jueves, 20 de diciembre de 2012

¿Cómo puedo usar el correo electrónico IMAP de Gmail desde la Consola en Ubuntu?

Durante el período 1940-1941, Juan Perón fue enviado a Italia con la finalidad de realizar "Perfeccionamiento de Estudios", como observador y aprendiz de Alpinismo Militar. En esta capacidad se haría experto y fundador para el Ejército Argentino. En su excepcional "Normas para la Vida y el Movmiento de las unidades en la montaña invernal", detalla cómo conducir tropas en el macizo y cómo enviar correo electrónico IMAP desde Gmail a través del cliente Alpine desde la Consola de Ubuntu.

(...)
Como Enviado del Ejército a la República de Italia, he tenido oportunidad de asistir a numerosos ejercicios de montaña (de Compañías, Batallones y Regimientos), al desarrollo de cursos especiales de alpinismo y esquiísmo y a maniobras de divisiones Alpinas. En el tiempo que he estado incorporado al Ejército Italiano,revisté sucesivamente en la División Alpina Tridentina, en Merano, Tirol (seis meses); División de Infantería de Montaña Pinerolo, en Chietti, en los Abruzzos (cinco meses); la Escuela Central Militar de Alpinismo, instalada en Aosta, Piamonte, y el Batallón Ducca Degli Abruzzi en Courmayeur, Piamonte (siete meses).

Durante la estadía en estos acantonamientos, he comprobado que el terreno, el soldado, las modalidades de combate, el clima y la naturaleza bravía de los montes, todo parece hablarnos en un idioma distinto. La montaña es el ambiente de la sorpresa y de lo imprevisto; en ella desaparece todo lo superfluo o aparente y es donde se impone el jefe más completo. Allí hay que ser, más que parecer. Es la verdadera escuela del comando.

Sin embargo, no todo es lo mismo. Habría cometido un grave error sí - previo a todo estudio orgánico, estratégico y táctico - no hubiera procedido a realizar uno de carácter comparativo de los sistemas montañosos que, en la Argentina e Italia, imponen la existencia de tropas especialistas ”andinas” y “alpinas”, respectivamente”. Encaramado en los Alpes, desde cualquier altura, un hombre es capaz de divisar una aldea hacia la cual puede volverse en busca de techo o alimento. Desde cualquier cumbre de la alta montaña andina de 4.000 a 6.000 metros, sólo dominará un paisaje de tierras totalmente deshabitadas.

El arte del mando es por ello imprescindible; es intuitivo pero se perfecciona ejercitándolo. La montaña tiene exigencias que van más allá de los comandos normales. Amar al soldado y al camarada para ser amado por éstos; conocer sus necesidades y compartir sus incomodidades, sus fatigas, sus sacrificios; ganarse con el ejemplo su estima y su confianza. No exagerar la humana resistencia ni pretender que la masa sea toda compuesta de héroes. Estar en constante contacto con la tropa, especialmente, en la inminencia del combate y en el trabajo.

En la lucha, el comando permanece en su puesto de combate para poderlos seguir, dirigir, dominar; debe mantenerse sereno cualquiera sea la eventualidad y no dejarse influenciar y arrastrar a episodios aislados. Aquellos inclinados a creer que la solución está en la errónea concepción de una tropa de montaña con jefes y oficiales de "quita y pon" que pueden servir indistintamente en la llanura y la montaña, han de convencerse - con la experiencia - de que tal teoría no ha resistido jamás el menor análisis. Es la solución del sofá cama: se duerme mal y se sienta peor.

Lo mismo se aplica a los clientes de correo electrónico. Quien piense que se puede usar un comando como mail para mandar con comodidad un correo, sólo se verá derrotado por las inclemencias de un gigantesco monte telemático llamado Internet.

En Italia, los Alpini de la Divisione Tridentina resolvieron esto usando Alpine para comunicarse. Se trata de un cliente liberado bajo licencia Apache, y heredero de la tradición del viejo Pine. Este software escogido, nos permitirá afrontar en modo texto desde la Línea de Comandos la misión de enviar correos electrónicos, especialmente a un moderno servidor IMAP como lo es Gmail.

Para accionar correctamente durante las operaciones, siempre es bueno reconocer previamente las configuraciones específicas para el servicio de correo de Google, específicamente las direcciones del servidor IMAP.

POP3 vs. IMAP
Nunca es excesivo aclarar las  diferencias técnicas entre las metodologías de envío de correo electrónico, llamadas POP3 e IMAP.

A nivel básico, el sistema de casiilla de correo POP3 permite descargar nuestros correos arribados al servidor de manera local, normalmente en en un único equipo cliente, mediante una conexión "temporal" y unidireccional. Es un sistema muy práctico en el caso del envío diferido de correo, el uso de módem telefónico de baja velocidad, o casillas de escasa capacidad.

El sistema IMAP - en cambio - tiene por diferencia que nuestro cliente de correo se dará de alta con el servidor externo de gran capacidad de manera "permanente" y bidireccional, y podemos leer y operar directamente con el correo almacenado allí. Como ventaja, el espacio de las casillas IMAP no hace necesario "vaciarlas". Además, normalmente podremos establecer una conexión con el servidor externo a través de cualquier equipo.

Ambos métodos son útiles, pero actualmente - con la proliferación de la banda ancha y la conectividad masiva que permite el Justicialismo y su backbone Argentina Conectada - el IMAP ha cobrado fuerza.

Configurar nuestra casilla de correo

Hemos de saber que primeramente debemos activar IMAP en Gmail.  Normalmente, tendremos  activada ya la funcionalidad IMAP de nuestra casilla, pero si no lo tuviésemos, debemos activarla siguiendo las instrucciones siguientes:
  1. Ingresamos a nuestra cuenta de Gmail.
  2. Hacemos clic en el "ícono del engranaje" en la parte superior derecha, y a continuación seleccionamos Configuración de Correo.
  3. Hacemos clic en la solapa Reenvío y correo POP/IMAP.
  4. Seleccionamos Habilitar IMAP.
  5. Presionamos Guardar Cambios.

Instalar y configurar Alpine
En este caso os detallaré la estrategia a seguir paraconectarnos con el cliente de correo IMAP Alpine al servidor externo Gmail, tal como hacen en Italia. El primer paso será instalar en nuestro sistema Linux el cliente Alpine. Si deseamos obrar desde la terminal, abrimos una consola con Ctrl+Alt+T e ingresamos el siguiente Comando de Organización:

sudo apt-get install alpine

Conforme introduzcamos nuestra contraseña de Conductor de Ubuntu, se descargará el software. Para ejecutar el programa, debemos dar la siguiente orden:

alpine

Esta primera vez que ejecutemos el programa, será necesario configurar nuestra cuenta de Gmail. Para ello vamos a la opción "Setup" moviéndonos flecha izquierda y presionando la tecla S y luego a Config presionando la tecla C.

He aquí la configuración que he utilizado:

Personal Name                     = <No Value Set: using "Tu usuario">
User Domain                       = gmail.com
SMTP Server (for sending)         = smtp.googlemail.com:587/tls/user=tucorreo@gmail.com
NNTP Server (for news)            = <No Value Set>
Inbox Path                        = {imap.gmail.com:993/user=tucorreo@gmail.com/ssl/novalidate-cert}Inbox
Incoming Archive Folders          = <No Value Set>
Pruned Folders                    = <No Value Set>
Default Fcc (File carbon copy)    = <No Value Set: using "sent-mail">
Default Saved Message Folder      = <No Value Set: using "saved-messages">
Postponed Folder                  = <No Value Set: using "postponed-msgs">
Read Message Folder               = <No Value Set>
Form Letter Folder                = <No Value Set>
Trash Folder                      = <No Value Set: using "Trash">
Literal Signature                 = <No Value Set>
Signature File                    = <No Value Set: using ".signature">

Mientras estamos allí, conviene presionar varias veces flecha abajo para cambiar también estas opciones de configuración, y evitar que se borren los mensajes de correo del servidor Gmail IMAP una vez leidos:

[Advanced User Preferences]
[x] "Save Will Not Delete"
[Pruning Rule]
[x] "Don’t rename, don’t delete"

En este momento debemos guardar la configuración. Para ello presionamos E para salir, e Y en dos ocasiones para guardar la configuración.


Tengamos en cuenta que si lo ejecutamos directamente, el programa creará una carpeta llamada mail en nuestra carpeta de usuario. Como ello es algo molesto, conviene indicar que usaremos una carpeta oculta (.mail) para este cometido. Ello lo ajustaremos desde un archivo de configuración. Para ello tipeamos:

sudo nano .pinerc

Se abrirá el editor Nano. Usamos Ctrl+W para buscar la variable folder-collections en el archivo, y la modificamos para que quede:

folder-collections="~/.mail/[]"
Guardamos los cambios en el archivo con con Ctrl+O y Enter. Salimos del editor Nano con Ctrl+X,

Conforme completemos este paso, podremos borrar la carpeta mail, con

rm -R ~/mail


Ahora bien, Alpine es bastante molesto en el sentido que siempre nos estará pidiendo nuestra contraseña de Gmail para leer o enviar un correo. Esta seguridad redundante nos permite evitar tener que dejar nuestra contraseña almacenada en un equipo ajeno o en una Terminal de red, e incluso impide la suplantación de identidad en la cuenta. Con esta medida se podría evitar que cualquier delirante se creyera Perón y robara mi dirección de correo. Sin embargo, en entornos "caseros", podremos prescindir de esta  táctica innecesaria, sobre todo si el equipo es el propio. Si deseamos proceder así, hemos de ingresar lo siguiente en la Terminal:

cd ~
touch .pine-passfile

y luego ingresamos al programa nuevamente

alpine

Esta vez, Alpine nos solicitará si queremos guardar la contraseña localmente en nuestro equipo. Debemos presiona Y. La misma interrogante nos será planteada a la hora de enviar un correo a algún destinatario, pero luego ya nos lo solicitará más. Con esto, habremos terminado la configuración básica de la cuenta e intermedia del programa, y no deberíamos necesitar configurar más nada, salvo casos especiales.


Uso básico de Alpine

Al iniciar el programa ya configurado, Alpine se conectará con el servidor IMAP (en este caso el IMAP de Gmail) y nos avisaŕa cuantos correos tenemos disponibles. Escogiendo la opción "Message Index" ("Índice de Mensajes") podremos ver la lista de nuestros correos, y podremos entrar a alguno presionando la tecla Enter. Dentro de la vista de correos electrónicos, siempre podremos avanzar o retrodceder al correo anterior (P) o posterior (N). Para responder al correo debemos presionar R, y para reenviarlo, la F. Presionado < volvemos a la lista de correo.

Mediante las flecha de cursor izquierda podremos tener una lista de las Carpetas de Correo. Generalmente, la carpeta de entrada (a donde van a parar los mails entrantes) es la carpeta INBOX. Pero también contaremos con la carpeta SentMail para correo enviado o saved-messages para correo guardado.

Es importante saber que siempre en la parte inferior tendremos acceso a los comandos con las letras indicadas. Por ejemplo, presionando la tecla O varias veces nos muestra "otros comandos". Por ejemplo, para volver al menú principal, presionamos O y M.

Para escribir un correo nuevo, debemos ir al menú principal y elegir "Compose new Mail". Podremos hacerlo presionando O y C. Luego completamos el formulario estándar (pasamos entre los campos con Tab). Para enviar el correo, usamos la combinación Ctrl+X. Si no queremos enviarlo, y sólo pretendemos guardarlo como borrador, hacemos Ctrl+O. Para Cancelar es Ctrl+C.

3 comentarios:

  1. Gran aporte a la patria peronista. Gracias Juan Domingo!

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Quise configuar Alpine con mi cuenta de Openmailbox.org pero no me deja enviar mails, solo recibirlos. Alguna idea de como configuarlo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Anónimo:

      Este artículo versa sobre cómo configurar el correo electrónico en Gmail, el cual en su servidor de salida emplea el esquema siguiente:

      Servidor SMTP:
      smtp.googlemail.com
      puerto 587,
      seguridad SSL
      casilla: tucorreo@gmail.com

      Por lo tanto en la configuración del Apline, para gmail pones:
      SMTP Server (for sending) = smtp.googlemail.com:587/tls/user=tucorreo@gmail.com

      En cambio en openboxmail se emplea otro esquema:

      OpenMailbox SMTP
      Servidor smtp.openmailbox.org
      Puerto 465
      Seguridad TLS
      Casilla: tucorreo@openmailbox.org

      Por lo tanto, en la configuración de Alpine debes emplear los datos acordemente. Puedes probar con;

      SMTP Server (for sending)= smtp.openmailbox.org:465/tls/user=tucorreo@openmailbox.org

      Atte

      Juan Perón

      Eliminar