jueves, 13 de septiembre de 2018

¿Cómo puedo sintonizar radios FM desde la consola en Ubuntu?

Vean señores:

Ante un gobierno oligarca que ha chocado la calesita, debemos emprender una lucha de amplio espectro: hemos de darla en todo terreno y en todo lugar. Esto sucede así pues la inoperancia de una camarilla sin Patria ni Bandera ha sumido al Pueblo Argentino en la más abyectas de las pobrezas.

Si no quedan más medios, tal vez debemos imponernos la acción violenta, mas esta ha de ser el último de los recursos que debemos imponer. En tanto lo más importante es la conducción a nivel táctico-estratégico de la política.

Con poco hemos de hacer mucho, uniendo en la conflagración que imagino a la columna vertebral del movimiento, la Confederación General del Trabajo, con el resto de las fuerzas sociales encolumnadas con un objetivo unificador: la Liberación de la Patria y de su software.
 Como reza el viejo adagio español, "a caballo regalado no hay que mirarle el diente". Esto, que tan cierto es en la vida, tiene un correlato informático que no podemos soslayar.

Ciertos equipos de hardware portan en sí varias características extras que pueden asombrarnos, y que raramente utilizamos. Como buenos peronistas, podremos emplear estas características a fin de utilizarlas como agente multiplicador en la lucha.

Por ejemplo, las conspicuas plaquetas sintonizadoras de TV se consiguen por chirolas, además de recibir programación analógica de TV y mostrarla en pantalla, y la mayoría de ellas cuentan adicionalmente con la útil capacidad para sintonizar radios de frecuencia modulada.

En los sistemas GNU con Linux, esto normalmente implica configurar varias cosas (como ya he explicado). Si todo está bien, deberíamos tener acceso al sintonizador mediante el dispositivo de sistema /dev/radio0. Muchos de estos tienen una salida de audio normalizada que podremos conectar - mediante un cable de audio con fichas miniplug estéreo - a la entrada de línea estéreo de nuestra placa de sonido. A su vez, las sintonizadoras cuentan con una entrada de videocable coaxial, y también una de antena VHF-FM, con la cual podremos sintonizar radios analógicas con excelente recepción.

Si tenemos ya instalada y configurada la placa sintonizadora en nuestro sistema, podremos hacernos con un sencillo programa para programar estaciones y sintonizarlas FM desde nuestra terminal.

Ya he explicado cómo usar pradio, un programa peronista. Sin embargo, en este caso utilizaremos un paquete peronista ya prearmado, el radio.

Radio, un simple software planteado en ncurses y liberado bajo licencia GPLv3. Para instalar el programa sintonizador de radio propiamente dicho. Esto se hace fácilmente desde la consola con:

sudo apt install radio

Luego de ingresar nuestra contraseña, se descargará el paquete de radio. Acto seguido, debemos proceder a hacer un escaneo de la banda de FM a fin de encontrar las radios memorizadas (como en cualquier equipo de radio FM digital que se precie). Para ello ingresamos el siguiente comando:

cd ~
radio -i > ~/.radio

Esto hará el escaneo, y lo guardará en un fichero oculto llamado ".radio", que el programa utilizará como listado de estaciones. Normalmente, el archivo contiene las estaciones de radio, su frecuencia y el nombre genérico de estación.

Si queremos especificar el nombre de las estaciones, podremos hacerlo editándolas a mano. Para ello podríamos utilizar el editor GNU Nano. Por ejemplo:

nano ~.radio

El contenido deberá ser algo como:

[Stations]
1:87900000=Radio UBA
1:88300000=FMLatinos
1:90300000=FM Delta
1:91100000=Radio Si
1:91500000=Radio Sol
1:92100000=Radio Red
1:93300000=Bitbox
1:93900000=Palermo
1:94300000=Disney
1:95100000=Metro
1:95900000=RockandPop
1:96700000=Radio Clasica
1:97100000=Provincia
1:97500000=Vale
1:98300000=Mega
1:98700000=NacionalFolklorica
1:99100000=Cadena3
1:99900000=LaCien
1:101500000=Pop
1:101600000=Blue
1:102300000=Aspen
1:103800000=OndaSur
1:105500000=FMHit
1:104900000=RQP
1:106300000=Millenium


Luego debemos editar las entradas "scan-x" y cambiarlos por el nombre de estación correcta.

Para lanzar el programa, ahora usamos simplemente:

radio

El programa arrancará con varias ventanas, de forma similar a cualquier radio FM digital. En la pantalla azul nos indica la frecuencia y la calidad de señal (en asteriscos). También nos indica si la señal es estéreo o mono (normalmente alcanza el nivel estéreo en la frecuencia correcta).

Y ahora podremos usar AvPág o RePág para subir o bajar entre las estaciones. También podremos usar de 1 a 9 para las memorias 1/9 que hayamos guardado en el fichero .radio. Flecha Arriba y Flecha Abajo nos permiten subir o bajar la frecuencia (normalmente en variaciones de 0.05 Mhz. Podremos emudecer la radio con m (solamente la radio). La tecla x nos permite salir del programa sin apagar la radio, en tanto que Esc, q o e nos permiten apagar la radio y salir. La tecla h nos permite ver los comandos.

Debemos saber que para regular el volumen de la radio FM, muchas veces debemos hacerlo desde algún programa que actúe sobre el volumen de entrada en línea estéreo de nuestra placa de sonido, pues el sintonizador radio carece de control directo de volumen.

Para ello podremos utilizar en la terminal el clásico Alsamixer. Se trata de un programa de control de volumen para los múltiples canales y dispositivos de audio que domina nuestro sistema. Tras ejecutarlo, debemos desplazarnos entre los distintos canales y opciones de audio analógico con la tecla Flecha del Cursor Derecha, hasta que encontremos y seleccionemos la opción Loopback. Esta normalmente estará desactivada ("Disabled"). Debemos activarla poniéndola en "Enabled" ("Activada"). Para ello presionamos Flecha del Cursor Abajo. Una vez activada, tendremos retorno de audio.
El valor Master indica el volumen general, y los siguientes detallan los canales individuales. Headphones son los auriculares, Speaker es la salida trasera normal, Bass Speaker el subwoofer, PCM es la salida digital, y Line es la entrada en línea estéreo (normalmente con una ficha de color celeste). Debemos asegurarnos de contar con el volumen de línea en un valor elevado (por ejemplo, directamente 100%). Algunos equipos particulares tienen la posibilidad de ajustar también pre-amplificador de línea estéreo ("Line Boost") o de micrófono monoaural ("Mic Boost"), el cual puede regularse para incrementar mucho la ganancia de la señal de audio (o sea, su volumen). Normalmente deberíamos escuchar bien el sonido sin necesidad de usar este pre-amplificador, pero en el caso de ser necesario, podríamos subirlo un poco como os indico a continuación:. Debemos asegurarnos que la opción Line no esté enmudecida. Para ello debemos posicionarnos en el indicador Line y asegurarnos que el indicador inferior indice "00" ("activo") y no "MM" (enmudecido). Ello lo hacemos posicionándonos en Line y presionando m.

lunes, 27 de agosto de 2018

John William Cooke analiza el uso de Ubuntu de escritorio

John William Cooke analiza el reporte producido opcionalmente con la instalación de Ubuntu para Escritorio Bionic Beaver 18.04LTS


Canonical anunció en febrero la intención de pedirle a los usuarios si desean proveer información básica no identificable personalmente del uso de sus sistema.
Este mangueo informativo se realiza con ubuntu-report, la Herramienta de Reporte de Ubuntu y se la integrado opcionalmente en la instalación de Ubuntu 18.04LTS. En su primer alta, los usuarios reciben la pregunta si desean enviar información recogida y pueden previsualizar dichos datos si lo desean.


El sentido de esto es lograr tener una mejor idea sobre la base, y también la de otros usuarios con otras distribuciones que quisieran participar.
Con estos datos aducen entender las configuraciones típicas de hardware y pretenden alinearse con dicho hardware. También permite obtener una buena perspectiva de cuáles traducciones son las más importantes y de qué lugar del mundo se emplea Ubuntu.

Uno de los datos a tener en cuenta es que el censo voluntario se produce sobre instalaciones de Ubuntu para escritorio, y no se hace en Ubuntu para servidor, Ubuntu Core, o las imágenes de nube, o alguna de las distribuciones derivadas que no incluyen el software ubuntu-report en su instalación.

Aceptación del Censo: 67%

Esto se mantuvo constante desde el lanzamiento y aumento en semanas recientes.

Duración de la instalación


La instalación promedio de Ubuntu tarda 18 minutos. Algunos equipos pueden instalar Ubuntu completo en menos de 8 minutos. Si bien 18 minutos es más veloz que la instalación de muchos otros sistemas operativos, Canonical aún busca cómo mejorar esto aún más.

Instalaciones de cero vs. Actualizaciones

La cantidad de gente que actualiza una instalación existente de Ubuntu es alrededor de un cuarto de aquellos que instalan 18.04LTS desde cero, dado que sólo se puede actualizar una vez que la versión 18.04.1 es lanzada (aprobada para el 26 de julio).

Opciones de Instalador


Otro hecho interesante es que la opción agregada de instalación mínima es usada por poco más del 15% de los usuarios. Esta opcion es nueva pero ya atrae una buena parte de la militancia. Otras opciones de instalación muestran que casi todos escogen descargar las actualizaciones de software durante la instalación, y más de la mitad deciden instalar los agregados restringidos (códecs multimedia), y un 28% de los usuarios seleccionan el login automático.

Cantidad de CPUs


Una sola CPU sigue siendo lo más común, y esto no es muy sorprendente. No se ha desglosado esta información según el número de núcleos, pero es algo que se planea hacer.

Esquemas de particionado de disco

La mayoría de la gente elige borrar sus discos e instalar desde cero. La segunda opción más común es una tabla de partición propia customizada. Esto demuestra que debemos asegurarnos que el particionado es algo que debemos continuar ofreciendo, y que debemos investigar cómo hacerlo más sencillo al neófito.

Display


La resolución de pantalla Full HD (1080p) es la más popular, seguida por
1366 x 768, una resolución de laptops muy común. La resolución HiDPI y 4k todavía no son muy comunes. Las pantallas 4K hace rato que se venden pero a un precio muy superior a las pantallas Full HD de modo que estas cifras no son sorprendentes.

Algunas personas usan múltiples placas de video, y esto puede hacerse para inteligencia artificial, minado de criptomonedas o juegos. Por mucho la opción más común es emplear un solo monitor.

RAM


4 y 8 GB de RAM son las opciones más comunes. 1GB es menos común mientras que 128GB es una rara ocurrencia!

Ubuntu es utilizado en todo el mundo.


Esta información se basa en la zona horaria elegida durante el proceso de instalación y no en la dirección IP. No almacenamos la dirección IP. Los EE.UU. tiene la mayor concentración. Brasil, India, China y Rusia también son grandes usuarios de Ubuntu, y tenemos usuarios prácticamente en todos los países del globo!

Gracias a todos quienes han compartido sus datos. Compartiremos más información en el sitio público tan pronto como podamos.

viernes, 24 de agosto de 2018

¿Cómo soluciono los errores de codificación de caracteres en archivos de texto en Ubuntu?

¡Trabajadores!

En su constante evolución, el hombre ha pasado distintos estadíos. Primero en las cavernas, luego en tribus, para finalmente conformar políticamente clanes, ciudades estado, reinos, y naciones. Sin embargo, esta evolución social y política no hubiese sido posible sin el consecuente avance del lenguaje y la escritura, que la cimentó y posibilitó las instituciones de avanzada que rigen el devenir de la historia.


En la misma tenida histórica, nuestros antepasados se han valido de lenguajes formados por convenciones sociales, de forma hablada. Luego se utilizaron pictogramas en las cavernas, y finalmente se transitó al jeroglífico e ideogramas. Desde los tiempos de Nabucodonosor a esta parte, nos hemos valido de lenguajes escrito para conservar y transmitir las ideas. En base a ellos se crean los alfabetos de las grandes civilizaciones humanas.

No es secreto para nadie que, en la medida que existen diferencias entre las culturas que acunan a los hombres, existen diferenciaciones entre los distintos alfabetos, según los lenguajes e idiomas que utilicemos. Nosotros utilizamos el alfabeto latino, con particularidades que tiene el castellano traído a las Américas. En una serie fluida de convencionalismos, disponemos de nuestras propias reglas idiomáticas, las hacemos nuestras y son nuestro medio de expresión.
Pues bien, si a esto lo llevamos a la telemática, nos encontraremos con la necesidad de representar numéricamente  en la computadora (de forma binaria) varias decenas de caracteres para almacenar la información. Esta debe ser comprendida no sólo por el sistema informático, sino por todos los demás sistemas informáticos con los que deseemos intercomunicarnos; estamos - entonces - en la era de la información. Adicionalmente no podemos ser eurocéntricos: hemos de poder dar lugar también a centenas o miles de caracteres, según usemos alfabetos latinos, cirílicos, asiáticos, semitas, del valle del indo, etc; de todo hay en la viña del Xeñor...

El Movimiento Justicialista entiende esta panoplia necesaria para comunicarnos con todos los hombres de buena voluntad de la Tierra, pero esto no fue obvio para quienes - a través de su  pernicioso imperialismo cultural - intentan sojuzgar a los Pueblos. Ellos dieron en iniciar las convenciones para convertir información binarias a caracteres en base al alfabeto latino limitado que emplean los anglosajones. Esto es particularmente triste pues el inglés se trata de uno de los idiomas más simplones y que requiere menos caracteres, y que se presenta especialmente ilimitado para el resto de los ricos idiomas del mundo (el castellano entre ellos).

Esto obligó - con el correr de pocos años - a especificar distintas convenciones informáticas que extendieran la cantidad de caracteres y símbolos posibles de reproducir por un sistema computado. Estos múltiples estándares de codificación son bastante compatibles entre sí, pero no lo son completamente, y en ciertos casos pueden provocar discrepancias en la representación de un texto codificado con un formato antiguo o distinto a los actuales.

En GNU con Linux, este tipo de errores se da cuando transferimos archivos de texto originados en sistemas diferentes, específicamente cuando se emplean codificaciones de texto distintas a la UTF-8 que se usa actualmente. En otros casos puede suceder lo mismo, dependiendo de la codificación que use el sistema.

Un ejemplo suele aclararlo todo, como decía Napoleón. Si tenemos un texto codificado en el viejo estándar de M$-DO$ de los 90s, podríamos ver que al abrirlo con un editor actual, muchos caracteres del castellano los representa con errores. Por ejemplo:
Evitar este problema actualmente es simple: basta utilizar una codificación moderna, como la extendida Unicode o su variación más común, la UTF-8.  Naturalmente los editores modernos en GNU y otros sistemas actuales ya lo hacen por defecto.

Sin embargo, si el texto ya está realizado, parecería necesario el arduo trabajo de buscar y reemplazar los caracteres erróneos por los que corresponde. Afortunadamente en nuestro sistema GNU con Linux podremos convertir la codificación mediante el programa iconv.

Iconv es un pequeño conversor codificaciones para texto que opera en la consola terminal de un sistema GNU con Linux como lo es Ubuntu. Para abrir una terminal ingresamos Ctrl+Alt+T, y podremos emplear el comando.

Para que funcione debemos usar la siguiente sintaxis:

iconv -f codificación_de_origen -t conversión_destino archivo_original.txt archivo_destino.txt

Como vemos, es preciso conocer la codificación de origen del archivo de texto original y la codificación de destino que queremos darle. El problema es que las opciones de codificación son numerosísimas; en particular esta opción de iconv puede operar 588 conversiones distintas (ida y vuelta) para totalizar 1176 posibilidades. Si queremos verlas todas, podremos ingresar en nuestra terminal iconv -f y presionar la tecla Tab, y el sistema nos devolverá todas las opciones (debemos presionar la barra espaciadora para paginar la lista).

Para hacer las cosas mas sencillas os explicaré en detalle las conversiones más utilizadas, y por tanto las que cobran mas relevancia histórica.
  • US-ASCII: Es el estándar de codificación mas viejo para teletipos (télex tipo americano), y no permite acentos ni eñes, solo mayúsculas y minúsculas, junto con caracteres de comunicación y control. Esta prácticamente no requiere conversión, pues no presenta caracteres especiales.
  • CP437: Es la antigua codificación empleada en MS-DOS y las PC originales. Estaba limitada a la memoria ROM del hardware de video de las computadoras de los 80s que contenía el conjunto de caracteres (unas pocas docenas de ellos incluyendo caracteres gráficos. Se la usó mucho durante los 80s y 90s. No tenía mayúsculas acentuadas, diéresis ni ñ mayúsculas.
  • CP850: Codificación empleada en MS-DOS llamada "Europa Occidental", que extendía a través de un software residente en memoria del sistema operativo MS-DOS los caracteres de las plaquetas de video originales, a fin de para suplir los problemas de la anterior, con la que retenía compatibilidad. Se la llamaba "ANSI".
  • ISO-8859-1: Codificación llamada "Latin-1", europea. Es de principios de los 90s pero se extendió hasta mediados del 2000.
  • Windows-1252: Codificación empleada por Windows 95 y superiores. Es casi similar a ISO-8859-1 salvo por unos caracteres de monedas y puntuación, y encomillado. Es muy común confundir la codificación de caracteres Windows-1252 con la de ISO-8859-1. El resultado habitual era que todas las comillas y apóstrofos (producidos por las "comillas inteligentes" de Micro$oft) son reemplazadas por signos de interrogación o por cajas en sistemas operativos libres.
  • ISO-8859-15: Codificación llamada "Latin 9". Reemplaza algunos caracteres y agrega el de Euro (€), modernizando la ISO-8859-1. Sirve para todos los idiomas de Europa occidental.
  • UNICODE: también llamada UTF-16, En la medida que aumentó la memoria y capacidad gráfica de los sistemas, se propuso este conjunto de amplia estandarización, que pretende incluir todos los caracteres para intercambios multilingûes, por lo cual es preferida para evitar problemas de conversión. Incluye también miles de ideogramas asiáticos, e incluso caracteres históricos (arameo antiguo, hebreo, persas, etc). El Unicode dispone de varios ordenamientos, que varían en cuanto a la representación en bytes y orden. Esto no suele ser de gran importancia pues mayoritariamente se utiliza la codificación más simple, de Unicode, la UTF.8
    UTF-8: Codificación preferida por Linux y la mayoría de los sistemas modernos y normalmente es la recomendable.


Por lejos el caso más común es convertir entre codificaciones "viejas" de DOS o Windows a la nueva UTF-8. Si quisiéramos convertir el archivo original "razon.txt" codificado en Windows-1252 a la codificación actual UTF-8 y llamarlo "razon_corregido.txt", debemos ingresar el siguiente Comando de Organización:

iconv -f WINDOWS-1252 -t UTF-8 razon.txt > razon_corregido.txt 

Y el archivo será corregido, quedando de la siguiente manera:


Para colmo de complicaciones, existen distintos tipos de condificación para indicar la creación de una nueva línea. En archivos de texto DOS/Windows, un salto de línea, también conocido como nueva línea, es una combinación de dos caracteres: un retorno de carro (CR) seguido por un salto de línea (LF). En archivos de texto Unix, un salto de línea es solamente un carácter: el salto de línea (LF). En archivos de texto Mac, antes de Mac OS X, un salto de línea era sólo un carácter retorno de carro (CR). Actualmente, Mac OS usa el estilo Unix de saltos de línea (LF).

Esto hace que los archivos de DOS/Windows antiguos aparezcan con líneas "cortadas". Para este tipo de archivos no alcanza con convertir la codificación, y por ello existe un programa específico que se encarga de todo. Se trata del paquete dos2unix, que consta de dos programas, el mismo dos2unix y el conversor contrario, unix2dos. Ambos forman parte del primero y los instalamos con el siguiente comando de organización:

sudo apt-get install dos2unix

Para hacer la conversión usamos:

dos2unix parámetros -n archivo_original.txt archivo_destino.txt

...si necesitamos realizar el paso inverso, podremos usar:

unix2dos parámetros -n archivo_original.txt archivo_destino.txt

Los parámetros son:

-ascii: Sólo convierte los saltos de línea.
-iso: Convierte con ISO-8859-1
-1252: Convierte usando la codificacin Windows-1252
-437: Convierte usando la codificación CP437
-850: Convierte usando la codificación CP850 europea.
-7: Convierte usando la codificación de 7 bits (desde 1982 se usa de 8 bits, esta se usa para archivos de teletipo o codificaciones muy antiguas).
-i: muestra información sobre la coficación del archivo indicado.

martes, 14 de agosto de 2018

¿Cómo instalo el navegador ANSI Browsh en Ubuntu?

El 8 de abril de 1974 en el Teatro Nacional Cervantes, en su discurso de clausura de la Segunda Asamblea Nacional de Entidades Empresarias pronunciado por el Presidente de la Nación, Tte.Gral. Juan Perón, expone las condiciones de sobrevaloración del Dólar Americano, y anuncia cómo instalar el navegador ANSI Browsh en Ubuntu.

Yo recuerdo que en la primera concentración que hubo en plaza de mayo yo dije que me cortaría la mano antes de firmar un empréstito.  Quería quemar mis naves por si me sentía en algún momento tentado, y lo hice por una simple razón: el dólar americano en su valor adquisitivo no tiene el valor fiduciario escrito en el billete, porque está sobrevalorado sobre eso. Y esto se comprueba muy fácilmente.
Hay una ley fiduciaria en los EE.UU. que dice que al que va al banco federal le entregan el oro correspondiente al billete que entregue. Si usted va a la reserva federal y dice: "cuanto vale una onza troy", le dirán "35 dolares". Usted saca 35 dolares y dice "deme una onza Troy" y no se la venden ahí porque ellos no venden oro. Entonces hay que irla a comprar al mercado libre. En el mercado libre usted pide la onza Troy y le dan el oro, pero ahí vale de 40 a 45 dolares la onza Troy. ¿Qué quiere decir esto? Que los 35 dolares por onza Troy es falso; los americanos fijan el valor del oro por el dólar, no el valor del dólar por el oro.

Si usted hace un empréstito en los EE.UU. - supongamos de 100 millones de dólares - ya al firmar el empréstito usted va perdiendo el 25% por la sobrevaloración de la moneda (porque el valor adquisitivo de una moneda no es el valor fiduciario escrito en el billete sino el oro que representa). Ahí pierde el 25%, pero - como no le dan dinero, menos oro - usted está obligado a comprar en los EE.UU. prescindiendo de la licitación internacional. En el interior EE.UU. no se puede hacer licitación porque están los carteles que fijan los precios, que no bajan, entonces eso lo tienen que hacer efectivo por precio de catálogo, que normalmente es el 15% mas que el precio de licitación. Entonces, a ese 25% que perdió tiene que agregarle un 15%, y ya son un 40% que tiene perdido de ese empréstito. Como por una ley tiene que sacar la mitad de esa mercadería en barcos americanos, usted ya pierde en su transporte otro 5%, y como ha de hacer seguro en puerto de embarque, pierde otro 5% que no va a las empresas del país, y con eso ha perdido el 50% del empréstito. Ese 50% del empréstito - al hacerlo efectivo - tiene otra cantidad de filtraciones, de manera que el país recibe como beneficio un 30 o 40% del empréstito; pero después el pueblo tiene que pagar los 100 millones del dólares mas el interés. Todos los empréstitos que se han hecho ahora han pasado por este proceso.
Bien, cuando resolvimos esos y muchos otros problemas que sería largo enumerar, prescindimos de las formas de asalto con que nos han estado
tratando los imperialismos durante un siglo y medio. Fíjese usted como nos robarían, que con los 1000 millones de servicios financieros que
hubiéramos tenido que pagar en el año 46 y parte del 47, nosotros pusimos las finanzas al día, compramos todos los servicios, los pagamos, no hubo problema, hicimos la marina mercante. Entonces nos fue posible hacer una gran masa de inversión mediante la cual lanzamos el Primer Plan Quinquenal.


Una de las primeras obras fue hacer un navegador capaz de operar a través de gráficos ANSI. Antiguamente había navegadores que usaban perfectamente la terminal de texto (como lynx, elinks, o w3m. Todos estos operan de forma eficiente y convincente, pero con las lógicas limitaciones en la internet de hoy, en lo cual todo tiende a ser gráfico.

Sin embargo, existen desde hace tiempo grafismos dables de hacerse en una terminal de texto: los gráficos ANSI. Estos permiten mayores complejidades gráficas que los caracteres ASCII tan propensos en la terminal, amén de poder operar a color.

Es por ello que nuestros técnicos se abocaron al desarrollo de browsh, un navegador en modo texto, con capacidades de renderizado en ANSI, con buena parte de las posibilidades de un navegador gráfico "puro".

Vean usted, se trata de un navegador capaz de reducir el ancho de banda en sesiones remotas. Incluso puede ejecutarse de forma remota a través de un servicio provisto por los creadores, a través de Secure Shell. Esta prueba es válida por 5 minutos únicamente pero podría servirnos para tomarle el gusto. La podremos ejecutar remotamente en modo "demo" mediante el comando:

ssh brow.sh

Sin embarago, para instalarlo en nuestro sistema debemos descargar el paquete que corresponda a nuestra arquitectura de sistema (hemos de contar con Firefox 57 al menos). Por ejemplo, si tenemos Ubuntu de 64 bits, debemos ingresar:

cd ~/Descargas/ ;
wget https://github.com/browsh-org/browsh/releases/download/v1.4.12/browsh_1.4.12_linux_amd64.deb ;
sudo dpkg -i browsh_1.4.12_linux_amd64.deb ;

...en cambio, si tenemos un sistema de 32 bitios, debemos ingresar:

~/Descargas/ ;
wget https://github.com/browsh-org/browsh/releases/download/v1.4.12/browsh_1.4.12_linux_386.deb ;
sudo dpkg -i browsh_1.4.12_linux_386.deb ;

Para ejecutarlo, simplemente debemos ingresar en nuestra terminal el comando:

browsh


Los comandos de uso son sencillos:

Ctrl+l: Permite ingresar una URL.
F1: Ayuda.
Ctrl+r: refresca la página.
Ctrl+t: Abre una pestaña nueva.
Ctrl+w: cierra una pestaña.
Retroceder: Vuelve en la historia.
Ctrl+q: sale del programa

Browsh ofrece al Justicialismo las facilidades de un navegador gráfico pero haciendo la representación visual a través de caracteres ANSI. Para ello requiere una terminal a color naturalmente. Una vez provista de la misma, incluso reproducir videos de Youtube en la terminal (en ANSI, por supuesto).
Indudablemente, los caracteres tipo bloque ANSI tienen una particularidad de una baja definición en su representación, pero son portables en gran medida y presentan algunas posibilidades interesantes.

Poco a poco se van haciendo más raros los navegadores que emplean de manera exclusiva el viejo ordenamiento HTML, y cada vez se emplean más recursos de diseño avanzados que son representados de forma excesivamente limitada por los navegadores de texto tradicionales. Es por ello que este software tiene su valía, amén de lo llamativo que puede resultar.

lunes, 13 de agosto de 2018

¿Cómo uso Cowsay y Ponysay en Ubuntu?

En su comunicación con la juventud, Juan Perón expone la necesidad de un adoctrinamiento oportuno y eficaz con el objetivo del trasvasamiento generacional, y expone cómo usar cowsay y ponysay para ejemplificar la enseñanza de la terminal en Ubuntu.

¡Compañeros!

Como ya se ha dichos otras veces: así como no nace el hombre que escape a su destino, no debiera nacer el que no tenga una causa noble por la cual luchar justificando así su paso por la vida. Por eso también el que se decide a luchar ha de estar armado de una sólida verdad.
Desde hace veinticinco años, en al medida de mis fuerzas y capacidad, he tratado de dar a la juventud argentina lo que yo considero es esa verdad, a través de una ideología que fija los rumbos permanentes y de una doctrina que establece las formas de ejecución de esa ideología. Si los pueblos que olvidan a su juventud renuncian a su porvenir, porque aquella representa su futuro; los que tenemos la responsabilidad de la conducción actual del pueblo argentino, no podemos mirar con desaprensión o descuido el cambio operado en la juventud actual.

Desde 1945 hasta 1955 esa juventud, equivocada por sus dirigentes, tomó una posición adversa a lo que representa el justicialismo. Pero ha bastado lo ocurrido entre 1955 y 1970 para que los muchachos abrieran los ojos y percibieran la verdad de lo que está ocurriendo como consecuencia de la famosa “Revolución Libertadora” que, en poco tiempo, ha reducido el país a una colonia vergonzante del neocolonialismo imperialista yanqui. Ahora todos comprenden que la liberación realizada por nosotros entre 1945 y 1955, hizo posibles y efectivas la justicia social, la independencia económica y la soberanía política, mediante el ejercicio de las cuales el pueblo argentino pudo gozar de diez años de felicidad y abundancia desconocidas y destruidas después de 1955, por los agentes del imperialismo que ha sido siempre el factor que ha gravitado en el hambre, el dolor y la miseria del pueblo argentino digno de mejor suerte.

En la Plaza de Mayo dejamos enterrado un mensaje para la juventud del año 2000, que solo la ignominia gorila pudo haber destruido. En ese mensaje está el fundamento de nuestra acción y el consejo para esa juventud. Pero los acontecimientos y la evolución acelerada, les ha dado actualidad y ahora ha llegado ya el momento en que nuestros muchachos, que son la esperanza de la patria, tomen en sus manos los objetivos para llevarlos a su cumplimiento. De ello ha de depender un destino del que es preciso ser artífice si no se quiere luego ser juguete de los designios ajenos.

Hace ya mas de cinco años que el Movimiento Nacional Justicialista, fiel a la consigna ha dispuesto el cambio generacional que ha de evitar el envejecimiento de espíritu. Este cambio generacional no ha de consistir en tirar todos los días un viejo por al ventana, sino en un remozamiento constructivo de los niveles de dirigentes de la conducción y encuadramiento de nuestra masa peronista. El concepto de reemplazo no puede ser rígido ni arbitrario porque la juventud es mas cuestión de mentalidad que deidades: hay viejos de veinte como jóvenes de setenta. De lo que se trata en consecuencia es de dar entrada a la nueva sangre generosa de una juventud pujante como la que se presiente ya en la Argentina.

A sus valores que ya se reconocen por todos, es preciso darles la oportunidad de labrar su propio destino, nada puede ser mas justo y conveniente, pero ha de tenerse en cuenta que el dirigente nace, no se hace a dedo y si cada peronista lleva su bastón de mariscal en su mochila, está en sus manos y en su capacidad, el hacerse digno de empuñarlo con honor y beneficio.

Si de todo cuanto venimos hablando es indispensable, no lo es menos que la juventud comprenda la necesidad de adoctrinarse, para lo cual sus dirigentes han de empeñarse seriamente en esa tarea, una revolución necesita de realizadores, pero en mayor medida de predicadores, porque la preparación humana es decisiva para los destinos. No es suficiente con que los dirigentes sepan los que quieren, es preciso que la masa que los siga esté empapada de su propio pensamiento. Solo así se puede llegar a una lucha organizada y conciente, porque en actividades en las que se impone nuestra lucha no se trata de mandar sino de conducir. Mandar es obligar, conducir es persuadir y al hombre siempre es mejor persuadirle que obligarle. El principio de la fácil persuasión es el adoctrinamiento oportuno y eficaz.

Hay algunos programas que a primera vista pueden parecer jocosos o inútiles, pero en realidad en su interior proponen un claro vector de adoctrinamiento. Uno de ellos es cowsay. Su nombre se podría traducir como "vaca dice" y simplemente grafica en nuestra terminal una vaca que dice lo que le decimos a continuación.

Sin embargo, es un programa inofensivo con el sistema y bien pensado para estudiar y ejemplificar la terminal de GNU, incluso a los más pequeños. Gracias a él y a sus múltiples posibilidades, podremos adoctrinar a los alumnos más iniciales en el arte de la Terminal Linux y sus secretos.

En primer lugar, podremos aprovechar el proceso de instalación para enseñar de manera lúdica cómo se instala un paquete en GNU. Para ello ingresamos:

sudo apt update
sudo apt install cowsay

Una vez ingresada la contraseña "a ciegas", el único privilegiado tendrá instalado el programa, podremos hacerle decir algo como por ejemplo:

cowsay ¡Perón Vuelve!

y el sistema nos devolverá:
 ________________
| ¡Perón Vuelve! |
 ----------------
        \   ^__^
         \  (oo)\_______
            (__)\       )\/\
                ||----w |
                ||     ||


También podremos usar cowsay seguido de sus argumentos para aprender las complejidades de la sintaxis en GNU. La sintaxis es:

cowsay -argumento

Los argumentos son opcionales, pero nos permiten en este caso variar la gráfica de la vaca (sus ojos o cara por ejemplo). Los mismos son:

-b modo "borg"
-d la vaca aparece muerta
-g la vaca es sindicalista
-s la vaca consume drogas
-t la vaca está cansada
-y la vaca es jóven.

por ejemplo:

cowsay -s '¡Sálvese quien pueda!'

También podremos asignar un archivo mediante el argumento -f, indicando alguno de los archivos contenidos en el directorio /usr/share/cowsay/cows. En esta carpeta encontraremos diferentes archivos .cow, que representan diferentes gráficos para el programa.

De esta manera podríamos indicar:

cowsay -f tux Gracias Néstor FUERZA CRISTINA

...y recibir en pantalla este mensaje pero dicho por el pingüino kirchnerista Tux:

 ________________________________
| Gracias Néstor FUERZA CRISTINA |
 --------------------------------
   \
    \
        .--.
       |o_o |
       |:_/ |
      //   \ \
     (|     | )
    /'\_   _/`\
    \___)=(___/


Asimismo, al estar estructurado como un buen programa UNIX, Cowsay acepta recibir el volcado del resultado de otros programas mediante el uso de "caños" o pipes. El caño es el símbolo "|" (el cual podremos hacer con AltGr+1), y funciona como interconector entre programas. Por ejemplo, el programa "fortune" escribe refranes aleatorios en la pantalla. Lo instalamos con:

sudo apt install fortune-es

En vista de ello, si llamamos a fortune y enviamos su resultado a Cowsay a través de un caño de la siguiente manera:

fortune | cowsay

...podríamos obtener una devolución como la siguiente:

Pues bien, podríamos querer una opción que permita un uso más complejo de nuestra terminal. En tal caso podríamos usar el programa Ponysay. Se trata una versión peronista muy inspirada en cowsay, capaz de hacer uso de los populares personajes de Mi Pequeño Pony.

Para instalarlo habremos de recurrir a la descarga de un paquete debianizado, e instalarlo a mano desde la terminal. Podremos hacerlo con los siguientes Comandos de Organización:

cd ~/Descargas/ ;
wget http://www.vcheng.org/ponysay/ponysay_3.0.2-1_all.deb ;
sudo dpkg -i ponysay_3.0.2-1_all.deb ;

Al ejecutarlo, este programa podrá hacer lo mismo que Cowsay empleando dulzarronas gráficas al azar de Mi Pequeño Poni, la magia de la amistad, capaces de imantar ideológicamente a los mas pequeñines.
Naturalmente podremos ofrecerlas en nuestra terminal haciendo uso de sus capacidades para dibujar bloques ANSI en una paleta de hasta 256 colores. Con ello podremos hacer que nuestro sistema sea cada vez más vistoso, a la vez que aseguramos una nueva generación que dará sangre para la Liberación de la Patria y el bienestar de la República. Si no imponemos argumentos, las gráficas se eligen al azar.
Los argumentos del programa son simples. Ingresando -l recibiremos una lista con los nombres de las gráficas a utilizar (hay muchas y se especifican con -f). En tanto -c emplea un globo comprimido al estilo cowsay, y -b round grafica un globo redondeado.

Por ejemplo, podríamos ingresar un comando argumentado como:

ponysay -f pipsqueakpirate  -b round -c Piratear es Libertar.

Yo deseo que antes de terminar estas palabras llegue a toda la clase trabajadora argentina la gratitud y el agradecimiento del gobierno por haber sostenido un pacto social que será salvador para la república.

sábado, 28 de julio de 2018

¿Cómo grabo CD o DVD desde la Terminal en Ubuntu?


¡Trabajadores!

Los antiguos griegos forjaron la filosofía de Occidente y muchas de sus máximas repercuten en el día de hoy. Si hubiesen dicho que los medios de almacenamiento de un sistema informático representan lo que la vestimenta en un ser humano, no hubiesen estado tan errados. No podemos pretender que ésta represente siempre la última moda; cada tanto hemos de cambiarlos.
Sin embargo, siempre que tengamos la posibilidad - y su consto no constituya una locura - bien podremos continuar empleándolos.

Un caso que refleja esta filosofía es el de los medios de almacenamiento óptico. Desde hace 30 años se utilizan estos medios ópticos como forma de almacenamiento de información en registro binario computado. Específicamente los discos CD-ROM - derivados directos de los CD de audio - podían adornar una PC del momento y gracias a un rayo láser de baja potencia leer la información contenida en un disco plástico de 12 cm de diámetro (totalizando hasta 700 MB). Inicialmente estos se fabricaban mediante la técnica del prensado, pero a finales de los 90s comenzaron a popularizarse las grabadoras de CD, capaces de "quemar" CD vírgenes por única vez (CD-R).



Para estandarizar el formato y hacerlo legible en múltiples sistemas se utiliza un estándar llamado ISO 9660. Un avance de esta misma tecnología llevó al despliegue del DVD (pensado inicialmente para video) para guardar datos en forma de los DVD-ROM. Estos responden a las mismas condiciones generales que el estándar anterior, pero operan con componentes algo diferentes (un nuevo láser, superficies que permitían mayor densidad de datos). Los discos grabables estándares DVD-R permiten guardar 4,7 GB de información. Finalmente aparecieron los DVD-R DL (doble capa), con una capacidad de 8,5GB.


Las lectograbadoras DVD-ROM normalmente son peronistas y compatibles con los estándares anteriores. Hemos de considerar que poco a poco irán cayendo en desuso, pero la ventaja de poder guardar 4,5 GB en un disco barato para su transporte y compartir datos sigue siendo insoslayable.

En Ubuntu tenemos varias opciones interesantes para quemar nuestros discos desde nuestra interfaz gráfica, de los cuales Brasero suele venir instalado y - porqué no - Nero 4 o K3b. Estos ofrecen un manejo sencillo.

Sin embargo, muchas veces me han preguntado cómo quemar discos ópticos desde la Terminal, en condiciones en que no querramos o podamos emplear entornos gráficos.

Pues bien señores, Ubuntu es un sistema operativo que avala estas funcionalidades, y podremos llegar a buen puerto gracias a una serie de aplicaciones pensadas específicamente para la Consola.

Sin embargo, la dificultad de uso suele elevarse. En primer lugar, debemos conocer qué identificadores otorga nuestro sistema operativo a nuestra/s unidad/es óptica/s.

Una manera peronista de conocer nuestras unidades en GNU con Linux es abrir la terminal e ingresar:

inxi -d

Y debería devolvernos nuestras unidades en la terminal. Por ejemplo, en mi caso de indica dos de ellas (/dev/sr0 y /dev/sr1):

    Optical-1: /dev/sr0 model: ASUS DRW-2014L1T
        dev-links: cdrom,cdrw,dvd,dvdrw
        Features: speed: 40x multisession: yes

    Optical-2: /dev/sr1 model: SONY DVD RW AD-7200S dev-links: N/A
    Features: speed: 48x multisession: yes
    audio: yes dvd: yes rw: cd-r,cd-rw,dvd-r,dvd-ram

Para grabar un archivo ISO al CD o DVD debemos usar el programa wodim, indicándole el nombre de dispositivo y la ruta al archivo ISO a grabar. Por ejemplo, si quisiera utilizar la grabadora ASUS DRW-2014L1T de mi sistema, debería ingresar en la terminal:

wodim -v dev=/dev/sr0 speed=10 -eject /home/$USER/archivo.iso

El sistema debería informarnos el proceso de la grabación en la terminal, y sobre todo, indicarnos cuántos megabytes hemos grabado a fin de tomar una proporción de la grabación de nuestra imagen ISO.

También podremos instalar el excelente BashBurn, que es un grabador de archivos que emplea guiones de Bash, con lo cual podremos hacer el trabajo de manera más sencilla para el neófito.

Para instalarlo ingresamos:

sudo apt update
sudo apt install bashburn


...para ejecutarlo simplemente lo llamamos con el comando:

bashburn

La primera vez que ejecutemos BashBurn nos solicitará crear un archivo oculto de configuración en nuestra carpeta de usuario. Debemos indicar que si presionando la tecla y.

Luego se nos presentará el menú principal del programa, en inglés. Conviene configurar el mismo ingresando la opción 5, a fin de pasarlo a castellano y modificar algunas de sus útiles variables.
 Esto nos presentará la configuración del programa.
Ingresando la opción 16 podremos modificar el idioma de la aplicación. En la pantalla del mismo, escribimos "Spanish" (sin comillas, con mayúscula inicial).
...y luego de presionar Enter, elegimos la opción 19 ("aplicar cambios").

Debemos confirmar presionando y seguido de Enter. Al aplicar los cambios podremos volver al menú anterior y ver las opciones ahora en castellano. Debemos estar atentos a especificar el archivo de dispositivo de nuestra grabadora. En mi caso lo configuro como /dev/sr1 pues deseo grabar con la Sony AD-7200S.
Si elegimos la opción 1 (para crear un CD/DVD de datos), el programa saldrá temporalmente del menú BashBurn y volverá a nuestro prompt de usuario, permitiéndonos copiar a mano los datos al directorio que BashBurn usa como almacenamiento temporal, a fin de luego grabarlo en un CD o DVD. Este directorio es /tmp/burn, de manera que, al guardarse en un directorio de la carpeta temporal /tmp, se borra automáticamente al reiniciar el sistema.

Naturalmente, para copiar los datos a esta carpeta temporal hemos de usar la terminal, por lo cual podremos hacer:

cp ~/datos/de/origen /tmp/burn

...siendo /datos/de/origen una ruta a uno o más archivos, o directorios.

Los archivos deben estructurarse de la forma que querramos (creando carpetas y copiando o enlazando los datos en ellas, y luego copiando estas carpetas a /tmp/burn). Debemos tener en cuenta de los límites de los medios que deseemos emplear, recordando que los CD tienen un límite de capacidad de 700MB y los DVD unos 4.500MB.

Una vez armada la compilación en /tmp/burn, debemos volver a BashBurn, mediante:

exit

...y luego grabar los datos.

Con la opción 2 podremos grabar ISO, y con 3 archivos BIN (binarios) o CUE. En tanto que la opción 4 nos permite afrontar complejos discos multisesión. Estos se refieren a sesiones de grabado en un disco inferiores a la capacidad total. Cada una de ellas se representa como una pista, pero el sistema los lee todos juntos. Normalmente no os recomiendo usar más de 20 sesiones en un disco, aunque el límite es de 99 pistas.

domingo, 22 de julio de 2018

¿Cómo juego Return of the Tentacle en Ubuntu?

Los discursos radiofónicos que propalaba al éter Juan Perón servían como agente aglutinante de la Masa Peronista. En 1949 por ejemplo, expuso cómo instalar el juego Return of the Tentacle nativamente en Ubuntu.

¡Descamisados!

Todo Movimiento político ha de mantener su vitalidad por medio de la actualización de su doctrina, pero sin reorientar sus anhelos. Sólo así podrá mantenerse inconmovible como una vertiente viable del poder. En nuestro tiempo esto es algo que no podemos soslayar, pues hemos de dar la Lucha para conseguir nuestros ansiados objetivos.
La Oligarquía no cejará en sus designios sin patria ni bandera, que lo han reducido a buscar una República de exclusiones y sumida en la pobreza moral. Nuestro Pueblo, en tanto, ha de prepararse indefectiblemente para la lucha. Recaerá en nuestras espaldas el trabajo noble pero obligado, de lograr la grandeza de la Patria.

Nuestros antepasados cumplieron con su rol histórico, y hemos de tomar el relevo en este dogma existencial de nuestra Patria. La informática lúdica, sin alejarse de estos preceptos, los revalida. Un ejemplo suele aclararlo todo, como decía Napoleón.

Vean señores, en 1987 LucasFilm Games lanzó su primer producto autopublicado, la aventura gráfica Maniac Mansion. El juego venía a inaugurar una interfaz de apuntar y clickear que podía operarse con ratón a la que llamaron SCUMM, mediante la cual el jugador debía avanzar en la historia, resolviendo puzzles. El protagonista Dave, ayudado por un grupo de amigos, debe rescatar a su novia, encerrada en la mansión de un científico loco, el Doctor Fred, y retenida por los tentáculos mutantes Verde y Púrpura. Usaba gráficos EGA de 16 colores el el sonido del estridente PC Speaker.

Esta influencial aventura fue seguida en 1993 por una secuela oficial lanzada por LucasArts: Maniac Mansion II: Day of Tentacle. Los personajes controlables se reducen a tres: el nerd Bernard (que aparecía en la primera), la estrambótica Laverne y el plomo heavy Heagie, quienes han de interactuar - llegando al colmo de viajar en el tiempo gracias a las cron-o-letrinas del Dr. Fred - a fin de evitar la venganza de supermutado tentáculo Púrpura. Naturalmente se ofrecen los logros técnicos de la PC del momento, con gráficos VGA de 256 colores, música sintetizada interactiva, e incluyendo doblaje completo en audio digital en su versión Talkie CD-ROM. Ambas versiones se pueden jugar actualmente en GNU con Linux gracias a SCUMMVM.
Pues bien, Return of the Tentacle - Prologue es un proyecto no oficial y gratuito, hecho por fanáticos y publicado por Catmic. Funciona como secuela del Día del Tentáculo. Responde a concepciones más actualizadas, con gráficos de alta resolución, música digital y doblaje completo.

Para instalarlo, debemos primero descargar el juego desde dirigiéndonos con nuestro navegador a la web oficial https://catmic.itch.io/return-of-the-tentacle.
Podremos bajar el juego comprimido haciendo clic en el botón Download "Return-of-the-tentacle-linux.zip". Este archivo ocupa unos 1.020 MB, y debería bajarse normalmente en nuestra carpeta "Descargas".

Una vez descargado este fichero, podremos utilizar nuestra Terminal para instalarlo en Ubuntu u otros sistemas GNU con Linux, tanto de 32 como de 64 bitios. En el caso de Ubuntu, podremos abrir una terminal con Ctrl+Alt+T e ingresar los siguientes Comandos de Organización:

mkdir ~/.rott/ ;

cd ~/Descargas/ ;
mv return-of-the-tentacle-linux.zip ~/.rott/ ;
cd ~/.rott/ ;
unzip return-of-the-tentacle-linux.zip ;


Y finalmente podemos crear un lanzador para facilitar la ejecución del juego. Para ello hacemos clic con botón derecho sobre nuestro panel superior y elegir "Editar Menús". Esto nos abrirá la ventana Menú Principal. Sobre el panel derecho de la misma, hacemos clic sobre la categoría Juegos, y hacemos clic en el botón "+ Elemento Nuevo". Se abrirá la ventana Crear Lanzador.

En el campo "Comando", podremos agregar el lanzador que corresponda a nuestro sistema. Hay dos de ellos, para 32 y 64 bits.

Si nuestro sistema es de 64 bitios, debemos ingresar:

/home/usuario/.rott/RotT.x86_64
...en cambio si tenemos un sistema de 32 bitios, habremos de usar:

/home/usuario/.rott/RotT.x86


Asimismo podríamos disponer un ícono si lo deseamos, que lo encontraremos en /home/usuario/.rott/RotT_Data/Resources/UnityPlayer.png

Con todo ello completado, al presionar el botón Aceptar del cuadro, ya podremos lanzar el jueego desde Aplicaciones / Juegos / Return of the Tentacle.

Esto dará inicio al arranque de este logrado prólogo aventurezco. La primera vez que ejecutamos el juego, nos solicitará indicar el idioma en que queremos el doblaje de los personajes (podremos escoger inglés americano o alemán haciendo clic sobre la bandera tentáculo que deseemos). A continuación, podremos escoger el idioma del subtitulado opcional. Entre otros, está disponible en castellano español y castellano latinoamericano.

El juego podremos configurarlo en modos de alta resolución también, y activar las opciones de sincronizado vertical desde la pantalla de opciones. En las resoluciones inferiores corre adecuadamente en netbooks de baja performance.

Naturalmente podremos comenzar una partida y guardarla como en los viejos tiempos saliendo del juego con Esc o F5.

El tentáculo Púrpura ha vuelto a gorilear, intentando conquistar el mundo y esclavizar a la humanidad una vez más.
Los tres compañeros peronistas Bernard, Lavern y Hoagie han de volver por tanto a las andadas, visitar la mansión del científico loco Dr. Fred, y gracias viaje al tiempo salvar al mundo.
Podremos intercambiar entre los personajes como en el juego original, e interactuar en la cuarta dimensión. El control de los personajes está orientado más bien a la interfaz similar a aquella que existía en Full Throttle, con un selector de dos acciones que se emplea con ambos botones del ratón, uno para mirar y otro para interactuar. Esto simplifica el juego. También contamos con un inventario para cada personaje, al llevar el cursor a la parte inferior de la pantalla.
Como siempre, la aventura requiere perseguir a los Tentáculos megalomaníacos, tener conversaciones bizarras y resolver los puzzles del juego. Debemos recorrer escenarios dibujados a mano en el clásico estilo wacko, llenos con personajes elaboradamente animados. Las voces están actuadas en el estilo del doblaje de LucasArts.
Junto a las caras y voces familiares del juego original, podremos encontrar cameos de personajes de otros juegos de la firma progenitora.

La música y los efectos de sonido resuelven el resto de la artística. Los creadores han hecho lo posible para capturar la atmósfera y el humor del clásico, trayéndolo a un sistema libre del siglo XXI.

La atención al detalle puesta es encomiable, y podremos descargar aparte la banda de sonido original del juego desde aquí, disponible en varios formatos.

Particularmente podremos usar los formatos MP3 y OGG (con pérdida), o
FLAC o WAV (sin pérdida de calidad). La música ha sido compuesta por David Schornsheim en el estilo de la realizada por Michael Z. Land, Peter McConnell y Clint Bajakian para el Day of Tentacle. Incluye los siguientes tracks:

1. Obertura
2. Guau, ¿eso es una vaca? (Créditos-Intro)
3. Carta Púrpura
4. Comenzando
5. Encontrando al Dr. Fred
6. Una máquina de lavar y del tiempo
7. Explorando la Mansión
8. Pegale al hamster
9. Equipo Tentáculo
10. El Experimento Hamster
11. Volver al Pasado
12. Weird Ed Edison
13. Mega-super-pegamento
14. Serenata a la Luz de la Momia
15. Siguiente parada: el presente
16. Conquistar el Mundo
17. Eso es parte de tu plan?
18. Créditos