jueves, 25 de febrero de 2016

¿Cómo puedo emular películas fotográficas en Ubuntu?


¡Trabajadores!

La Conducción Política es un Arte, y como tal cuenta con su técnica y su teoría. Técnica y Teoría constituyen su parte inerte. Sin embargo su componente vital es de igual importancia: la conforma el Artista, el cual habrá de estar ungido con el óleo sagrado de Samuel que todos hemos recibido al nacer.
La fotografía también es un arte que vive bajo los mismos preceptos. Por ello debemos procurar comprender su técnica, su teoría, y también progresar en todo como artistas.

Sabemos que la reproducción de de tonos o crominancias es uno de los ejes de la reproducción fotográfica, y que como todo arte este aspecto está siempre bajo el escudriño de todos. Serán estos parte del lenguaje que hemos de dominar. Algunos intentan referir que tanto el tono como el color dependen de ciencias exactas, bajo las cuales podrían cuadrarse todo tipo de pigmentaciones y explicarse todo tipo de resultados, estigmatizaciones, patrones, etc. Esta visión - si bien difundida - cae ante el peso de la Realidad, que es la Única Verdad. El color, so pena de ser exacto, es en realidad un cuasi-producto de la intangible emoción humana, y su interpretación en tan personal como lo es la percepción visual, y tiene tanto que ver en el resultado expresado, como las frecuencias musicales tienen que ver con el gusto musical. Son parte componente, pero no el todo.

En la era de la fotografía química este discernimiento cromático se debía en gran parte al emulsionado particular de cada material fotosensible necesario para el registro de la imagen. De esta forma cada formulación o etiqueta otorgaba una rendición y una representación estética determinada, que el fotógrafo hábil podía utilizar como eficaz herramienta expresiva. Cada fabricante a su vez entendía que su material componía la "paleta de pintor" del fotógrafo, y en cierta medida trataban de mantener la representación cromática de sus materiales uniformada para satisfacer cada noción estética creada.
Con el advenimiento de la fotografía digital, todo esto quedó en mano del software privativo con el que la mayoría de los equipos de registro suelen contar para la captura de imágenes. Este firmware repercute en la apreciación e interpretación de los resultados gráficos finales en la imagen, y en vista de ellos muchos fabricantes de cámaras digitales optaron por incorporar la capacidad de poder alterar las apreciaciones tonales o colorimétricas en sus cámaras mediante una serie limitada de opciones, o más bien "perfiles cromáticos". Es así como surgen los "Picture Styles", Estilo de Fotos, o demás nombres para describir algunas opciones que ahora el fotógrafo digital tenía a mano. Podremos ahora escoger entre la reproducción gráfica "Normal/Standard", "Retrato", "Paisaje", "Fiel", "Vívido", etc.
Luego se hizo evidente que muchos fotógrafos no se conformaban con estas propuestas limitadas, y en virtud de ello se comienzan a incorporar las funcionalidades de registro RAW en muchas cámaras, sobre lo cual ya me he extendido para hacerles frente gracias al Software Libre.

Sin embargo, ¿qué sucede si deseo replicar la estética de la película fotoquímica tradicional? ¿Qué sucede si deseo la estética de tal o cual negativo, o diapositiva? En dicho caso, emplear la funcionalidad RAW puede ser una salvación o un mal augurio. Los archivos RAW disfrutan de una enorme latitud de corrección cromática y lumínica, pero no siempre reflejan "un tipo de rollo determinado".

Para ello, hemos de utilizar otros programas que alteren el color de nuestra fotografia digital lograda de manera neutral o con modo colorimétrico adecuado. G'MIC se trata de un paquete de plugins compatibles con el editor gráfico GIMP y otros como Krita o incluso editores de video como Flowblade. Como tal nos permite agregar una buena cantidad de efectos y funcionalidades a las ya disponibles en este editor gráfico libre. Entre estas se encuentra la de simular distinto tipo de películas fotográficas.

Como tal el programa se incorpora al menú Filtros de GIMP, para darnos un conjunto de herramientas flexibles y potentes que no están incorporadas en la versión original. Indudablemente que GIMP (actualmente en su versión 2.8) es capaz de replicar sus resultados, pero normalmente deberíamos invertir para ello varios pasos y varios minutos más de trabajo, por lo cual instalar C'MIC suele ser recomendable también como una buena oportunidad para facilitar la edición general de cualquier fotografía.

Otros de sus resultados son efectos vistosos o requeridos para ciertas terminaciones de tipo fotográfico (viñeteados, marcos, correcciones de luz, etc).

Para instalar la aplicación debemos abrir una terminal con Ctrl+Alt+T e indicamos el siguiente bloque de Comandos de Organización:

sudo add-apt-repository ppa:otto-kesselgulasch/gimp
sudo apt-get update
sudo apt-get install gmic gimp-gmic



Una vez finalizada la descarga e instalación desde la Terminal, podremos arrancar GIMP como lo hacemos siempre, desde Aplicaciones / Gráficos / Editor de imágenes GIMP.

Conforme el editor gráfico, podremos abrir una imagen que deseemos trabajar, y acceder a las funcionalidades agregadas desde el menú Filtros / G'MIC...

G'MIC abirá una ventana de control que contiene todas sus funciones.

En la parte derecha se nos mostrará la previsualización del efecto escogido.

También podríamos administrar cómo funcionarán las capas, si es que estuviésemos trabajando con ellas, y escoger así si queremos aplicar en todas las capas de trabajo a los efectos a realizar, o solo algunas de ellas.

En la parte central tendremos categorizados todos los tipos de efectos y tratamientos que podremos hacerle a la imagen, cada uno de ellos con una buena cantidad de efectos en su interior. Las categorías son: Patrones y Cerámicos, Efectos Artísticos, Blanco y Negro, Efectos Color, Contornos, Deformaciones, degradados, detalles, emulación de película, marcos, frecuencias, capas, luces y sombras, patrones, renderizado (para formas en 3D), Reparar, y secuencias.

Entre las funciones categorizadas en este caso debemos recurrir a la potente funcionalidad de "emulación de película" (film emulation). Esta se debe específicamente a simular el resultado visual de distinto tipo de películas sobre nuestra imagen.

Sobre el costado izquierdo podremos ajustar diferentes parámetros que hacen al mismo, pero lo más importante será que contaremos con un menú de presets (o sea, ajustes preestablecidos) que nos permitirán escoger de una lista el tipo de resultado visual que busquemos.

Entre las diapositivas color - ampliamente utilizadas en publicaciones - encontraremos clásicos insuperables como las densas Provia, la neutral Sensia, la Superia y la vibrante Velvia de la casa Fuji. Por Eastman-Kodak tendremos su  Kodachrome y la clásica Ektachrome, así como las sesentosas Elite Chrome. En autorevelado diapo están las Polaroid 669, 690, y la restringida Polachrome.

Para lograr una clásica rendición tonal blanco y negro, hay que recurrir a las películas negativas clásicas. Ello lo podremos lograr bajo el apartado B&W Films, donde encontraremos los documentales ortocromáticos de Ilford FP4, HPS, HPS, XP2 o el PAN F Plus pancromático. También tenemos la variedad clásica de Kodak, con su T-Max y el Tri-X de grano fino, así como los Rollei Ortho de uso técnico, y los consabidos Polaroid 665, 667, y 672 con su estética rockera.
Los negativos color los tendremos categorizados según sus formulaciones post-1970 ("new") o sus formulaciones antiguas ("old").
Tendremos aquí la capacidad de cargar nuestra cámara con carretes Fuji Delta, Neopan o Superia, y los eméritos Kodak Portra VC o NC (Vivid Color o Neutral Color, cajita amarillo-violeta o cajita amarillo-azul).

En la parte derecha inferior nos encontraremos con una previsualización en miniatura de la imagen que estemos tratando, y de las opciones que hacen a dicha previsualización. Normalmente será sobre la imagen entera, pero podremos con facilidad disponer de una previsualización tipo "split" (foto dividida) para cada imagen).

Para llevar a cabo los efectos propuestos, podremos presionar el botón Aceptar o Aplicar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada