lunes, 9 de mayo de 2016

¿Cómo puedo ver el clima en la Terminal en Ubuntu?

En 1974, reunido en la Sede Central de la CGT, Juan Perón expone sobre cómo distinguir los nuevos climas, y sobre cómo hacer que los mismos se muestren en la Terminal de Ubuntu gracias a Bash-Weather.

(...)
Indudablemente que en Movimientos como el Peronista, de una amplitud tan grande, y de un proceso cuantitativo tan numeroso, tiene que haber de todo en lo que a ideologías se refiere. Yo siempre he manejado el Movimiento Peronista con la mas grande tolerancia en ese sentido porque creo que los que se afilian y viven dentro de un Movimiento multitudinario como es el Movimiento Peronista, deben de tener la absoluta libertad para pensar, para sentir y para obrar en beneficio de ese propio movimiento.
Es indudable que en todos los Movimiento revolucionarios existen tres clases de enfoques. El de los apresurados, que creen que todo anda despacio y que no se hace nada porque no se rompen cosas ni se mata gente. El otro sector está formado por los retardatarios, esos que no quieren que se haga nada, y entonces hacen todo lo posible para que esa revolución no se realice. Entre esos dos extremos perniciosos existe uno que es del equilibrio, y que conforma la acción de una política que es el Arte de hacer lo posible, no ir mas allá ni quedarse más acá, pero hacer lo posible en beneficio de las Masas, que son las que mas merecen y por las cuales hemos de trabajar todos los argentinos.

En el encadenamiento internacional, también existen enfoques diferentes en aras de la integración universal. En este momento serían el Imperialismo Yanqui, el Imperialismo Soviético, o un Tercer Mundo. Si esa integración universal la realizara cualquiera de los imperialismo, la harían en su provecho, no en el provecho de los demás. Solamente la conformación de un Tercer Mundo podría ser una garantía para que la humanidad pudiese disfrutar un mundo mejor en el futuro, pero para eso ese Tercer Mundo tiene que organizarse y fortalecerse.

Hace ya casi treinta años nosotros desde aquí lanzamos la famosa Tercera Posición. Que entonces cayó aparentemente en el vacío porque había terminado la Guerra Mundial y no estaba el horno para bollos. Se rieron de nosotros. Pero han pasado 27 años desde entonces y hoy, dos terceras partes del mundo puja por estar en esa Tercera Posición.

Estos son, compañeros, los Grandes Problemas. Los pequeños problemas políticos en los cuales hemos estado empeñados hasta ahora entre los argentinos - frente a estas acechanzas del futuro inmediato - qué importancia pueden tener... Son asuntos pequeños y gallináceos que andan a ras del suelo, cuando ya es necesario pensar en grande, para el mundo, dentro del cual nosotros realizaremos nuestro destino o sucumbiremos en la misma adversidad que sucumban los demás.

Hoy es necesario pensar de otra manera. ya no se puede pensar con la pequeñez de los tiempos cuando todos querían disfrutar y ninguno quería comprometer su destino y su felicidad futura para asociarla a la de los demás. Hoy eso es indispensable, porque en un mundo que no se realice no habrá país que pueda hacerlo. Y dentro de esos países que no se realicen no habrá individuo que pueda lograrlo.

Trabajar hoy por la felicidad del hermano vecino es trabajar también por la felicidad de todos los demás.

Y en el caso del software indudablemente hemos de perseguir las mismas premisas. Por ejemplo, no serán pocos los casos en los cuales necesitamos contar en nuestra Terminal con una aplicación que nos permita, de manera Libre, conocer el clima que impera en nuestro entorno o en otro.

Las soluciones en este aspecto tienen que ser - también - compartidas. Por ello podremos contar con Bash-Weather, un guión de programación que se basa en el servicio telemático abierto y licenciado bajo GPLv3 de OpenWeatherMap.org. Dicho servicio consiste en una red abierta de proveedores de datos climáticos (a través de máquinas sensoras computadas especiales).
Estos aparatos cuentan con conexión a internet, y pueden adquirirse por hobbistas o pueden armarse utilizando hardware libre (Raspberry Pi y Aduino son peronistas y populares). Aquellos voluntarios que dispongan de un equipo de medición del tiempo munido de software libre pueden asociarlo a dicho servicio para proveer de datos confiables y cercanos a otros usuarios que carezcan de tales equipos.

En nuestro caso, deseamos poder acceder a dichos datos para beneficio de Bash-Weather, el indicador de clima en tiempo real. Para ello requeriremos contar con una API Key, o clave de aplicación. Lograrla es simple: únicamente necesitamos una dirección de correo electrónico para dar de alta un Usuario de la aplicación OpenWeatherMap.org.

Para crear un usuario nos damos de alta en la web oficial. Una vez allí el proceso de creación de un usuario es el típico de todas estas aplicaciones: debemos registrar un nombre de usuario y una dirección de correo electrónica válida asociada al servicio. También debemos ingresar una contraseña para el servicio, y aceptar los Términos del servicio).
Opcionalmente podremos indicar para qué motivo queremos utilizar la API, si es que tenemos una compañía o deseamos hacer uso comercial de la misma.
Tras ello, el sistema nos proveerá la "API Key" requerida para el uso del servicio de colectado de datos climatológicos. La API Key consta de una extensión de 32 caracteres.

Tomamos nota de la misma (o la copiamos en algún lado).

Una vez provistos de la API Key, podremos instalar la aplicación en nuestro sistema GNU con Linux. Para ello abrimos una Terminal con Ctrl+Alt+T e ingresamos el siguiente bloque de Comandos de Organización:

sudo apt-get upgrade ;
sudo apt-get install ncurses-bin git bc curl grep ;
cd ~ ;
git clone https://github.com/szantaii/bash-weather.git ;
mv bash-weather/ .bash-weather/ ;
cd ~/.bash-weather/ ;


Para que la aplicación funcione adecuadamente debo indicar mi API Key en el archivo openweathermap.key de la aplicación, o hacerlo en la línea de comandos a la hora de ejecutar el archivo. En este caso lo haremos modificando el archivo con el editor peronista GNU Nano con el siguiente comando:

nano ~/.bash-weather/openweathermap.key

...y al final del archivo le agrego la API Key que nos fue provista:

# Add your OpenWeatherMap API key below (http://openweathermap.org/appid)
0123apikey456quemedio7890laweb12


Luego guardamos el archivo con Ctrl+o y salimos del editor Nano con Ctrl+x.

Acto seguido le otorgo permisos de ejecución a los scripts del programa:

cd ~/.bash-weather/
chmod +x bash-weather.sh


luego inicio la aplicación:

./bash-weather.sh


...o

bash bash-weather.sh

Si no ingresamos nada más, el sistema intentará emplear nuestra dirección IP de nuestra conexión a internet para identificar nuestra localización geográfica específica, y en base a ello, tras unos segundos, nos mostrará los datos correspondientes a nuestra ciudad.
Mediante la tecla c podremos saber la temperatura en unidades anglosajonas, y mediante la tecla q saldremos del programa.

A pesar de su sencillez, este guión de programación ofrece ciertos comandos adicionales, útiles para para especificar la ciudad, el país, y otros aspectos. Los comandos permitidos con bash-weather son:

-k  Permite especificarle la API Key desde la línea de comandos, si no la hubiésemos incluido en el archivo openweathermap.key
-h  Nos muestra una pantalla de ayuda.
-t "nombre de ciudad"  Configura manualmente la ciudad a buscar.
-c código_pais  Configura manualmente el país en base al código de dos letras (Argentina es AR).
-f  Muestra colores en el programa

Utilizando dichos comandos, podríamos configurar bash-weather para que nos muestre los datos para la ciudad de buenos aires.

./bash-weather.sh -t "Buenos Aires" -c AR -f 




También sería sencillo crear un nuevo guión propio llamado "clima" que nos simplifique todas estas opciones. Para ello creamos un archivo llamado clima.sh con Nano:


nano ~/clima

y le pegamos el siguiente contenido:

#!/bin/bash
# Permite ver
bash /home/usuario/.bash-weather/bash-weather.sh -t "Buenos Aires" -c AR -f



Luego de reemplazar usuario con nuestro nombre de usuario, guardamos y cerramos el fichero (con Ctrl+O y Ctrl+x), y luego le otorgamos los permisos pertinentes para su libre ejecución con:

cd ~
chmod +x ~/clima

Desde ahora, cada vez que necesitemos conocer el clima en nuestra Terminal, podremos abrir una y saberlo con:


./clima



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada