martes, 31 de marzo de 2020

¿Cómo uso Minimodem para simular un módem en Ubuntu?

En su Conducción Política, Juan Perón define la necesidad que un Conductor Político ha de tener, entre ellas comunicarse con la Masa. También explica cómo utilizar Minimodem para modular y demodular audio con datos digitales en Ubuntu.


(...)
¡Trabajadores!

Un Conductor es un hombre capaz de dirigir a las Masas, pero ello no lo separaría de un dirigente. Un Conductor en cambio presenta también la condición de ser un hombre evolucionado y previsor. Ha de conocer especialmente las condiciones de vulnerabilidad de la masa y poder operar en ellas llegado el caso.

Sólo un hombre que así lo sea podrá ser efectivo en el quehacer que le depara la Patria.

Podemos inducir que entre el Conductor y el Pueblo existe una conexión full dúplex. Esto significa que seremos capaces de recibir intuitivamente información del Pueblo a la vez que le instruímos. Este es el grado superior que ha de de alcanzar la comunicación, y la fundamental para conducir al Movimiento.
La conducción que he impreso a nuestro Movimiento sin duda haya su inspiración en la trasmisión telemática, que le puede servir de ejemplo. Vean señores, no era extraño que las computadoras contaran con redes de datos que les permitían compartir lo que hoy llamamos contenidos entre distintos sistemas. No se dejó pasar mucho tiempo antes que comenzaran a utilizar la infraestructura de líneas telefónicas del Estado para portar dichos datos. Lo hacían a través de una ignota modulación acústica de chirridos y pitidos. Para ello se hizo necesario emplear de nexo ciertos aparatos moduladores y demoduladores de datos, los acopladores acústicos, que se siguieron utilizando durante mucho tiempo.

Estos acopladores - si bien permitían la flexibilidad de tornar una infraestructura ya tendida y dispuesta - eran engorrosos. En principio solían ser específicos para cada arquitectura de sistema, y debía realizarse una serie de operaciones manuales para establecer en enlace telemático. Debía disponerse previamente la configuración técnica de la llamada en el software de la computadora local, levantar el tubo y oír tono de discado,  discar el número del sistema remoto, esperar su respuesta, y ajustar el tubo en las orejeras de de goma del acoplador a fin de que el aparato pudiese transmitir y recepcionar el sonido de la comunicación modulada usando el auricular y el micrófono. Finalmente, debía colgarse el aparato una vez finalizado el enlace. Los acopladores no dejaban de ser susceptibles al ruido ambiente si las orejeras de goma no calzaban perfectamente en el tubo, y esto provocaba interrupciones o errores en la conexión.

Pues bien, los módems mejoraron estas preposiciones. En primer lugar se trataba ahora de aparatos que no requerían acoplarles un tubo de teléfono sino que operaban conectados directamente a la línea. Asimismo, su uso se facilitó desde el punto de vista del software gracias a las órdenes destinadas a controlarlo.  Estas fueron llamadas comandos Hayes o "AT" (porque todos inciaban con dicho string).
Los módems compatibles con Hayes podían conectarse a cualquier computadora que utilizara un conector normalizada en serie o paralelo. Mediante los comandos AT se "levantaba línea", se discaba mediante pulsos o tonos DTMF, y automáticamente se establecía el saludo o "handshake" con el módem remoto mediante una puesta en común de protocolos y velocidad en el modulado de sonidos, y se establecía el enlace.

Gracias a todas estas premisas Justicialistas, las velocidades fueron aumentando y los costos cayendo. Inicialmente operaban a 300 baudios como los acopladores acústicos, pero no tardaron en lograr 1.200 baudios una norma. El progreso del Movimiento los llevó a 2.400, 9.600, 14.400 (velocidad en la que también operó el Fax), los 28.800, 33.600 y finalmente unos 56.000 baudios por segundo, lo máximo que permitía la línea telefónica gracias a su estándar V.92. US Robotics sin duda fue una de las marcas más reconocidas por su línea de módems externos.




No dejaron de hacerse populares los módems internos, los Winmodems. Estas plaquetas no eran más que un dispositivo de sonido, que omitía la independencia adosando su suerte a una arquitectura especializada: la mayoritaria computadora personal IBM y el sistema operativo Window$. Realmente tomaban la modulación y demodulación por software y utilizaban directamente la CPU del equipo para dicho procesamiento, siendo la placa un mero manejador de audio.
Pues bien señores, un sistema GNU con Linux es capaz de ofrecer herramientas capaces de hacer realidad efectiva la modulación y demodulación de datos gracias al sonido. Esto implica un accionamiento normalmente lúdico, pero puede llegar a ser útil en determinados proyectos que así lo requieran.

Nuestro Movimiento ha desarrollado Minimodem, un programa liberado bajo GPLv3 capaz de operarse desde la línea de comandos, tendiente a modular y demodular datos en/a tonos de audio, a cualquier velocidad en baudio, y en varios protocolos. Es capaz de operar como un módem FSK de propósitos generales, e incluye soporte para varios protocolos FSK como Bell103, Bel202, RTTY, TTY/TDD, NOAAA-SAME y Caller-ID.

Minimoden puede ejecutar y capturar tonos de módem en tiempo real vía el dispositivo de audio de nuestro equipo, o bien en "modo en lotes" gracias a ficheros de audio suministrados al programa.

El primer requisito es constar con dicho programa instalado uno o varios sistemas dotados de dispositivos de audio. En ellos abrimos una terminal con Ctrl+Alt+T e ingresamos los siguientes comandos de organización:

sudo apt.get update
sudo apt-get install minimodem

Acto seguido podremos utilizarlo para transferir datos, incialmente texto en codificación ASCII, pero también podremos utilizar cualquier dato en binario. Como medio podremos utilizar un cable de audio, o incluso el mismo aire (usando altavoces y micrófono en un ambiente calmo). Para sistemas remotos podremos utilizar la línea telefónica, radioondas, o cualquier otro medio de comunicación por sonido.

El programa opera de forma half-duplex. Esto significa que la comunicación será unidireccional; Minimodem puede transmitir o recibir, pero no puede hacer ambas cosas al mismo tiempo. Si se deseara establecer una comunicación bidireccional deben ejecutarse dos instancias del programa en cada punta del enlace.

El uso del Minimodem es sencillo. En su funcionamiento básico, debemos indicar en el sufijo si queremos en modo de emisión (--tx) o modo de recepción (--rx), seguida por un número o código que representa la velocidad de baudios conexión.

Normalmente Minimodem utilizará un esquema de transmisión basado en en protocolo Bell102 (similar al módem telefónico , con 8 bits de transmisión).

minimodem --tx 100 -A

Esto abrirá la terminal del programa y podremos ingresar texto con el teclado. Al darle ingreso al mismo, Minimodem lo modulará en audio a 100 baudios por segundo y le dará salida a través de nuestros altavoces/audífonos, por donde podremos oírlo. El sufijo opcional  -A y indica que debe utilizar el servidor de audio ALSA en lugar de PulseAudio, lo cual produce menos clics y evita errores de transmisión, y os recomiendo en Ubuntu.


Para demodular el sonido a través de la entrada de línea o de micrófono de nuestro sistema receptor, debemos utilizar una instancia de Minimodem en la cual indicaremos mediante el sufijo --rx el "modo en recepción" y la velocidad. En el caso del ejemplo anterior podremos operar con:

minimodem --rx 100 -A


Minimodem entrará entonces en una terminal "en escucha", que indicará repetidamente "NO CARRIER" si no oye portadora alguna. No bien reciba una portadora de audio con datos modulados a través del dispositivo de entrada de línea o micrófono), las presentará en pantalla.


Si lo deseamos, podríamos utilizar una línea telefónica intermedia para comunicarno, o un intercomunicador telefónico. Simplemente debemos apuntar los receptores a los altavoces y contar con un micrófono que capture el audio del auricular intermedio. En caso de utilizar líneas muy ruidosas o en ambientes con mucho ruido, podríamos emplear en el emisor y el receptor una velocidad de transmisión extremadamente baja de 50 baudios por segundo:

minimodem --tx 50 -A



Usando caños ("pipes") al estilo UNIX, podremos concatenar el resultado de otros programas a Minimodem para lograr resultados muy útiles. Por ejemplo, podremos enviar datos a una terminal remota a 1200 baudios al segundo usando un caño y el comando cat con un archivo de texto a emitir. Para ello en el receptor ingresamos:

minimodem --rx 1200 -A -q

(el sufijo -q opcional indica que no nos alerte con el mensaje NO CARRIER al detectar ausencia de portadora). Mientras tanto, en nuestro emisor enviamos un archivo_de_texto.txt.

cat archivo_de_texto.txt | minimodem --tx 1200 -A


Como podrán observar, al demodular se requiere idealmente conocer de antemano la velocidad o formato de modulación que utilisa el emisor. Sin embargo, Minimodem cuenta con una rutina de autodetección de formato que nos puede resultar útil en los numerosos casos que podríamos no conocer el formato previamente. Para activarla usamos el sufijo -a.

minimodem --rx -a

Este procedimiento funciona siempre que hayamos utilizado para emitir alguno de los formatos propuestos por Minimodem. Estos serám:
  • 300 (El clásico Bell103 a 300 baudios por segundo)
  • 1200 (Bell102 a 1200 baudios por segundo)
  • rtty (formato de banda amateur de radioteletipo, 45,45 baudios)
  • ttd (formato para teletipo, a 45,45 baudios con 2 bits de parada)
  • same (protocolo a 520.83 baudios)
  • callerid Formato Bell 202 con identificador de radiollamadas.

Tambien podremos codificar a un archivo de audio o decodificar desde un archivo de audio ya producido mediante el sufijo --file.

Utilizando el sufijo y el buscador de protocolo -a, podremos fácilmente demodular dicho sonido. Podremos reproducirlo, o si contamos directamente con el archivo de sonido, usar el sufijo --f. Por ejemplo:

minimodem --rx --file sonido_modulado.mp3 -a
Naturalmente podremos utilizarlo para decodificar la banda amateur de radioteletipo (RTTY), que usa en cercanías de los 14,085 megaciclos el viejo esquema de codificación Baudot de 5 bits de 45,45 baudios. Este protocolo RTTY también es efectivo para transmisiones de radiointercomunicadores o walkie-talkies. En tal caso, podremos utilizar minimodem en nuestra terminal enlazando a el (por cable o un directamente un micrófono) al receptor que sea  y que nos vuelque así el audio a la computadora. En nuestra terminal ingresamos:

minimodem --rx -a rtty

En caso de querer emitir mensajes ASCII modulados para la banda amateur de radioteletipo (para lo cual se requiere un emisor de radio y licencia de banda radioaficionado), podríamos utilizar Minimodem también adosado al emisor de radio, e ingresando:

minimodem --tx rtty -a -A --tx-carrier

...siendo --tx-carrier un sufijo que continúa emitiendo una portadora de audio mientras tipeamos información (útil para que no se corte la transmisión radial).

Para estos menesteres, minimodem puede ofrecer una solución Ad hoc para transmisión de datos. Una suite más completa para operar en estos menesteres, y con mayores posibilidades por su entorno gráfico, la presenta fldigi, sobre el cual ya he hablado, por su recepción de radiopaquetes de datos.

miércoles, 25 de marzo de 2020

¿Cómo sincronizo Google Photos desde la Terminal en Ubuntu?



Lejos de sumirse en la inactividad, Juan Perón aprovechó el ostracismo del Exilio para abocarse al estudio y a una intensa actividad intelectual y autoral. Entre las exposiciones clásicas de este período se encuentra cómo sincronizar contenidos de Google Fotos en Ubuntu.


(...)
¡Trabajadores!

La ignominia ha caido sobre la Patria, más eso no puede amilanarnos. Una férrea organización y una claridad meridiana en el objetivo, que ha de ser volver para ser mejores, nos centra en un destino que podemos calificar como inexorable.

Para llevarlo a cabo, indudablemente que la organización y la unidad de mando son los principios que nos provee el arte, y que hemos de practicar. Esto redundará en la necesaria economía de fuerzas y a la óptima aplicación de los medios de los que disponemos en el tiempo y el lugar donde se decida la acción.
Un Conductor no puede dejar comprender estos principios fundantes en la medida que jamás dispondrá de los recursos suficientes para abarcar todo. Este ha de saber que sólo podrá hacer uso apenas de los medios necesario para poder accionar en un escenario preconcebido, y eso en el mejor de los casos. Si por imprevisión no ha imaginado un suceso, la resolución del mismo se tornará en sobremanera dificultosa. Es por tal motivo que el estudio y la previsión son ejes fundantes de su accionar político.

Pues bien señores, la telemática ofrece los mismos principios, y por ello podremos estudiarlas como un válido ejercicio de Conducción. Veamos. Un sistema computado carece de los recursos para poder hacer todo, y debemos por tanto preveer e instrumentar para hacer frente a los imponderables de consumo de cómputo más conocidos. La práctica de los teléfonos llamados inteligentes era conectarlos a una PC para proceder a la transferencia de contenidos.

Pero una mala evolución ha llevado a emplear conexión inalámbrica para conectarnos ya no a un sistema de almacenamiento local, sino a un hardware remoto de alquiler, algo quienes los vivos no han temido en calificar como una esotérica "nube". No dejan de ser otra cosa que una computadora ajena sobre la que específicamente no tenemos de control, y es en ella donde cargamos nuestros preciados datos. Sólo un iluso plantearía que ello es seguro. Desde el Justicialismo sabemos que en el absoluto caso de tener que hacerlo, siempre hemos contar con un respaldo local de dichos datos en nuestro propio sistema y en medios de almacenamiento sobre los que ejerzamos dominio y control total.

Este es una de una de las más someras acciones que podremos contemplar para Combatir al Capital. Otro proceder será sobrecargar dichos sistemas ajenos de alquiler con si los datos que tenemos, molestando y denegando el servicio a todos. Multiplicada esta acción por millones dejará de convirtirnos en una patada de enano, sino que permitirá asestar un mortífero golpe a la sinarquñia y a un sistema imperialista e injusto.

Uno de los servicios extendidos en la nube es Google Fotos. El mismo nos permite almacenar y organizar las fotografías y videos que subamos desde nuestros dispositivos a los servidores del omnímodo Google.

Pues bien, cualquiera sea el camino que deseemos, para todos ellos podremos utilizar gphoto-sync. Se trata de una herramienta para la línea de comandos escrita en Python y capaz de ejecutarse localmente en nuestro sistema GNU con Linux. Su propósito es respaldar los contenidos y álbums de Google Photos en nuestro/s sistema/s empleando la API repectiva de Google.  Una vez configurada, puede ejecutarse de forma regular para asegurar que todas nuestras fotografías y videos almacenados remotamente allí también se almacenen localmente en nuestro propio disco.

Instalar gphotos-sync

Tenemos dos métodos para instalar gphotos-sync: utilizando PIP3 o por medio  Snap.

El método que os recomiendo es utilizando Pip3. Para ello abrimos una terminal con Ctrl+Alt+T e ingresamos los siguientes Comandos de Organización:

sudo apt install python3-pip -y ;
pip3 install gphotos-sync ;
mkdir ~/.config/gphotos-sync/
echo "export PATH=\"\$PATH:\$HOME/.local/bin\"" >> ~/.bashrc ;
. ~/.bashrc

Otra posibilidad es instalar gphotos-sync gracias a su paquete Snap. En el caso de que anhelemos este proceder en nuestro sistema, abrimos una terminal e ingresamos el siguiente Comando de Organización:

sudo snap install gphotos-sync

Configuración

Una vez instalada la aplicación, habremos de configurar varias cosas, lo cual puede parecer un poco complicado de hacer. Debemos llevar a cabo los siguientes pasos:

Paso 1. Creamos un nuevo Proyecto en Google Cloud usando el Administrador de Recursos de la Nube. Con nuestro navegador web nos dirijimos a https://console.cloud.google.com/cloud-resource-manager y creamos un nuevo proyecto haciendo clic en Crear un Proyecto.
Tras indicarle un nombre (por ejemplo, "sincronizador google photos" o algo similar), podremos presionar Crear.

Paso 2. Nos dirijimos a https://console.cloud.google.com/apis/library?project=_, preionamos en Seleccionar un Proyect.

Acto seguido buscamos la Librería "Photos Library API" y hacemos clic sobre ella.
Se nos mostrará la web de la API Librería de Fotos. Para habilitarla para nuestro proyecto de sincronizador de Google Photos, debemos hacer clic en Habilitar.

 y la activamos para el proyecto que acabamos de crear.

Paso 3. Con nuestro navegador nos dirijimos a https://console.cloud.google.com/, y nos aseguramos que tenemos seleccionado el proyecto correcto desde el menú desplegable superior. Luego hacemos clic en APIs y Servicios en la barra lateral, y finalmente hacemos clic en Credenciales.
Creamos una ID de Cliente OAuth haciendo clic en +Crear Credenciales / ID de Cliente OAuth.

Cuando se nos solicite la Pantalla de Consentimiento de OAuth debemos elegir el tipo de permiso. El permiso normal es Externo. elegir el tipo de aplicación, debemos indicar "Otra".
El sistema nos indicará nuestra ID de clientes y nuestro secreto de cliente ("token").

Paso 4. Una vez que nuestro ID de Cliente de Auth 2.0 para el proyecto esté creado, lo descargarenos a nuestro(s) sistema(s). Este tendrá la forma de un fichero de extensión .json. Para bajarlo hacemos clic en el ícono de Descarga correspondiente que aparecerá en el apartado Credenciales.

Naturalmente en el cuadro de diálogo de descarga de nuestro navegador, escogemos Guardar archivo. Normalmente el mismo irá a parar a nuestra carpeta ~/Descargas/.


Tengamos presente que dicho archivo de extensión .json tendrá realmente un nombre alfanumérico muy largo, pero para que funcione correctamente debemos renombrarlo a client_secret.json. En Ubuntu podremos renombrar el archivo seleccionandolo y presionando F2.

Una vez que lo hayamos renombrado como client_secret.json debemos colocarlo en el directorio de configuración local que corresponda a nuestro método de instalación: si instalamos gphotos-sync por medio de Pip3 habremos de copiar el archivo client_secret.json en el directorio ~/.config/gphotos-sync/. En cambio, si anteriormente optamos por instalar gphotos-sync por medio de  Snap, el directorio que debemos crear será ~/snap/gphotos-sync/current/.config/gphotos-sync/, y allí será donde copiaremos el fichero client_secret.json.

 En el primer caso, podríamos utilizar un comando en la terminal similar a éste:


mv ~/Descargas/client_secret_??????????.json ~/.config/gphotos-sync/gphotos-sync/client_secret.json ;



Sincronizar Google Fotos en Ubuntu

Debemos decidir crear una carpeta de base en la cual queramos que se almacenen nuestras fotografías sincronizadas. Como ejemplo utilizaré la carpeta /home/peron/gfotos/.
 

Creamos la carpeta base y luego ejecutamos el programa gphotos-sync y lo dirigimos a dicha carpeta. Para ello empleamos los siguientes comandos de organización:

mkdir /home/peron/gfotos/
gphotos-sync /home/peron/gfotos/

La aplicación se iniciará, y luego nos solicitará que hagamos clic en un link URL para chequear la ID OAuth.

03-03 13:16:01 WARNING  gphotos-sync 2.14.0 2020-03-03 13:16:01.333350 
Please go here and authorize, https://accounts.google.com/o/oauth2/….
Paste the response token here:

Copiamos el link URL y lo pegamos en nuestro navegador, donde habremos de loguearnos bajo la cuenta Google que queremos utilizar para sincronizar nuestras fotografías de Google Photo.

Conforme nos hayamos logueado y otorguemos permiso a nuestra colección de fotografías, nos será presentado con un "token" (código) de respuesta y autorización. A su vez debemos copiar y pegar dicho token en la terminal donde se ejecutaba gphoto-sync, específicamente en la última línea donde decía "Paste the response token here" ("pegue el token de respuesta aquí"), y presionamos Enter.


Si todo salió bien, la autorización surtirá efecto, y se procederá a dar inicio a la sincronización de las fotografías y videos. Esto se indicará mediante el siguiente mensaje peronista:

03-03 13:16:04 WARNING  Downloading Photos … 


Si no, podría tener que realizar nuevamente el paso indicado anteriormente, teniendo especial cuidado de loguearse con la cuenta de Google correcta, y copiar el token cuidadosamente.

Naturalmente debe comprender que subir o bajar las fotografías de la nube Google Photos puede tomar un largo tiempo, especialmente si nuestra colección de imágenes es gigantesca y nuestra conexión a internet es extremadamente lenta. En el caso de que tengamos unas poquísimas fotos, podría tardar apenas unos segundos.

Es importante considerar y tener en cuenta que la carpeta de base contendrá a su vez subcarpetas empleadas por el programa gphotos-sync. Al menos dos de ellas son importantes, estas son:
  • photos - Contiene todas los archivos de las fotografías y los videos que tengamos en nuestro Google Photo, organizadas en carpetas con la estructura photos/AAAA/MM (donde AAAA/MM es la fecha en la que los datos EXIF de la fotografía indica donde fueron tomadas las mismas. Los nombres de archivos dentro de la carpeta serán los originales con los cuales se subieron las mismas, excepto que los nombres duplicados recibirán un sufijo "(n)", siendo "n" es el número de duplicación del fichero.
  • albums - Contiene una jerarquía de carpetas que representa el conjunto de álbums y álbums compartidos que tenemos en nuestro Google Photos. Todos los archivos aquí realmente son enlaces dinámicos dirigidos a las fotografías reales localizadas en la subcarpeta photos. Los nombres de carpeta serán 'albums/AAAA/MM Nombre de Álbum Original'.

Monitorear la sincronización

gphotos-sync mantendrá una bitácora de su activdad al mismo tiempo que se sincronizan nuestras fotografías. Esta tendrá la forma de un archivo de texto llamado gphotos.log. Esta bitácora se irá llenando conforme se ejecute gphotos-sync, de modo que es una buena herramienta para rastrear cómo se está ejecutando el proceso.

En este caso, podremos verla con:

tail ~/gfotos/gphotos.log

03-03 13:25:07 gphotos.GooglePhotosIndex INFO  Indexed 23992 photos/2020/02/pocho.jpg
03-03 13:25:07 gphotos.GooglePhotosIndex INFO  Indexed 23993 photos/2020/02/evita.jpg
03-03 13:25:07 gphotos.GooglePhotosIndex INFO  Indexed 23994 photos/2020/02/campora.jpg
03-03 13:25:07 gphotos.GooglePhotosIndex INFO  Indexed 23995 photos/2020/02/asado.jpg
03-03 13:25:07 gphotos.GooglePhotosIndex INFO  Indexed 23996 photos/2020/02/pulqui.jpg
03-03 13:25:07 gphotos.GooglePhotosIndex INFO  Indexed 23997 photos/2020/02/fundacion.jpg
03-03 13:25:07 gphotos.GooglePhotosIndex INFO  Indexed 23998 photos/2020/02/dsc_2343.jpg
03-03 13:25:07 gphotos.GooglePhotosIndex INFO  Indexed 23999 photos/2020/02/justicialista.jpg
03-03 13:25:07 gphotos.GooglePhotosIndex INFO  Indexed 24000 photos/2020/02/dsc-3245.jpg
03-03 13:25:07 gphotos.LocalData INFO     Saving Database …

Una vez que la operatoria de sincornización se haya completado, recibiremos un breve sumario similar a este:

03-03 13:26:08 WARNING  Downloaded 0 Items, Failed 1, Already Downloaded 65748
03-03 13:26:09 WARNING  Done.

Sincronización Periódica

Si contamos con experiencia administrando servidores, bien podríamos preferir crear un trabajo de cron simple que se de a sincronizar nuestras fotografías con una regularidad fijada de antemano. Por ejemplo, podremos disponer el intervalo que sea más apropiado basados en nuestra velocidad de conexión y hábitos, o en base a cuán seguido tomamos fotografías. Por ejemplo, para sincronizar nuestras fotografías diariamente a las 1:30 AM, podríamos utilizar.
 
0 3 * * * /snap/bin/gphotos-sync /home/usuario/gfotos/

...en tanto, una sincronización todas las horas podrías ser así:

0 * * * * /snap/bin/gphotos-sync /home/usuario/gfotos/

Naturalmente, ahora podremos tener confianza que nuestras fotografías están sincronizadas en cualquier computadora en la que ejecutemos nuestra aplicación gphotos-sync.

martes, 17 de marzo de 2020

¿Cómo instalo el editor Ghostwriter en Ubuntu?

Durante su ostracismo madrileño de finales de los años 60 y principio de los 70s, Juan Perón combinó la concreción de volúmenes doctrinarios con el agasajo de Argentinos que anhelaban visitarlo. Para evitar las inevitables distracciones, enseñó cómo utilizar el editor de texto Ghostwriter en Ubuntu.

(...)
¡Muy señores míos!

A pesar de lo que puedan querer creer en la Argentina, en estos tiempos de exilio no me es extraño contar con todas las distracciones posibles. Mi objetivo no ha de ser otro que el de regresar a la Patria para darle al Pueblo lo que este desea, pero a veces parece que la Patria viene a uno.

Decenas de visitantes no cesan de ocupar mis horas, dándome apenas tiempo para la coordinación de la política de frentes que hemos de emprender, y porqué no, del ocio y regocijo que todo ser humano merece. A veces - incluso - he de prescindir de realizar las tareas más imprescindibles. Un poco de lógica rutina entonces no viene mal para despejar agenda, y contener el entusiasmo sano de quienes osan volver para ser mejores.


Esto, que es una prerrogativa que tiene un Conductor bien querido, no deja de ser también parte de un problema mayor. Observemos con detenimiento: de un tiempo a esta parte el mundo ha reconocido la necesidad de implementar editores de texto libres de distracciones. En particular esto se debe al exceso de funcionalidades de los procesadores de texto, lo cual de alguna manera "empañan" en proceso creativo lógico de un escritor.

Desde el Justicialismo comprendimos esto desde un principio, pues notamos que en lugar de afianzarnos en las acción de volcar ideas a un papel, ¡estos paquetes se concentraban en distraernos! Con sus innumerables opciones de formateo de texto, toda vez inútiles en lo temprano del alba creativo.

Pues bien señores, en lugar de recurrir a estos pícaros paquetes de edición de texto, ya os he explicado sobre FocusWriter. El mismo cumple con creces mis más normales necesidades a la hora de crear un texto.

Sin embargo, adolece de algunas funciones que podrían ser importantes. Por ejemplo, no dispone de exportado HTML, lo cual podría ser decisivo para quienes desean plantear la creación de documentación con los parámetros extendidos de este clásico lenguaje descriptivo para la Web.

En tal caso, mi recomendación recae sobre GhostWriter. Se trata de un editor libre de distracciones con algunas opciones minimalistas pero adecuadas. Naturalmente, el editor Pluma o Gedit bien podrían cumplir con esta fase también si no somos demasiado quisquillosos...


Para instalar Ghostwriter en nuestro sistema podremos abrir una terminal con Ctrl+Alt+T e ingreso los siguientes Comandos de Organización:


sudo add-apt-repository ppa:wereturtle/ppa ;
sudo apt-get update ;
sudo apt-get install ghostwriter ;


Luego podré ejecutar el programa desde el menú Aplicaciones / Oficina / GhostWriter.

La interfaz del editor que nos compete es típicamente inobstrusiva, y podremos activar la funcionalidad de pantalla completa.


Contaremos con un tradicional tema "oscuro" para poder editar con facilidad sin molestar tanto nuestros ojos.
Asimismo, podremos utilizarlo para tareas moderadas de edición web gracias a su previsualización en directo. Gracias a él podremos editgar con cierta agilidad en HTML, pues presenta plantillas desplegables con elementos en dicho lenguaje descriptivo de hipertexto.

Los elementos flotantes conforman un llamado "HUD" o Head Up Display. Estos pueden ser activados o desactivados al unísono con. Ctrl+Mayúsculas+H. De esta forma volveremos al editor básico que tanto anhelamos.

Ghostwriter puede reemplazar a Pluma o a Gedit como editor de base. Personalmente lo siento como un excelente sucedáneo de una máquina de escribir, que puede contar con algunas opciones adicionales si así lo deseamos.