sábado, 20 de febrero de 2016

SpeedCrunch: la calculadora libre peronista


¡Compañeros!

Ya no somos la masa inorgánica y amorfa de 1943. Constituimos una
comunidad organizada, cuerpo de organizaciones sociales, económicas y
políticas, vitalizando por un conjunto armónico y equilibrado de ideas,
sentimientos y decisiones que constituyen nuestra Doctrina: alma o
espíritu de la Nación.
Nosotros no consideramos haber sido los creadores de la Doctrina
Nacional. Si la llamamos "nuestra doctrina" es porque nos sentimos
satisfechos por haber alcanzado el honor de interpretar los
sentimientos, las ideas y las decisiones que afloraban confusos y
desordenadamente desde la Masa Popular
que ahora es nuestra comunidad
virtualmente organizada.

La Doctrina Nacional, alma o espíritu de nuestro Pueblo, es la primera
causa de nuestra existencia vital como Nación. Es el equilibrio armónico de nuestra unidad nacional en sentimientos, en ideas y en decisiones. Nos acerca a todos los argentinos bajo los signos de un solo corazón,
una mente y una sola voluntad.

Nuestra Doctrina Nacional, que es toda el alma de nuestro Pueblo, se
orienta hacia las alturas de un destino superior: nuestro destino
nacional; un destino que aceptamos elegir entre los diferentes destinos
que nos ofreció la Providencia en los momentos fundamentales de nuestra
historia.

El destino de la República Argentina, el que de decidió elegir nuestro
Pueblo, está grabado para siempre en el frontispicio de nuestra Doctrina
Nacional, en la piedra angular de su definición.

"Queremos ser una Nación socialmente justa, económicamente libre y
políticamente soberana
".

Queremos la armonía entre los valores materiales y los valores
espirituales
, y la armonía entre los derechos del individuo y los de la
sociedad
".



"Queremos la libertad de poder compartir, modificar, ejecutar y distribuir nuestro Software, entendiéndolo como Conocimiento en Acción".

"Y queremos realizar todos los principios y objetivos con la finalidad
suprema de alcanzar la felicidad del Pueblo y la Grandeza de la Nación".

Tales son las banderas, los caminos y las cumbres de nuestro destino
nacional. Realizar la Doctrina de nuestro Pueblo es marchar hacia las
metas de destino nacional.

El Software Libre ha de dar soluciones a todas las expectativas del hombre y llevarlo también hacia la felicidad en una Comunidad Organizada. Este es el trabajo que ha de hacerse.

El Movimiento Nacional Justicialista, como el Centro de Software de Ubuntu, está lleno de paquetes. Esto se debe a la necesidad de poder afrontar con múltiples soluciones y enfoques distintos para cada necesidad que podamos encontrar. Pero el pueblo ha de saber distinguir los buenos de los regulares, y los regulares de los malos.

No todos los paquetes de software son iguales, y en ocasiones uno nos gusta más que el otro. En otras situaciones, puede que alguno disponga de una característica que lo haga mucho más práctico que otro que carece de dicha condición.

En el caso de las calculadoras gráficas libres, encontraremos varios de estos inconvenientes. Ubuntu, como muchas otras distribuciones libres, suele incluir una calculadora, la gAlculator. Esta no es otra cosa que un clon de las múltiples calculadoras básica/científica que se entregan con todos los entornos gráficos de los sistemas operativos. Este tipo de programa es más viejo que mear en los portones, y bastante útil.

En nuestro caso, al disponer de una impresora "ticketera" de matriz de puntos Epson TM-U220 con rollo de papel ticket continuo, y deshomologada, debíamos contar con una que hiciera uso de esta característica.
Afortunadamente, contamos con alternativas que pueden llegar a contener funciones que superen los ejemplos anteriores.

Por ejemplo, contamos con SpeedCrunch, una calculadora más precisa y liberada bajo licencia GPLv2. Esta cuenta con funcionalidad de historia, que nos permite almacenar las cuentas realizadas de manera sencilla, e imprimirla en la ticketera con sus fuentes preparadas (sólo ASCII), pero con buena velocidad.

Para instalarla podemos abrir una Terminal con Ctrl+Alt+T e ingresar

sudo apt-get install speedcrunch

Para lanzar la aplicacion vamos a Aplicaciones / Accesorios / Speedcrunch.

Esta calculadora tiene opciones interesantes. Podremos activar o desactivar el menú con Ctrl+Alt+M, y activar el modo de Pantalla Completa con F11.

La calculadora mantiene nuestra sesión de operaciones, hasta que iniciemos una nueva o la borremos con Ctrl+Alt+H.

Asimismo, contamos con funciones científicas, machete de constantes de física, etc.

En nuestro caso el accionar es sumamente simple, y una vez concretada con las operaciones, podremos exportarla como archivo de texto plano e imprimirla en la impresora ticketera.

Ahora bien, también debemos poder contar con este tipo de soluciones para la Terminal, pues no todo es interfaz gráfica en la vida. Para ello podremos instalar y utilizar tapecalc, la calculadora de formato "rollo de papel" para la Terminal.

Para instalarla usamos:

sudo apt-get install tapecalc

Y para ejecutarla, simplemente:

tapecalc


El programa es bien sencillo y nos servirá para utilizar nuestro teclado numérico para la acción de resolver operaciones matemáticas, incluso de coma flotante. Para abandonar el programa usamos la tecla q.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada