sábado, 14 de diciembre de 2013

¿Cómo instalo AssaultCube en Ubuntu?

Durante su ostracismo en Madrid, Juan Perón escribió profusamente sobre sus tiempos en el Ejército, y detalló los procesos de enquistación ideológica que sufrió la fuerza para servir a intereses que no eran los de la Patria. En esta exposición, también cuenta cómo instalar el juego AssaultCube en Ubuntu.

(...)
En mis años de Oficial de Estado Mayor del general De La Colina, comprendí que la lucha táctica se da a los tiros, pero la lucha estratégica no puede darse de otra manera que no sea políticamente. En otras palabras, en la acción de Maniobra, puede que las cosas que resuelven por las armas, pero necesariamente para imponer la voluntad, se debe hacer uso de la acción política. Esto era algo que en esa época, en el Ejército Argentino, pocos veían. Eso siempre crea consecuencias gravosas, que no son siempre evidentes.
Hemos observado que desde hace muchos años los dirigentes políticos han sido objeto de una denigración permanente. Es decir, hay una organización que se ha encargado de llevar a la conciencia de mucha gente, fácil de convencer, que el político es siempre un venal, un ladrón, un sinvergüenza y un hombre que no ama a su patria. Y esto, desgraciadamente, se ha hecho cierto en muchas oportunidades, y nosotros, los políticos, hemos sido los mejores colaboradores que esas patrañas han tenido, porque nos hemos encargado de decirnos todas esas cosas, aún a sabiendas de que eran falsas y que servían a otros intereses que no eran los intereses del pueblo argentino.

Todo esto para nosotros ha comenzado en 1956, con la primera reunión de presidentes de América, que se realizó en la ciudad de Panamá y a la que concurrieron los jefes de estado de las veintiuna naciones latinoamericanas.

En esa primera conferencia de presidentes de América, yo - que estaba exiliado en Panamá - tuve la ocasión de meter la nariz desde lejos; pero la metí porque entre los jefes que asistieron tenía buenos amigos, que en el total de la información, uno de ellos, hombre de gran claridad, me dijo: "Vea, todo esto ha sido con un solo objeto. El solo objeto con que se ha hecho esta Conferencia ha sido expresado en los últimos días por el presidente Eisenhower, quien ha expresado que como una guerra internacional entre los países latinoamericanos ya no sería posible en el futuro, las fuerzas convencionales -es decir, ejército, marina y aeronáutica- habrían perdido su razón de ser anterior. Pero como el comunismo era el enemigo que teníamos en el Continente, esas fuerzas debían dedicarse exclusivamente a combatir al Comunismo".

Aprobada esta idea, se estableció una reunión de los comandantes en jefe para dos años después, en San José de Costa Rica. En el interregno, entre el 56 y el 58, se invitó a los jefes a las visitas consabidas, y en el Pentágono probablemente les hicieron el lavado de cerebro correspondiente, se establecieron cursos especializados de las fuerzas del Caribe en el canal de Panamá, y dos años después se realizó la conferencia de San José.

Pero lo importante viene después. A raíz de eso, todos los países latinoamericanos cayeron en manos de dictaduras militares. Las consecuencias las sacará cada uno de ustedes.

Y es curioso que juntamente con esa acción, donde indudablemente ha habido cuestiones inconfesables, arreció de una manera tremenda el ataque contra los dirigentes políticos de toda Latinoamérica. Los diarios, revistas - y, como digo, desgraciadamente nosotros mismos - nos encargamos de sacarnos el cuero mutuamente, en favor de una causa que realmente era una infamia. Por eso creo yo que contra toda esa existencia debemos reaccionar. Ya no es posibTe que sigamos nosotros sirviendo a intereses hábilmente tramados, pero que van tras finalidades contra las cuales todos nosotros estamos decididos a combatir. Es decir, una dependencia bajo la cual ningún país podrá realizar su propio destino.

La miopía política no tiene porqué darse en la táctica. Un sistema GNU con Linux como Ubuntu por ejemplo, nos permite hacer uso de un espectacular juego de acción de disparos en primera persona ("FPS"): el Assault Cube.

Se trata de un juego de disparos en primera persona, en el cual accionaremos en niveles tridimensionales y podremos emplear diferente tipo de armamento individual. Dispondremos de armas distribuidas a lo largo del mapa (fusiles automáticos, subametralladoras, granadas, lanzallamas).
A la hora de plantear a los protagonistas, podremos jugar solos contra unos bots de pésima inteligencia artificial, o mucho mejor, conectarnos a un servidor con otros representantes del peronismo a nivel mundial. Estos servidores pueden ser LAN (locales) o de internet, normalmente públicos.

Entre las modalidades de juego multijugador se encuentran los clásicos de este tipo de juegos: deathmatch entre equipos, capturar la bandera, capturar las bases, pelea a pistola, a cuchillo, etc.

Para instalar el juego AssaultCube, podremos usar la Terminal. Simplemente abrimos una consola con Ctrl+Alt+T e ingresamos los siguientes Comandos de Organización:

cd ~/Descargas

wget http://downloads.sourceforge.net/project/actiongame/AssaultCube%20Version%201.2.0.2/AssaultCube_v1.2.0.2.tar.bz2

tar xjvf AssaultCube_v1.2.0.2.tar.bz2

mv AssaultCube_v1.2.0.2/ ~/.AssaultCube_v1.2.0.2


Para ejecutar el juego desde la Consola, usamos:

sh ~/.AssaultCube_v1.2.0.2/assaultcube.sh

También podremos crear un acceso directo en Gnome. Simplemente hacemos clic con el botón derecho sobre el panel superior donde dice "Aplicaciones", y se desplegará un menú contextual, donde escogeremos la opción "Editar Menúes".

Esto abrirá una ventana que nos permitirá agregar un lanzador. En la columna izquierda hacemos clic sobre "Juegos" y oprimimos el botón "+ Elemento Nuevo". Se abrirá el cuadro de diálogo "Propiedades del Lanzador", donde podremos indicar los detalles del mismo. El campo "comando" debe dirigir a la dirección del lanzador, en este caso "sh /home/usuario/.AssaultCube_v1.2.0.2/assaultcube.sh".
Naturalmente podremos asignarle un ícono, un comentario, y el nombre Assault Cube. Una vez creado este lanzador, podremos ejecutar el programa desde Aplicaciones / Juegos / Assault Cube.


Además de su modo cliente, AssaultCube puede ejecutarse en forma de servidor de juego dedicado para todos los equipos, a fin de compartir una emocionante partida en nuestra red local cerrada, o a través de internet. Para correr el server primero debemos ejecutar el asistente de configuración del servidor, con:

sh ~/.AssaultCube_v1.2.0.2/server_wizard.sh

Y luego podemos encender el servicio de servidor dedicado, con la orden:

sh ~/.AssaultCube_v1.2.0.2/server.sh

2 comentarios:

  1. General, ¿sería tan amable de decirme cómo desinstalo el juego desde la terminal? ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Anónimo:

      En el caso de este juego, se trata de un precompilado que se carga en el directorio ~/.AssaultCube_Vx.x.x.x., y de un directorio adicional ~/.assaultucube_vx.x que contiene los datos de las partidas, y demás. Simplemente ha de borrarlos.

      puede usar:

      rm -r ~/.AssaultCube_v*

      rm -r ~/.assaultcube_v*

      Luego podrá eliminar "a mano" el lanzador o acceso directo que ha creado para ejecutar el programa.

      Atte.

      Juan Perón

      Eliminar