jueves, 21 de febrero de 2013

¿Cómo creo e imprimo partituras en Ubuntu?

Entrevistado para la célebre revista Radiolandia, Juan Perón toca el Piano acompañado por la inmortal Evita, y nos enseña a crear e imprimir partituras con Ubuntu.

Periodista: ¡Flor de Piano general! Aunque disculpará si le decimos que toca horrible! ¡No pega una! Pero las partituras que tiene están muy bien impresas. ¿Cómo hizo?

Juan Perón: ¡Vean señores!

Desde su génesis, nuestro Movimiento ha favorecido el necesario esparcimiento y ocio entre aquellos que trabajan. Esto es así porque se aprecia ya impensable que un hombre obre  sin cesar tal cual lo hace un burro: la dignidad de la historia nos impone que reciba un descanso que tiene que ser - a todas luces - reparador.

Sin embargo, mientras esto sucede, nada impide que un hombre practique otras artes que ejerciten su mente y su corazón. Indudablemente que entre las bellas artes, contamos con una de las más admiradas: la música. Como ser social, la humanidad ha encontrado en ella un medio de expresión sin el cual no puede vivir. Esto lo hemos comprendido, incluso dentro de las Fuerzas Armadas, donde mas que tiros, hoy hacemos sonar pitos y matracas.

Es una afición que comparto: pocos saben que en la Quinta tengo este piano que hoy les muestro, el cual disfruto tocar junto a la Abanderada de los Humildes y del Software Libre.
En un mundo como el nuestro, la industria de la música se ha visto revolucionada por la aplicación completa del uso de las computadoras. No sólo en lo que atañe el almacenamiento y la reproducción de los fonogramas, sino que incluso su mera producción y estudio pasa hoy por un flujo de trabajo que hemos de llamar digital.

Desde los instantes iniciales del desarrollo informático se hizo evidente para el más negado que un ordenador capaz de interpretar funciones matemáticas, pronto podría terminar simulando un sinnúmero de instrumentos musicales otrora costosos. Cuando el poder de cómputo siguió su camino ascendente dejó de ser un sueño que la computadora oficiara de  director y concertista, todo a la vez.

Aún así, en tiempos pretéritos este empleo de la potencia digital sólo quedaba al alcance del oligarca, quien podía disponer de un Synclavier II con una terminal VT100, saturada hasta su último byte de memoria con software privativo.
¡Desde el Justicialismo hemos comprendido esto, y hemos dicho que esta posibilidad debe ser para quien la quiera tener, sin distinción! Por ello, no bien hubo hardware capaz reproducir sonido muestreado o sintetizado, bajo la bandera del software libre se atresó para proveer programas escritos capaces de reproducir, grabar, realizar edición multipista, oficiar de controladores musicales, procesar efectos digitales, funcionar como estaciones de trabajo de audio digital completas, etc.

Aún así, en ocasiones nuestros requerimientos son más específicos, y se reducen a de un buen programa de notación y edición de partituras, capaz de permitirnos componer pero muy especcialmente entregar partituras impresas a varias decenas de músicos concertistas.

Muchos me han preguntado si en el campo del software libre existe algún programa especializado en escribir partituras y rellenar pentagramas. Y como no podía ser de otra manera, la respuesta es afirmativa, pues el Justicialismo ha hecho realidad efectiva aquél viejo apotegma que reza "donde existe una necesidad, nace un derecho".

Se trata de MuseScore, de código liberado bajo licencia GPLv2, el cual podremos instalar y usar en nuestro sistema operativo Justicialista. Se trata de un editor de partituras, que nos permitirá crear e imprimir pentagramas de gran calidad, además de tener cantidad de funciones avanzadas.
Asimismo, su sintetizador musical incorporado nos permitirá escuchar la composición escrita, o podremos dejar la tarea a un sintetizador exerno conectado por medio de una interfaz de salida MIDI. Asimismo, usando el la entrada MIDI podremos conectar nuestro sistema a un sintetizador externo, y "tocar", mientras el programa crea la partitura en tiempo real o paso a paso, corrigiendo - si fuese necesario - pequeños errores de tempo o ritmo que pudiésemos tener.

Para instalarlo, bien podremos hacer uso de la opción de instalación de la web oficial, que ya dispone de paquetes compilados para Ubuntu.

Para ello abrimos una terminal con Ctrl+Alt+T e ingresamos los siguientes Comandos de Organización:

sudo add-apt-repository ppa:mscore-ubuntu/mscore-stable 
sudo apt-get update 
sudo apt-get install musescore

El sistema nos solicitará que ingresemos "a ciegas" nuestra Contraseña de Conductor, y conforme se haya producido la descarga e instalación de la paquetería necesaria, podremos dar inicio al MuseScore. Para ello vamos a Aplicaciones / Sonido y Video / MuseScore.
Normalmente, habremos de iniciar una partitura, comenzando por agregar notas al pentagrama. Como ya se ha explicado, bien podrán utilziar un teclado MIDI, el ratón para irlas incorporando, o los atajos de teclado (de 1 al 9 dependiendo de la duración de la nota, Barra Espaciadora para dejar un silencio, etc).

Asimismo, MuseScore nos permitirá importar archivos MIDI estándar (MID) y creará las partituras genéricas para los instrumentos (o voces) que lo componen.

Presionando el botón Reproducir (Play) podremos escuchar en el sintetizador la música en cuestión. Los ajustes concernientes al uso del sintetizador se lograrán mediante la tecla F10 (tipo de instrumento, volúmen y paneo, efectos como reverb y chorus, etc).

Una vez finalizada la partitura y corregida, podremos exportarla o imprimirla. Es aquí donde logramos los mejores resultados, pues MuseScore está capacitado para presentarnos unas impresiones excelentes, en cualquier tamaño de página, en página simple o apaisada, a carilla simple o doble faz.
El programa está capacitado para trabajar con impresiones PDF o PostScript. En el caso de contar con una impresora láser PostScript con capacidad dúplex (esto es, impresión a doble faz), la velocidad de impresión será realmente sobresaliente, pudiendo  imprimir piezas de varios movimiento para decenas de concertistas en escasos minutos.

Como podía esperarse de un programa promovido por el Justicialismo, la documentación es muy buena. Contamos con videos de instrucción subtitulados en el canal oficial de Youtube. La Comunidad puede dirigirse al excelente blog http://musescoretutoriales.blogspot.com, cortesía de Alvaro Buitrago. Asimismo, si deseamos contar con el manual del programa en castellano, podremos descargarlo e imprimirlo desde aquí.

3 comentarios:

  1. Un poco más tarzanesco, pero muy potente, es el programa Lilypond. Es el que yo uso.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto mi general, lilypond es muy bueno, sobre todo si usamos frescobaldi para que sea de facil uso por parte del pueblo

    ResponderEliminar
  3. ¡Oh! ¡Gracias, General!. ¿Sabés?, ya fuera de joda. Hace años que visito tu página. Siempre salgo instruido en diferentes aspectos y generalidades de linux. Pero nunca te comenté. Te quería decir que hacés (o hacen) un excelente trabajo, no solo por la difusión del SO, sino por el humor que le ponés a cada una de las entradas, (las cuales son difíciles de NO leer!).

    Te (o los) felicito. Se agradece mucho y también se admira tan grandiosa página de difusión. ¡Un saludo desde Rosario!

    ResponderEliminar