jueves, 13 de septiembre de 2012

Jugá al Billard-GL: el pool peronista

¡Descamisados!

La distribución de la riqueza, así como la de Ubuntu, nos ha permitido contar con el favor del Pueblo. Es ella la verdadera arma que nuestros enemigos temen, pues carentes de opciones politicas para ofrecer, no pueden sino quejarse de los logros de todo un Pueblo.

El software de un país no puede estar en manos de cuatro vivos. Ha de distribuirse con justicia y equidad a todos. Ello es lo sano, y es también lo justo.


No es un secreto para nadie que para ejercer la conducción, a veces es necesario hacer correr ciertas bolas. Esto provoca la desorganización del enemigo, yendo detrás de ardides que lo dejarán "pintando en el aire".

Existen situaciones que esto puede replicarse utilizando software libre. Billard-GL es una simulación de juego de billar que permite jugarlo solo o acompañado, en torneo de 9 bolas o el más tradicional, con 8. Es ideal para aquellos que - como yo - gustan del juego, pero no disponen de una mesa de billar para disfrutarlo.
Se trata de un software liberado bajo licencia GPLv2 y escrito por Tobias Nopper, Marina Welte y Stefan Disch, y que usa interesantes gráficos 3D, mediante la tecnología OpenGL. En su diseño se ha simulado la física básica del juego de billar, por lo cual resulta una plataforma interesante para jugarlo.
Para instalarlo, simplemente vamos al Centro de Software de Ubuntu y buscamos la aplicación "Billard-GL". Una vez que la encontremos, simplemente presionamos el botón "Instalar". El sistema nos solicitará nuestra contraseñña de Conductor, y unna vez ingresada, descargará el paquete y lo instalará.

Para ejecutar el juego, vamos a Aplicaciones /Juegos / Billard-GL.
El juego consta de varias modalidades: Vista (en la cual podremos manejar la cámara con las teclas del cursor y el ratón), Apuntar, en el cual rotamos la vista para hacer puntería, y el modo Tirar, donde mantenemos presionada la barra espaciadora para llenar la "barra de fuerza" de modo de elegir la potencia de nuestro tiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada