintetizadores de audio utilizaban electrónica analógica, y que constituían un enorme potencial de desarrollo y estudio de tales elementos, con un costo sideral.

La generación tonal se basaban en el uso de etapas electrónicas definidas: un elemento oscilador capaz de excitar una señal eléctrica que a su vez se transducía en un altavoz amplificado. Mediante el uso intermedio de distintos elementos de circuitería controlables, se hizo evidente que se podrían modificar las características sónicas del sonidos resultante. Mediante etapas de post-filtrado,, que no eran otra cosa que el empleo concienzudo de un circuito dependiente de frecuencia, se lograban estos efectos.

Este es el secreto de los primeros instrumentos electrónicos peronistas, como por ejempo el masivo sintetizador "Moog System 55". Su modularidad se hacía patente en su diseño de control. Su masivo panel de control dotado de potenciómetros para el filtrado, y por el hecho de poder redireccionar a piacere la señal eléctrica mediante el uso de cables phono. La estrategia de conexión permitía definir módulos en su panel de control

Esta manera modular de implementar el instrumental se ha replicado ad eternum, y existe ya una forma creativa puramente analógica de estructurar los la síntesis y su interconexión en gabinetes pensados al efecto, los "Racks". Este es un sentido puramente peronista, donde una comunidad organizada de sintetización lleva a la creación de la más maravillosa música.
El avance tecnológico continuó con el intento de resolver los problemas inherentes a esta organización modular: la programación de los sonidos no dejaba de ser algo incómodo de replicar, y de difícil ejecución en el vivo. Al fin y al cabo, para lograr un sonido específico debían configurarse las potencias, los potenciómetros e instalar los cables de patcheo, y todo ello para un único sonido. La aparición de la integración de memorias digitales facilitó mucho guardar dichas configuraciones en memorias preprogramadas, o en distintos esquemas de memorias digitales de usuario (por medio de cinta, cartucho, discos flexibles, rígidos, etc.

Nuestro Pueblo se ha hecho Movimiento gracias a las herramientas que hemos sabido suplirle. En este caso os he traído VCV Rack, un poderoso entorno sonoro de software libre pensado para emular auqellos grandes sintetizadores modulares del primer peronismo. En este, podremos recrear los encadenamientos de señal de audio y reflejar un modo de trabajo analógico. En particular, entorno gráfico simula un gabinete en el que se pueden ir apilando y conectando entre sí los distintos módulos que ofrece el programa, que también pueden conectarse a  fuentes externas.

El objetivo final es difícil de dilucidar en un principio, pero con técnica podremos realizar amplias melodías sintetizadas por medio de sus múltiples componentes individuales, toda vez que una enmarañada parva de fideos alimenta de voltios nuestro Rack,
Instalar VCV Rack en Ubuntu

VCV Rack es multiplataforma, lo que significa que existen versiones para varios sistemas operativos. En nuestro caso, lo instalaremos en nuestro sistema GNU con Linux de 64 bits, en particular Ubuntu 18.04LTS.

En este caso lo más sencillo es utilizar Terminal de comandos, que abrimos con con Ctrl+Alt+T. En ella le pegamos los siguientes comandos de organización, seguidos de la tecla Enter:

cd ~ ;
wget https://vcvrack.com/downloads/Rack-1.1.6-lin.zip ;
unzip Rack-1.1.6-lin.zip ;
mv Rack/ .rack/ ;

Como el VCV Rack no está paquetizado específicamente, para nuestro Linux conviene crearle un archivo de inicialización propio, que no es otra cosa que un archivo que contiene todos los comandos para que VCV Rack arranque fácilmente. Para ello ingresamos:

nano  ~/.rack.sh

...se abrirá el editor GNU Nano con un archivo vacío. Le pegamos el siguiente contenido:

#!/bin/sh
# Guión peronista de ejecución para Rack
# Copyleft Ubuntu Peronista.
cd ~/.rack/
./Rack
Tras poner dicho texto, guardamos los cambios en el fichero presionando Ctrl+o y abandonamos el editor Nano con Ctrl+x. Al volver a la Terminal sólo resta otorgarle al archivo de inicialización recién inaugurado el pertinente permiso de ejecución. Lo haremos con:

chmod +x ~/.rack.sh

Ahora ya podríamos dar inicio a Rack desde la terminal, ingresando:

./.rack.sh

Naturalmente, también podríamos querer crear un lanzador en Aplicaciones / Sonido y Video / VCV Rack, que nos dirija al archivo inicializador recién creado, que es /home/usuario/.rack.sh

Si hicimos esto, podremos iniciar el programa desde Aplicaciones / Sonido y Video / VCV Rack y debería ejecutarse.

Registrar VCV Rack
Podremos utilizar el programa sin registrarlo, pero al hacerlo podremos actualizarlo e instalar una miríada de plugins o módulos adicionales, la mayoría gratuitos. Para registrar el programa lo hacemos desde la web oficial, debemos ingresar un correo electrónico básico y una contraseña de uso.
Para actualizarlo, una vez ejecutado VCV Rack vamos al menú Library e ingresamos en los espacios correspondientes nuestro correo electrónico de registro y la contraseña que hemos asignado. Luego elegimos Update All.
Asimismo, si elegimos la opción Library / Manage Plugins el programa nos abrirá la página web que nos permite adquirir nuevos módulos. Si estamos logueados, desde ella podremos elegir descargar o comprar nuevos módulos o plugins. Existen muchos gratuitos, para instalarlos hemos re presionar en el botón "Free" y luego actualizar el programa. Son muy livianos, pero si elegimos instalar todos, su descarga puede requerir varios minutos dependiendo de nuestra velocidad de conexión.

Cómo usar VCV Rack
Al arrancar el programa ya nos presentará un gabinete y distintos racks apilables instalados en él. Podremos movernos en la ventana que representa la gabinete presionando la rueda de scroll del mouse y arrastrándonos.

Cada Rack tiene su utilidad y un manual de uso específico que encontraremos en la web oficial. La mayoría de los racks constan de sus controles en formas de potes, perillas o deslizadores, y conectores de entrada y de salida, de la misma forma que un sintetizador modular analógico real, como el Moog original.  Los conectores de salida se usan por medio de cables interconectores de colores, que llevan la señal de audio o eléctrica de un lado a otro. Con esta señal podremos alimentar los módulos y transformar los resultados según queramos.

El sintetizador modular intenta reflejar de forma más o menos fiel el resultado real. Naturalmente esto no es posible con señales puramente digitales, la idea es obtener un resultado convincente.

Ahorea bien, el setup presentado al principio nos trae un conjunto de racks sencillos ya patcheados (conexionados),  pensados para evaluar el correcto funcionamiento del sistema.

Antes que cambiar nada, conviene grabarlo por las dudas, desde el menú File / Save As...

Lo primero que tenemos que hacer para que suene en Ubuntu es escoger una salida de audio correcta en el modulo de salida AUDIO-8. Para ello hacemos clic con el botón derecho del mouse en el asignador de salidas en donde dice "No Devices" ("sin dispositivos"), y en la lista desplegable que aparecerá elegimos el dispositivo de audio que queramos utilizar.

En mi caso elijo la opción Default (1-8 in, 1-8 out), que es la salida por defecto de audio analógico de la computadora.


Ya podremos usar el sintetizador y oírlo. Las filas de teclas QWERTY y ZXCVB de nuestro teclado dispararán notas MIDI, que serán convertidas a la cuarta octava (IV-oct) y en señales de GATE (la compuerta de ruidos). Si quisiéramos controlar el módulo de generación de notas MIDI-CV por medio de un teclado o controlador MIDI, podremos asignarlo también con el botón derecho del mouse y elegir el dispositivo que tengamos, o los servidores de entrada de ALSA o JACK.

Módulos de VCV Rack

El arreglo básico consta de  siete módulos (llamados "core" o básicos, en la jerga de Rack). Su despliegue de izquierda a derecha sigue el recorrido de la señal, y son el generador de notas MIDI-CV (que estará configurado para responder a nuestro teclado), el generador de ondas osciladas de triple salida VCO-1, el modulador de osciladores de baja frecuencia VCF, un generador de envolvente ADSR, un osciloscopio SCOPE para graficar las oscilaciones, un mezclador MIXER, y el selector de salidas del servidor AUDIO-8, así como un anotador llamado NOTES.

Conforme toquemos las notas, en las salidas y entradas de la señal se irán iluminando en el circuito que está patcheado mediante los cables de colores. Si la señal es suficiente, se graficará en el osciloscopio SCOPE, y habremos de oírla a través de AUDIO-8. Tengamos presentes que el osciloscopio virtual es útil porque podremos aprender sobre formas de onda con él.

Podremos mover los potes con clic con el botón izquierdo y arrastrándolos arriba/abajo con el mouse. Manteniendo presionada Ctrl mientras arrastramos nos permitirá realizar un ajuste fino de los potes. Editaremos los potes con clic derecho del mouse, y doble clic para inicializarlas.

Podremos hacer clic con botón derecho y arrastrar entre los conectores para crear y mover cables.

Ejemplo simple:

En la parte inferior del módulo VCO-1, encontraremos un cable que conecta alguna de las salidas SIN, TRI, SAW, SQR (onda sinusoidal, triangular, diente de sierra y cuadrada repectivamente) a la entrada "IN" del módulo VCF que tiene al lado. Si en lugar de usar la señal diente de sierra queremos una señal triangular, cambiamos el cable de la salida SAW que viene por defecto, a la salida TRI.

Tengamos en cuenta que es posible apilar varios cables en una toma, si apretamos Ctrl. y arrastramos el cable a una salida ya utilizado. Esto nos permite controles más ágiles o novedosos, pero irreproducibles en la realidad.


Si quisiéramos agregar un nuevo rack de la librería al gabinete para empezar a conectarlo, debemos hacer clic derecho en un espacio vacío del gabinete, y de esta forma podremos apilar apilar nuevos módulos. Se abrirá la ventana de la Libería con un filtro por tipo de módulos, y representaciones de los módulos en sí.

Por defecto, el programa contiene varios módulos VCO y LFO (osciladores controlados por voltaje y osciladores de baja frecuencia), mezcladores, y otros sintetizadores estándares. Sin embargo pueden agregarse más unidades apilables como plugins por medio del sitio web del fabricante de VCV Rack (por medio de registro online).

La ventaja de VCV Rack es la enorme variedad de efectos propios que podremos hacer.

Cada módulo producirá efectos diferentes. Algunos de ellos directamente son secuenciadores o cajas de ritmo. Algunos tienen salidas de baja potencia o un canal de ruidos, o salidas independientes para los canales izquierdo y derecho. En tales casos contaremos con salidas Mono, estéreo o Surround.

Asimismo, podremos escoger el manual del programa (en inglés) desde aquí.

Desinstalar VCV Rack
Si hicimos la instalación con el procedimiento anteriormente indicado y quisiéramos desinstalar todo, podremos hacemos desde una Terminal con el siguiente bloque de comandos:

cd ~
rm .rack/ -r
rm .Rack/ -r
rm ~/.rack.sh

jueves, 14 de noviembre de 2019

¿Cómo instalo PowerShell en Ubuntu 18.04LTS?


Reunido con los obreros de la Construcción, Juan Perón expone las necesidades del momento e indica cómo instalar PowerShell en Ubuntu 18.04LTS.

(...)
Vean señores;

Sobre gustos no hay nada escrito. Yo prefiero los Pall Mall o los Particulares picado grueso cortado a cuchillo, pero también puedo optar por el charuto. En intérpretes de comandos, uso el Bourne Again Shell, el mítico Bash.

Esto conforma la opción que un verdadero Conductor pelo en pecho utiliza. Sin embargo, podremos elegir otras opciones más adecuadas para otros paladares.


Power$hell es un intérprete de comandos (o "shell") basado en tareas y un lenguaje de guionado (script), escrito en .NET. Supuestamente ayuda a los administradores de sistema y usuarios avanzados a automatizar tareas de administración de sistemas operativos (Linux, MacOS, y Window$), y sus procesos.

Los comandos de Power$hell nos permite administrar las computadoras desde la línea de comandos. Con él, tendremos accesos a los almacenamientos de datos, el registro y la tienda de certificados, así como podremos acceder rápidamente el sistema de archivos bajo Windows.

Sin embargo, para un usuario peronista es más bien inútil: Linux cuenta ya con todas las características necesarias y Power$hell no deja de ser una ajada bandera que Micro$oft pretende imponer como reemplazo del poderoso Bash que todos hemos aprendido a dominar.

Powershell no está incluido en los repositorios oficiales de Ubuntu, pero aún así tendremos tres formas de instalarlo. Podremos instalarlo como un paquete estático, como snap, o cargar el repositorio que Micro$oft ha dispuesto para Ubuntu e instalarlo desde allí.

Instalación estática de Power$hell

En primer momento, el método que os recomiendo es descargar una versión estable y estática de Power$hell para usarla en Ubuntu. Esta forma nos permite evaluarlo perfectamente y usarlo si esa es nuestra necesidad, pues de cada necesidad nace un derecho. La instalación estática no será actualizada confome vayan apareciendo nuevas versiones de Power$hell, pero es la más simple de realizar con fines evaluatorios. Para ello abrimos una Terminal e ingresamos los siguientes Comandos de Organización:

cd  ~/Descargas/
wget https://github.com/PowerShell/PowerShell/releases/download/v6.2.3/powershell_6.2.3-1.ubuntu.18.04_amd64.deb

sudo dpkg -i powershell_6.2.3-1.ubuntu.18.04_amd64.deb

Normalmente este comando indicará que existen librerías faltantes, de modo que podremos solucionar este inconveniente con el comando:


sudo apt-get install -f 

Una vez instalado, ejecutamos Powershell en nivel usuario con:

pwsh

También podremos ejecutarlo con permisos de superusuario o administrador, con:

sudo pwsh

Instalación Dinámica de Power$hell

Es importante notar que si queremos una versión dinámicamente actualizable de Power$hell, debemos hacer un procedimiento diferente.

Para ello primero purgamos cualquier instalación de Powershell que tengamos con:

sudo apt purge powershell

Y luego ejecutamos el siguiente bloque de comandos de organización:

wget -q https://packages.microsoft.com/config/ubuntu/18.04/packages-microsoft-prod.deb ;
sudo dpkg -i packages-microsoft-prod.deb ;
sudo apt-get update ;
sudo add-apt-repository universe ;
sudo apt-get install -y powershell 

Y una vez que esté todo instalado, iniciamos Power$hell con:

pwsh

Instalación de Power$hell como Snap:

sudo snap install powershell --classic

Uso de Microsoft PowerShell en Ubuntu:

El PowerShell realmente no es más potente que los shell tradicionales de Ubuntu, y es mucho más conveniente correr Bash en Window$ que la delirante idea de correr Power$ell en Ubuntu. Como diferencia, está mayormente pensado para manejar un entorno de objetos en lugar de los clásicos string de texto que se pueden mandar por un caño en los sistemas similares a UNIX. Aún así, os indicaré los rudimientos:

Al arrancar el Power$hell en Ubuntu nos encontraremos con la ventana de inicio del prompt.


El primer comando que podríamos querer ejecutar el la ayuda Help, o el actualizador de los archivos de ayuda (similares al man de Linux). Esto se hace ingresando el comando

Update-Help

Para salir de Power$hell ingresamos el mismo comando que en Linux:

exit

...y abandonamos tal intérprete de comandos volviendo al que tengamos instalado en nuestro sistema.

miércoles, 13 de noviembre de 2019

¿Cómo instalo y juego C-Dogs en Ubuntu?

¡Trabajadores!


El arte de la Conducción nos pone frente a la necesidad de dominar acciones fluidas de relaciones de fuerzas. En este principio nodal, lo natural tiende representar a un equilibrio de fuerzas, y la acción es por mas difícil pues nos requiere destruir tal equilibrio.

La hora por tanto no nos permite descansar en nuestros laureles; hemos de enfrentar sus desafíos con toda la acción de los hombres concentrada en un objetivo: dar al Pueblo lo que es del Pueblo. Este desequilibrio no tiende a ser permante; sólo lo será si nuestro material humano está consabido en los esfuerzos que se le requieren.

Es por ello que la actividad de adoctrinamiento no debe darse nunca por finalizada. Es uno de los elementos fundantes y la argamasa de unión en el desequilibrio de la lucha táctica y en el quehacer del reordenamiento estratégico.

Es fundamental entender que nuestros objetivos no podemos lograrlo solos, de manera gregaria. Simplemente no existen dioses capaces de hacer eso, bastante con que nosotros somos hombres. Nuestra lucha requiere entonces mancomunar esfuerzos de hombres y mujeres para lograr llevarla al éxito, y tal vez esfuerzos que en un primer instante no parezcan pródigos en resultados.

La oligarquía cipaya, sin Patria ni Bandera, es nuestra enemiga. De mínima, hará lo que ya preveemos: usar prebendas de poder y declamar los más espurios gaznidos para amilanarnos. A nada hemos de hacer caso, pues ya les conocemos el canto y como se atizan el pecho. Pero sin duda recurrirán a otros métodos aún inconfesables, y para ellos son los que hemos de prepararnos hoy para combatir mañana.

Es por ello que para superarlos debemos operar de una forma firme y agresiva, que no les de tiempo a reaccionar. Esa es la manera de operar en este campo actual.

Pues bien señores, un valioso aporte que puede ponernos a tiro lo forman los software lúdicos que corren libremente bajo GNU. Uno de ellos es el C-Dogs-SDL.

Se trata de un juego de super-acción en tercera persona, derivado del clásico Cyberdogs (1997) que corría en modo protegido en M$-DO$. En aquél software del ayer hasta dos jugadores podían controlar de forma cooperativa dos recios mercenarios, capaces de utilizar todo tipo de armamento para superar niveles laberínticos.

En la versión actual, además de contar con mejoras en la inteligencia de los enemigos computados y niveles más complejos, tendremos mayores opciones de armamento y la posibilidad de jugar simultáneamente con hasta cuatro jugadores en un mismo sistema (dos con teclado y dos con joysticks USB).

Para instalarlo en nuestro sistema bien podremos hacer uso de la terminal, abriendo una con Ctrl+Alt+T e ingresando los siguientes Comandos de Organización:

sudo apt update
sudo apt install libsdl2-mixer-2.0-0
cd ~/Descargas ;
wget https://github.com/cxong/cdogs-sdl/releases/download/0.7.0/C-Dogs.SDL-0.7.0-Linux.tar.gz ;
wget https://cxong.github.io/cdogs-sdl/missionpack.zip ;
tar xvzf C-Dogs.SDL-0.7.0-Linux.tar.gz ;
upzip missionpack.zip ;
mv C-Dogs\ SDL-0.7.0-Linux/ ~/.cdogs/ ;
cd ~/Descargas/missionpack/dogfights/ ;
mv Traut/ ~/.cdogs/dogfights/ ;
mv Willie/ ~/.cdogs/dogfights/
cd ~/Descargas/missionpack/missions/ ;
mv missionpack/ ~/.cdogs/missions/ ;


Para ejecutarlo crear un script. Para ello ingresamos:

nano .cdogs.sh

...se abrirá el editor GNU Nano con un fichero vacío. Le pegamos el siguiente contenido:

cd ~/.cdogs/bin/
./cdogs-sdl

Guardamos el fichero con Ctrl+o y salimos del editor con Ctrl+x. Finalmente le asignamos permisos de ejecución con:

chmod +x ~/.cdogs.sh

...o bien crear un lanzador hacia /home/usuario/.cdogs.sh para facilitar su arranque.


La versión C-Dogs SDL actual está portada para esta particular capa de abstracción, lo que nos permite cómodamente darle ejecución hoy en sistemas GNU con Linux, y por supuesto en equipos de escasísima potencia computacional.

Una vez que lancemos C-Dogs, nos encontraremos con el menú principal. Esta nos permitirá iniciar una misión rápida cooperativa con Start, abrir las Opciones (Options), o salir (Quit). Lo lógico será iniciar una partida rápida, la cual podrá configurarse como normal o "Pelea de Perros" (escencialmente en lugar de pelea de perros cambiamos al modo deathmach de todos contra todos).


En primera instancia habremos de asignarle nombre y apariencia a nuestro combatiente (cada jugador debe hacer esto). Para ello tecleamos su nombre letra a letra à la arcade, y le elegimos los colores de brazos, cuerpo, piernas y un diseño para la cara.
Una vez iniciado el menú de juego, podremos asignarle las características del match en cuestión (por ejemplo, activar la niebla de guerra de nuestros jugadores, la capacidad del HUD o interfaz de ayuda, el mapa "radar", si queremos pantalla única o dividida, etc.  Cada cambio de este tipo permite una manera distinta de jugar, más coordinada o estratégica según querramos.

El desarrollo del juego es algo frenético en sus niveles superiores, y de sencilla lógica. En ocasiones debemos formar emboscadas, avanzar individualmente para atraer los enemigos y reventarlos con ayuda del compañero, o formar los consabidas "L", para amurallar con fuegos automáticos las posiciones propias y defendernos mutuamente.

Para aumentar nuestro poder de fuego podremos recoger nuevas armas con munición limitada y con distintos efectos: lanzallamas, escopetas de corto alcance, ametralladoras, lanzacohetes, lanzarrayos, molotovs, granadas, etcétera.

C-Dogs se maneja inicialmente con el teclado, y el primer jugador utilizará las fechas del teclado, junto con las teclas Z (arma principal), X (arma secundaria o salir) y S  lanzar granadas u otros explosivos arrojables respectivamente. El segundo jugador podrá operar con el teclado numérico, y las teclas asociadas a él (Enter, + y el 0, todos ellos del teclado numérico). Adicionalmente, podremos operar dos jugadores más usando joysticks USB conectados a nuestro sistema (totalizando cuatro mercenarios). Naturalmente estos controles son libremente configurables.

La inteligencia de los enemigos (IA) se ha mejorado mucho, y contamos con un editor de misiones, el cual podríamos lanzar desde la terminal con:

cd ~/.cdogs/bin/
./cdogs-sdl-editor