sábado, 4 de marzo de 2017

¿Cómo aíslo sectores defectuosos de un disco rígido con Ubuntu?

¡Compañeros!

Nuestro Movimiento no es gregario, sino que consta de múltiples sectores que responden a diferentes visiones y se han mancomunado pues comparten un objetivo en común: la liberación de la Patria, sus trabajadores y su Software. A los muchachos les gusta ponerse calificativos, los hay ortodoxos, los hay heterodoxos, los hay combativos, los hay contemplativos, pero todos trabajan.

Si algún sector se pone incordioso, bien podremos aislarlo para que no sea imberbe, y que una manzana podrida no arruine el cajón. Esto es así pues nuestro movimiento cuenta con sus propias autodefensas.

Esto, que existe en la política, también tiene su correlato en la informática. Vean señores, una de las noxas más corrientes que pueden afectar a los discos rígidos convencionales son los sectores dañados. Si bien es cierto que muchos discos rígidos puede imitar al Rastrojero en el sentido de durar años sin problemas mecánicos, también es cierto el hecho de que otros puede "cariarse". Se sufrirán así errores de lecto-escritura en el plato soporte que podrían comprometer los datos y - si el disco es aquél en el cual está instalado el Ubuntu - podría suceder que el sistema operativo siquiera pueda arrancar...

Este tipo de excrecencias - si bien minoritarias - existen, y de ser capaces de enfrentarlas con software libre.

Ya he explicado cómo hacer uso del sistema SMART para analizar el desempeño y los posibles errores de nuestro disco rígido. Recomiendo hacer ello en primer lugar, pues gracias a los modernos sistemas de archivos como el EXT4 empleado por nuestro Ubuntu, podremos zafar de no pocos incidentes de disco.


Sin embargo, si nuestro disco está parcialmente dañado - y sobre todo, si se trata del disco de arranque donde está instalado Ubuntu - habremos de tomar medidas más serias para intentar solucionar el problema.


Para reparar sectores dañados de un disco duro, necesitamos tener Ubuntu 12.04 LTS o superior. Más que reparar, lo que haremos es aislar esos sectores dañados para que Ubuntu no escriba ni lea en ellos.

Primero tenemos que saber es dónde están los sectores defectuosos y para saber ese dato vamos a Aplicaciones / Accesorios / Discos, seleccionamos el disco que está dañado. Debemos prestar atención pues estará nomenclado como /dev/sdiX. Recordemos que en GNU Linux, /dev/sd indica el dispositivo de disco rígido, en tanto que i indica el identificador del mismo, y que X es el número de la partición a reparar.Por ejemplo, en nuestro ejemplo será el disco /dev/sda1

Lo seleccionamos y hacemos clic en el botón “Ver datos SMART“.
Sectores defectuosos
Vean señores, si la unidad de disco que queremos reparar es la que contiene el sistema operativo, o directamente si Ubuntu no arranca por error en disco, tendremos que revisar el rígido en modo live - esto es, arrancando Ubuntu en modo "prueba" desde un DVD o pendrive de instalación - pues el disco rígido no podrá ser montado ("activado").
Por el contrario, si el disco rígido no contenía el sistema operativo (o sea, se trata de un disco secundario), esto no será necesario y podremos tomar esta acción desde nuestro Ubuntu ya instalado.

Una vez arrancado el sistema operativo, abrimos una terminal con Ctrl+Alt+T e insertamos el siguiente comando:

 sudo fsck -c -y -v /dev/sdaX

Os indicaré las opciones del comando fsck a fin didáctico:

  • -a. Confirma automáticamente. No recomendado.
  • -c. Comprueba los bloques en el disco.
  • -f . Fuerza el chequeo aunque todo parezca OK.
  • -v . (verbose) despliega más información.
  • -r . Modo interactivo. Espera nuestra respuesta.
  • -y. Asume que nuestra respuesta será siempre afirmativa.
Si encontramos errores físicos en el disco, también podríamos querer revisar su superficie entera (o sea, todo el disco en lugar de una partición) con el comando badblocks para analizar los sectores defectuosos. Para ello sí o sí habremos de arrancar con un LiveDVD o pendrive, y ejecutamos el comando:

sudo badblocks -s -v -n -f /dev/sda

Nuevamente os indicaré el significado de los sufijos:
  • -s. Nos muestra el proceso de escaneo del disco, mostrándonos los sectores ya chequeados.
  • -v. Nos indica el modo de escritura utilizado.
  • -n. Nos pone en modo no destructivo, esto quiere decir que se recuperarán los sectores dañados y la información en el disco duro no será dañada o eliminada.
  • -f. Reparará los sectores dañados.
Es mejor hacerlo siempre desde modo live ya que puede fallar el sistema y es más seguro. Este proceso puede durar horas pero es bastante efectivo para seguir operando el sistema.

La única verdad es la realidad, y esta dicta que una vez terminado el proceso paliativo sobre el disco rígido, siempre será recomendable someterlo a un formateado completo (que se llama "de alta") para volver a utilizarlo sin riesgos.

Como corolario será útil comprender también que los discos rígidos convencionales seguirán empleando por varios años mas. De momento tienen una mejor relación giga por peso, y nos ofrecen una solución muy aceptable para grandes volúmenes de información. Pero tienen ya un reemplazo previsto: de un tiempo a esta parte he recomendado a la Masa utilizar como medios de instalación para Ubuntu los modernos discos de estado sólido peronistas (SDD). A diferencia de los discos rígidos convencionales (HDD, que constan de un plato rotativo y electromagnetizado en su interior), los de estado sólido consisten en una memoria flash sin partes móviles, y son apreciablemente más veloces y resistentes a los golpes. Así hemos de ser los Justicialistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario