miércoles, 13 de noviembre de 2019

¿Cómo instalo y juego C-Dogs en Ubuntu?

¡Trabajadores!


El arte de la Conducción nos pone frente a la necesidad de dominar acciones fluidas de relaciones de fuerzas. En este principio nodal, lo natural tiende representar a un equilibrio de fuerzas, y la acción es por mas difícil pues nos requiere destruir tal equilibrio.

La hora por tanto no nos permite descansar en nuestros laureles; hemos de enfrentar sus desafíos con toda la acción de los hombres concentrada en un objetivo: dar al Pueblo lo que es del Pueblo. Este desequilibrio no tiende a ser permante; sólo lo será si nuestro material humano está consabido en los esfuerzos que se le requieren.

Es por ello que la actividad de adoctrinamiento no debe darse nunca por finalizada. Es uno de los elementos fundantes y la argamasa de unión en el desequilibrio de la lucha táctica y en el quehacer del reordenamiento estratégico.

Es fundamental entender que nuestros objetivos no podemos lograrlo solos, de manera gregaria. Simplemente no existen dioses capaces de hacer eso, bastante con que nosotros somos hombres. Nuestra lucha requiere entonces mancomunar esfuerzos de hombres y mujeres para lograr llevarla al éxito, y tal vez esfuerzos que en un primer instante no parezcan pródigos en resultados.

La oligarquía cipaya, sin Patria ni Bandera, es nuestra enemiga. De mínima, hará lo que ya preveemos: usar prebendas de poder y declamar los más espurios gaznidos para amilanarnos. A nada hemos de hacer caso, pues ya les conocemos el canto y como se atizan el pecho. Pero sin duda recurrirán a otros métodos aún inconfesables, y para ellos son los que hemos de prepararnos hoy para combatir mañana.

Es por ello que para superarlos debemos operar de una forma firme y agresiva, que no les de tiempo a reaccionar. Esa es la manera de operar en este campo actual.

Pues bien señores, un valioso aporte que puede ponernos a tiro lo forman los software lúdicos que corren libremente bajo GNU. Uno de ellos es el C-Dogs-SDL.

Se trata de un juego de super-acción en tercera persona, derivado del clásico Cyberdogs (1997) que corría en modo protegido en M$-DO$. En aquél software del ayer hasta dos jugadores podían controlar de forma cooperativa dos recios mercenarios, capaces de utilizar todo tipo de armamento para superar niveles laberínticos.

En la versión actual, además de contar con mejoras en la inteligencia de los enemigos computados y niveles más complejos, tendremos mayores opciones de armamento y la posibilidad de jugar simultáneamente con hasta cuatro jugadores en un mismo sistema (dos con teclado y dos con joysticks USB).

Para instalarlo en nuestro sistema bien podremos hacer uso de la terminal, abriendo una con Ctrl+Alt+T e ingresando los siguientes Comandos de Organización:

cd ~/Descargas ;
wget https://github.com/cxong/cdogs-sdl/releases/download/0.7.0/C-Dogs.SDL-0.7.0-Linux.tar.gz ;
wget https://cxong.github.io/cdogs-sdl/missionpack.zip ;
tar xvzf C-Dogs.SDL-0.7.0-Linux.tar.gz ;
upzip missionpack.zip ;
mv C-Dogs\ SDL-0.7.0-Linux/ ~/.cdogs/ ;
cd ~/Descargas/missionpack/dogfights/ ;
mv Traut/ ~/.cdogs/dogfights/ ;
mv Willie/ ~/.cdogs/dogfights/
cd ~/Descargas/missionpack/missions/ ;
mv missionpack/ ~/.cdogs/missions/ ;


Para ejecutarlo podemos ir a:

cd ~/.cdogs/bin/
./cdogs-sdl

...o bien crear un lanzador hacia /home/usuario/.cdogs/bin/cdogs-sdl para facilitar su arranque.


La versión C-Dogs SDL actual está portada para esta particular capa de abstracción, lo que nos permite cómodamente darle ejecución hoy en sistemas GNU con Linux, y por supuesto en equipos de escasísima potencia computacional.

Una vez que lancemos C-Dogs, nos encontraremos con el menú principal. Esta nos permitirá iniciar una misión rápida cooperativa con Start, abrir las Opciones (Options), o salir (Quit). Lo lógico será iniciar una partida rápida, la cual podrá configurarse como normal o "Pelea de Perros" (escencialmente en lugar de pelea de perros cambiamos al modo deathmach de todos contra todos).


En primera instancia habremos de asignarle nombre y apariencia a nuestro combatiente (cada jugador debe hacer esto). Para ello tecleamos su nombre letra a letra à la arcade, y le elegimos los colores de brazos, cuerpo, piernas y un diseño para la cara.
Una vez iniciado el menú de juego, podremos asignarle las características del match en cuestión (por ejemplo, activar la niebla de guerra de nuestros jugadores, la capacidad del HUD o interfaz de ayuda, el mapa "radar", si queremos pantalla única o dividida, etc.  Cada cambio de este tipo permite una manera distinta de jugar, más coordinada o estratégica según querramos.

El desarrollo del juego es algo frenético en sus niveles superiores, y de sencilla lógica. En ocasiones debemos formar emboscadas, avanzar individualmente para atraer los enemigos y reventarlos con ayuda del compañero, o formar los consabidas "L", para amurallar con fuegos automáticos las posiciones propias y defendernos mutuamente.

Para aumentar nuestro poder de fuego podremos recoger nuevas armas con munición limitada y con distintos efectos: lanzallamas, escopetas de corto alcance, ametralladoras, lanzacohetes, lanzarrayos, molotovs, granadas, etcétera.

C-Dogs se maneja inicialmente con el teclado, y el primer jugador utilizará las fechas del teclado, junto con las teclas Z (arma principal), X (arma secundaria o salir) y S  lanzar granadas u otros explosivos arrojables respectivamente. El segundo jugador podrá operar con el teclado numérico, y las teclas asociadas a él (Enter, + y el 0, todos ellos del teclado numérico). Adicionalmente, podremos operar dos jugadores más usando joysticks USB conectados a nuestro sistema (totalizando cuatro mercenarios). Naturalmente estos controles son libremente configurables.

La inteligencia de los enemigos (IA) se ha mejorado mucho, y contamos con un editor de misiones, el cual podríamos lanzar desde la terminal con:

cd ~/.cdogs/bin/
./cdogs-sdl-editor

1 comentario:

  1. Me acuerdo de este juego! Eran unos tipos de color gris que se agarraban a tiros. Jugarlo solo era un embole, era mucho mas divertido de a dos jugadores.

    ResponderEliminar