viernes, 18 de abril de 2014

¿Cómo instalo el Visualizador Argentina500K en Ubuntu?

Reunido con el portentado Sheik Abdulá II, Juan Perón explica sobre los recursos de los que dispone el país y sobre cómo observarlos detalladamente mediante la planimetría Oficial Argentina 500K del Instituto Geográfico Nacional en Ubuntu.


(...)
Nosotros entendemos que todo Argentino que se precie no sólo ha de conocer el lugar donde está situado políticamente (que ya sabemos, lo está dentro del Justicialismo), sino que también ha de comprender su precisa posición geográfica.

En la Península Arábiga, vuestras tierras son ricas en recursos naturales y sobre todo en producción petrolera. Pero nuestro País no se queda atrás, y al ser tan extenso alberga riquezas inconmensurables en sus campos, su mar, sus cadenas montañosas, sus ríos y sus planicies sin fin. No es secreto para nadie que la producción de alimentos está ya garantizada para todos nosotros por la mano de Dios, y que sólo tenemos que distribuir esa riqueza con la buena mano de un Estado Benefactor. Ello nos lleva a la necesidad de conocer realmente nuestro país y sus posibilidades si deseamos defender y amar nuestro lugar en el Globo.

Los recursos no solamente están encima del suelo, sino también por debajo de él, y observar todo es una necesidad que tiene desde el Conductor hasta el más humilde de los descamisados...

Vean señores, antiguamente en mis tiempos de cadete, recibía frondosas cartografía producida por el Instituto Geográfico Militar, donde los peritos fundadores realizaban la planimetría científica de nuestras tierras con el sentido de aplicarla en la defensa y la acción de fuerzas. Mas es miope pensar que todo este relevamiento carga como objetivo la organización de un perímetro defensivo. ¡No! El verdadero sentido en tiempos de paz es el de contar con las cartas de precisión para el estudio de la tierra y de sus posibilidades intrínsecas de producción para todos los Argentinos.
Como obra actual disponemos de Argentina 500K, un frondoso atlas Oficial concebido por dos instituciones señeras y rectoras en la materia, la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales) y el Instituto Geográfico Nacional (ex-Instituto Geográfico Militar). La obra en sí es multimedia: se compone por un libro de gran formato con la cartografía oficial e imágenes satelitales (172 láminas de cada tipo), tomadas en una escala  1:500.000, y que abarca todo el territorio nacional de República Argentina.

Dicho libro orientado al Estudiante y al hogar, dispone entonces de dos facetas de representación, actualizando notablemente las obras tradicionales de su tipo en el país al combinar las cartas topográficas corrientes con imaginería satelital científicamente producida por el país.

Sin embargo, el medio no solamente se limita a un libro. El mundo del Software bajo una bandera Libertaria como la del Justicialismo se ha propuesto hacer llegar el conocimiento a todos, sin distinción.

Sepan que este es el verdadero acceso a la información que ha de brindar un Estado: de nada sirve la informática si no llega de manera directa al Pueblo. Al ser de libre distribución, los datos del Instituto Geográfico Nacional se democratizan y se ponen al alcance de quien verdaderamente ha de darles uso.

Por tal motivo, desde la web oficial del proyecto se propone universalmente los mismos contenidos, toda vez que el libro se acompaña de un DVD-ROM. Esto nos permite la facilidad de operarlo desde un equipo informatizado común y corriente, ya que tendremos un archivo HTML diseñado como índice fundamental de las láminas.

Asimismo, el DVD-ROM de descarga gratuita contiene un programa especialmente preparado, que puede instalarse y utilizarse en Ubuntu y otros sistemas operativos libres. Como tal, este software es ideal para su integración en las netbooks educativas que el gobierno Argentino distribuye a sus estudiantes como otra muestra cabal de la inclusión informática. El mismo se llama Visualizador Argentina 500K, y a través de las mismas 172 cartas topográficas y las 172 láminas satelitales que componen la obra gráfica, nos expande las posibilidades de estudio gracias a la comunión del byte con la Doctrina de nuestro Movimiento.

En particular, el Visualizador Argetina 500K ofrece la posibilidad de activar la cartografía política o la fotografías satelitales, posibilitando medir distancias parciales y totales sobre puntos, medición de áreas, realización de anotaciones sobre la planimetría, recibir información de latitud y longitud, así como capturar o imprimir las pantallas del plano visualizado.

El software puede instalarse en Ubuntu y en otras distribuciones que disponga de al menos Kernel 2.6, y librerías Libc 2.3 y Gtk+ 2.4.
Como primer paso, debemos descargar el DVD gratuito con los contenidos. Para ello nos dirigimos a la web oficial de Argentina 500K. La web nos permite encontrar los contenidos que tendrá el CD, así como eventualmente actualizarlos. Debemos ir a la sección Descargas, y presionar sobre el ícono del disco del "Visualizador Argentina 500K".

...Esto iniciará la descarga de un archivo comprimido llamado Argentina500K_v1.1.zip, que contiene el visualizador empaquetado tanto para Ubuntu como para Micro$oft Window$. El tamaño del archivo zomprimido es de 1GB aproximadamente. Naturalmente, la descarga llevará varios minutos u horas, dependiendo de nuestra velocidad de descarga.


Ahora bien, hemos de saber que normalmente los archivos descargados con nuestro Navegador suelen ir a parar a la carpeta /Descargas, la cual existe para tal fin. Una vez finalizada la descarga del archivo comprimido, podremos continuar con la instalación del paquete Visualizador Argentina 500K propiamente dicho mediante la Consola Terminal de nuestro sistema GNU con Linux. Para ello abrimos una con Ctrl+Alt+T e ingresamos los siguientes Comandos de Organización:


cd ~/Descargas/
mkdir argentina500k
mv Argentina500K_v1.1.zip ~/Descargas/argentina500k
cd ~/Descargas/argentina500k/
unzip Argentina500K_v1.1.zip
sudo chmod +x ~/Descargas/argentina500k/VisualizadorArgentina500K-v1.1.0.package
sudo ./VisualizadorArgentina500K-v1.1.0.package

Todo esto creará una carpeta llamada /argentina500k dentro de la carpeta /Descargas, y allí descomprimirá el instalador del visualizador, para luego darle permisos de ejecución y proceder a instalarlo.



El paquete de instalación nos solicitará nuestra contraseña de usuario, y arrancará:
Simplemente hemos de presionar el botón Instalar. Este procedimiento durará varios minutos, e irá instalando varios componentes necesarios para el funcionamiento correcto del visualizador. Una vez instalado correctamente, debería mostrarnos este mensaje:
....y ya podremos eliminar ya la carpeta descomprimida:

rm -r ~/Descargas/argentina500k/

Ahora bien, para ejecutar el programa os dirigirán a Aplicaciones / Graficos / Visualizador Argentina 500K, o lo ejecutarán directamente desde la Terminal con el comando:

visualizadorargentina500k.sh
El uso del programa es bien sencillo. En la parte izquierda contaremos con las capas activables (entre ellas la posibilidad de visuarlizar cartas o imágenes satelitales, y de poder mostrar una guía sobreimpresa con las longitudes como referencia, etc).

También contaremos con una barra de herramientas para poder medir distancias, acercarnos o alejarnos, o dirigirnos a alguna carta en especial para detallar un sector de la República Argentina.
Podremos hacer uso en pantalla de las cartas topográficas tradicionales, o de cartas satelitales, así como superponer distintos tipos de límites políticos o tópicos informativos.
Si quisiera desinstalar el programa, debería usar:

sudo package remove visualizadorargentina500k

Estimado Jeque, su visita nos ha colmado de la tradicional sapiencia árabe, pero yo tambié le sumé unos porotos... A cambio de su obsequio de Petrodólares y de esta daga damasquina, yo le regalo una copia del DVD-ROM de Argentina 500K y una edición en Árabe de La Razón de mi Vida:

martes, 15 de abril de 2014

Se lanza la inciativa Programa .AR

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, lanzó hoy la iniciativa Program.AR que busca incentivar la enseñanza de la computación en las escuelas. El acto se realizó a través de una videoconferencia desde la Fundación PUPI con la presencia del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao y el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez.

Durante la comunicación, el titular de la cartera de Ciencia explicó que el objetivo del programa es darle a los chicos la posibilidad de aprender a programar para “que utilicen su computadora no solo como una manera de asimilar conocimiento de forma tradicional sino que la vean como una herramienta que les va a permitir desarrollar su futuro en un área con desempleo cero”. En ese sentido Barañao aseguró que “hoy en día la mejor manera de poder ascender socialmente para cualquiera de estos chicos es el estudio de carreras relacionadas con la computación”.

La actividad comenzó horas antes con un taller de programación para 30 chicos de la zona, dictado por especialistas de la Fundación Sadosky en el Núcleo de Acceso al Conocimiento (NAC) instalado en la Fundación PUPI. Los NAC son espacios que ofrecen a todos los habitantes, igualdad de condiciones, conectividad y acceso a las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para promover las habilidades digitales en pos del desarrollo de las personas y sus comunidades.

Asimismo, durante el evento se recordó el centenario del nacimiento de Manuel Sadosky, creador de la primera carrera de Computador Científico en la región y padre de la computación argentina. A raíz de eso se bautizó con su nombre a la Escuela Técnica N°8 de Morón y se entregó una plaqueta alusiva a su directora Graciela Redondo. En el mismo sentido, se anunció el envío de un proyecto de ley al Congreso para que declare al 13 de abril, fecha del nacimiento de Sadosky, como “Día de la enseñanza de las ciencias de la computación”.

Participaron del lanzamiento el director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), Diego Bossio; la directora General Ejecutiva del Programa Conectar Igualdad, Silvina Gvirtz; el coordinador del Programa Conectar Igualdad, Pablo País; el secretario de Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Alejandro Julián Álvarez; el ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia de Buenos Aires, Cristian Breitenstein; y el presidente de la Fundación PUPI, Andrés de la Fuente.

Sobre Program.AR

Desde el año 2003, el Estado Nacional lleva adelante diferentes políticas de inclusión digital y promoción de la computación como la creación de la Fundación Sadosky del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva; la inversión del Ministerio de Planificación a través de Argentina Conectada, la Televisión Digital Abierta y la instalación de Núcleos de Acceso al Conocimiento (NAC) y la entrega de netbooks por parte de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) junto al Ministerio de Educación.
El Ministerio de Ciencia promueve que las ciencias de la computación estén presentes en la formación de la cultura general del país lo que permite ser usuarios críticos de esas tecnologías para explotar al máximo las posibilidades de dejar de ser simples consumidores para poder agregar valor en los desarrollos y en el uso cotidiano de la computación. Desarrollar lo que se conoce como “pensamiento computacional” puede contribuir a incrementar la capacidad de resolución de problemas, el pensamiento lógico, la capacidad de abstracción, al tiempo que estas tecnologías brindan plataformas para desplegar la creatividad de los usuarios.

Program.AR tiene el propósito de discutir y sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de que estos conocimientos no sean exclusivos de un conjunto pequeño de ciudadanos. Se realizará un recorrido por todo el país para recoger distintas voces, tanto de especialistas del ámbito educativo, del sector privado, del tercer sector y del público en general que puedan aportar su visión acerca de cómo debería nuestro país encarar este desafío.

Sobre Manuel Sadosky
Manuel Sadosky fue un matemático argentino considerado el padre de la computación en nuestro país. Nació el 13 de Abril de 1914, hijo de un matrimonio de inmigrantes llegados al país en 1905. Estudió en el Normal Mariano Acosta y en 1940 se graduó como Doctor en Ciencias Físico-Matemáticas de la Universidad de Buenos Aires. Permaneció en Europa con una beca del gobierno francés entre 1946 y 1948. Allí fue testigo del surgimiento de las primeras computadoras y vislumbró sus enormes posibilidades. Al regresar en 1949 dio clases en la UBA.

Publicó, en 1952, "Cálculo Numérico y Gráfico" primer texto en castellano de su tipo y en 1956 "Cálculo Diferencial e Integral" con la Dra. Rebeca Guber. A partir de 1955 fue profesor en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEN), de la que fue Vicedecano entre los años 1957 y 1966. Por su iniciativa las autoridades de la FCEN, encabezadas por el decano Rolando García, resolvieron constituir un Instituto de Cálculo (IC) dotado de una computadora, en momentos en que en el país no existía ninguna. En 1961 se puso en marcha la primera computadora científica del país. En el Instituto de Cálculo, que dirigió entre 1961 y 1966, se realizaron proyectos de vanguardia que aunaron la investigación y la resolución de problemas complejos de organismos y empresas públicas y privadas usando la computadora. También creó la carrera de Computador Científico, la primera de su tipo en la región.

Renunció en julio de 1966, tras la Noche de los Bastones Largos. En los años siguientes fue la figura clave en la creación del Instituto de Cálculo de la Universidad de la República (Uruguay), que años más tarde lo nombraría Doctor Honoris Causa. Ante el clima opresivo que se vivía en el país se exilió con su familia en Caracas en 1974, donde trabajó para la Universidad Central de Venezuela. Luego se trasladó a España, donde colaboró con el Museo de Ciencias de Barcelona. En 1983 fue designado Secretario de Ciencia y Tecnología del gobierno democrático de Raúl Alfonsín. En su gestión se creó la Escuela Superior Latinoamericana de Informática y se promovieron programas de investigación en informática en colaboración con Brasil. En 1985, fue designado Profesor Emérito de la UBA, a la que siguió vinculado en diferentes comisiones y organizaciones. Falleció el 18 de Junio de 2005.

Sobre la Fundación PUPI
Fue creada en 2001 por iniciativa del futbolista Javier Zanetti y su esposa Paula con el objetivo de trabajar dentro del paradigma de la protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes. Desde entonces, apunta a generar un modelo de intervención que promueva el desarrollo de los sectores sociales más vulnerables. Está ubicada en Remedios de Escalada, provincia de Buenos Aires y cuenta con un Centro de Atención a la Primera Infancia y un Centro de Educación Complementaria. Trabaja con la población conocida como “La Traza” que incluye varios barrios carenciados entre ellos, 1º de Mayo, Tres de Febrero, Los Chaqueños, Villa Talleres y El Tala. Su población es de aproximadamente 5000 personas.

Con más de 10 años de vida, la Fundación PUPI ha logrado desarrollar un modelo de intervención a partir de la primera infancia y hasta la adolescencia, actuando desde la promoción, la asistencia, la organización y la movilización colectiva.  Año a año, los resultados son puestos de manifiesto por cada una de las familias que pasan por la institución, quienes han logrado fortalecerse internamente y crear lazos de convivencia y solidaridad en su propia comunidad.

domingo, 13 de abril de 2014

¿Cómo juego al Truco Arbiser en Ubuntu?

No era extraño que, al visitar junto a su Señora Esposa diferentes obras realizadas, Juan Perón se abocara a responder preguntas y resolver inquietudes. Al visitar en 1959 la Escuela-Fábrica de Sarandí, el Conductor impulsó a los futuros Sobreestantes y Jefes de Taller a conformar núcleos peronistas en sus talleres, para instalar el Truco Arbiser en Ubuntu.

Juan Perón: Vean señores, ustedes forman parte de una juventud a la que habremos de asegurarle los beneficios de la Justicia Social. Han salido buenos y saben lo que tienen que hacer por un gobierno que les ha facilitado todo: darle todo. Aquí no es cuestión de meramente recibir, sino que hay que encomendarse con corazón y mente a un claro objetivo: el de lograr la completa Independencia Económica en nuestra Patria. Hoy cada obrero debe sindicalizarse, y entendemos que ha de hacerlo bajo la bandera del Peronismo.

Estudiante Obrero
: Si, muy bien todo, pero nosotros además queremos la joda. Qué puede ofrecernos el Justicialismo por sobre otras doctrinas, como por ejemplo, ese Comunismo del que tanto hablan?
Juan Perón: Bueno, usted es joven, pero vaya a pedirle algo a un Comunista, a ver qué le contesta... Le van a decir que produzca la Revolución mundial, y después, con suerte, le tocará algo en la repartija. En cambio nosotros ya le damos todo sin pedirle nada, salvo un voto [guiña el ojo].

Esto es así porque la nuestra es una Doctrina que ha sido abrazada por el Pueblo, y el mismo está dispuesto a sacrificarse por ella. Decimos entonces que hemos trascendido la esfera de un mero partido político, y nos encuadramos en un Movimiento. Esto no se circunscribe solamente al universo de la política: la informática también es dable de la misma evolución.

Existen cierto tipo de programas que trascienden uso y épocas, para convertirse en verdaderas leyendas en bytes. Dicho software escapa ya de la baja órbita que representa una dicotomía entre lo privativo y lo libre, y pasa a enarbolar el más alto galardón al que puede aspirar a el código máquina: el de almacenarse ya no en un mero disco, sino en el mismo corazón del Pueblo.

Un ejemplo cabal de este tipo de piezas es el Truco Arbiser. Desde el punto de vista histórico estamos hablando de la primera implementación computada del juego de baraja vernáculo. Fue escrito en Assembler en 1982 por Ariel y Enrique Arbiser (sobrino y tío) a fin de investigar informática e inteligencia artificial, mas luego fue licenciado a la Texas Instruments Argentina a fin de distribuirlo junto a su clásica TI 99-4A.

Sin dudas la versión más peronista - que se volvió millones de copias y que el Pueblo llevó a la Victoria - fue la 5.5, del año 1986. Escrita en GWBasic para las PC compatibles, presentaba la música de un enardecido PC Speaker y mostraba gráficos "a color" CGA.
La CGA era la norma policroma más extendida entre las IBM PC de los 80s, y es recordado por poder mostrar únicamente 4 estridentes colores a la vez, de una paleta de 16 posibles. En el país incluso era raro ver este tipo de video color, pues estaban enormemente extendidas las plaquetas gráficas Hércules alimentando los monitores monocromáticos de fósforo verde, ámbar o blanco.
En ellos el juego podía correrse con un emulador gráfico (el SIMCGA) ¡Si habrá quemado el fósforo de estos aparatos el Truco Arbiser, tatuando indeleblemente en las pantallas la simpatía que los Argentinos sentían por ese programa!.

Estudiante Obrero: Todo muy lindo General, ¿pero cómo se puede hacer para emular toda esa nostalgia en un sistema tan modeno como Ubuntu? ¡Seguramente sea algo muy difícil!

Juan Perón: Estamos todos de acuerdo en que ningún autor ha de oponerse a la distribución de un software que forma parte del más significantivo acervo cultural de la Nación. Ya no le pertenece, sino que le pertenece al Pueblo. Los Arbiser así lo han entendido y han permitido la distribución del paquete a través de la web oficial.

Tampoco es secreto para nadie que en el caso del Ubuntu - como todo sistema GNU con Linux - está dotado de un gran emulador libre para configurar un entorno similar al de Micro$oft M$-DO$. Tal caja de herramientas es el DosBox, cuyo uso hemos discurrido ya dentro del Justicialismo. Quienes no lo tengan cargado aún, lo harán libremente abriendo una Terminal con Ctrl+Alt+T e ingresando el siguiente Comando de Organización:

sudo apt-get install dosbox

El DosBox usará alguna carpeta que le asignemos como disco C: (el principal en el caso del DOS). Por lo tanto crearemos una carpeta oculta llamada ".jdos" donde cargaremos los juegos y programas para DO$ (la llamaremos así pues el DO$ no podía usar nombres más largos de 8 caracteres, ni espacios).

Entonces, en nuestra Terminal, indicaremos los siguientes Comandos de Organización:

mkdir ~/.jdos ~/.jdos/TRUCOAR ~/.jdos/VERDE

Ahora nos dirigiremos a la carpeta y descargaremos el juego cedido por sus Autores, para luego descomprimirlo:


cd ~/.jdos/TRUCOAR
wget http://www-2.dc.uba.ar/charlas/lud/truco/truco.zip
unzip truco.zip


Pero no todo está listo. En aras de una experiencia completa, podremos emular un monitor de fósforo verde usando un programa que nos devuelve a esa experiencia, escrito para el M$-DO$ por Antonio Giner González:

cd ~/.jdos/VERDE
wget http://abadiadelcrimen.com/download/verde.zip
unzip verde.zip


Ya tenemos toda la previa realizada para viajar en el tiempo. Ahora ejecutarán DOSBOX llendo a Aplicaciones / Juegos / Dosbox. Esto arrancará el emulador de M$-DO$ mostrándonos el prompt z:\>
Para tener acceso al programa, debemos montar la carpeta /.jdos como si fuese el disco C:\. Ello se hace ingresando en el emulador el siguiente Comando:

mount c ~/.jdos

El emulador devolverá:

Drive C is mounted as local directory /home/usuario/.jdos

...lo que significa que ha montado el directorio .jdos como si fuese el disco C;. Ahora debemos posicionarnos en ese "disco C: virtual" (que en realidad es la carpeta /.jdos). Lo haremos con:

c:

Si queremos ejecutar el Truco Arbiser con los gráficos CGA, tal como se veían originalmente en esos monitores, y en los de tipo EGA, VGA o SVGA, debemos ingresar en el emulador:

cd /trucoar
truco


Naturalmente este juego es un clásico que no disponía de interfaz gráfica ni se jugaba con mouse, sino que debían ingresarse los comandos en la línea de texto (que podían incluir frases soeces). 

Aún así, en beneficio de la Masa, existían atajos de teclado para hacer más amena y relajada la lúdica:

1= Juega la carta 1
2= Juega la carta 2
3= Juega la carta 3
F1= Canta Envido
F2= Canta Real Envido
F3= Canta Dos reales
F4= Canta Falta envido
F5= Canta Quiero
F6= Canta No quiero
F7= Canta Flor
F8 = Canta Truco
F9 = Quiero Retruco
F10= Quiero Vale Cuatro

Para abandonar la mano hay que escribir, o me voy o me rajo. Para salir del juego se debe escribir salir, system o abortar.

Ahora bien, si quisiésemos "simular" el uso de un monitor monocromático Hércules de fósforo verde en la misma condición, deberíamos cargar en memoria el emulador "verde" y luego correr el juego de truco. Ello se hace con la siguiente ristra de comandos:

cd /verde
verde

cd /trucoar
truco

Estudiante obrero: ¡Genial General! ¡Con esto lo votamos siempre!

sábado, 12 de abril de 2014

¿Cómo instalo SoPI en Ubuntu?


Reunido con la plana completa del su Gobierno, Juan Perón expone sobre los logros tecnológicos de la Nación, la redistribución tecnológica, y cómo instalar en Ubuntu el SoPI, un software de análisis satelital peronista.

Distinguidos señores,

De nada sirven los avances tecnológicos si estos quedan relegados al uso del oligarca. La historia nos ha hecho conocer estos casos, y en siempre hemos comprobado que la oligarquía sólo utilizará los beneficios de la técnica para su interés o lucro personal, y contribuir a la explotación del trabajador. Con esa visión, sólo se contribuye al incremento de la injusticia social.


Nuestro Moviiento no solo vió y comprendió este vicio, sino que hemos avanzado en darle solución. Día a día nos esforzamos para que los avances sean lleguen a todos. La tecnología ha de estar al servicio del Pueblo para que este lo use, hasta el punto de atrevernos a decir que sólo así ha de ser: estos  avances han de estar férreamente controlados por un Estado, que no sólo los posea sino que garantice su acceso a todos por igual. Ella ha de ser la práctica en la Nueva Argentina.

Un ejemplo suele aclararlo todo como decía Napoleón. Si el Oligarca tiene acceso a iBad con software privativo ¿lo compartirá con el resto? No se equivocarán si piensan que no. ¡Un oligarca no le prestará su iBad ni para que le lea el diario! En cambio, un Estado Justicialista se ha encargado de imponer a los educandos el uso de Software Libre a través de un programa como el Conectar Igualdad, en el cual un sistema operativo libre como Huayra hace ya las delicias de los privilegiados, corriendo en sus netbooks.

Pero no hemos de dormirnos en los laureles. En el ideal que buscamos, hemos de producir la redistribución tecnológica. Las malhabidas tecnologías que la Oligarquía se ha consagrado en detrimentro del Pueblo (siempre por medios inconfesables) ha de volver a éste. Ello es - al fin y al cabo -  la verdadera redistribución tecnológica a la que todos aspiramos.

Pues bien, así como en la microelectrónica y en la computación educativa y de consumo, una Argentina Potencia está en capacidad de proveer también  en el campo aeroespacial.

A través de sus organismos y agencias, el Estado ha de desarrollado software libre, y lo distribuye a todo aquél que quiera hacer libre uso de él. Esta es la filosofía que hemos impulsado desde nuestro Movimiento para nosotros y todos aquellos que sientan lo mismo en toda la región. Esto no sale de un repollo, sino que nuevamente tiene que ver con el continuo interés del Pueblo y su Conductor en que ello suceda.

Uno de los ejemplos cabales de esta filosofía es SoPI, un excelente software de desarrollo argentino pensado para el análisis de imágenes satelitales. Está desarrollado por los científicos de la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales), y su misión es incorporar el uso de las tecnologías geoespaciales de las que dispone el país al estudio profesional y educativo .


SoPI está especialmente diseñado para visualizar, procesar y analizar imágenes de sensores remotos, de acuerdo a las necesidades de los usuarios y a las características de las misiones satelitales de observación de la Tierra de nuestra región. Su entorno de trabajo 2D/3D sigue el paradigma de usabilidad de los SIG (Sistema de Información Geográfica), orientado al manejo de proyectos con un flujo de tareas sencillo y escalable, lo cual avala un abanico de usuarios, desde alumnos de escuelas secundarias hasta profesionales especializados.

Está escrito sobre la biblioteca de software geoespacial SuriLib, un desarrollo nacional de arquitectura modular y extensible y base tecnológica común con el Software 2Mp. El mismo permite trabajar con imágenes satelitales (en formato TIF) a fines científicos, políticos y prácticos. Es muy fácil avisorar con él los diferentes problemas, y se constituye por tanto como un inestimable asistente para la investigación en el campo de la hidrología, oceanografía, ecología, estudios de la población, control de plagas y noxas, etc.

Como poco es en la vida lo que podemos hacer aislados, SoPI es pensado por y para usuarios nacionales y latinoamericanos. La participación regional se hará indispensable para poder - de manera conjunta - afrontar esta propuesta y contribuir especialmente a la democratización de las tecnologías geoespacial a través de su aplicación y transferencia hacia sectores productivos, académicos y gubernamentales.

El software en sí es multiplataforma y de libre descarga. Para bajarlo debemos seguir un proceso de alta convencional. Con ello en mente,nos registrarenos en la web de la CONAE haciendo clic en este enlace. Se abrirá la Web oficial del proyecto, y podremos ingresar los datos de nuestro Usuario de SoPI. En especial, se requiere de una casilla de E-mail:
Luego de completar el formulario, presionamos el botón Siguiente. El sistema de CONAE nos enviará a la casilla de correo electrónico proporcionada un mail para darnos de alta con nuestro usuario y contraseña. Debemos confirmar la recepción del mismo haciendo clic en el enlace que se nos indique en el correo. Esto nos dará de alta y acto seguido, ya podremos loguearnos a la web de CONAE con nuestro usuario y contraseña. Para ello hacemos clic en Login o en este enlace
Nos loguemos con nuestro usuario y contraseña, y ya podremos descargar el software de procesamiento SoPI.

En la web de CONAE nos dirigimos el enlace Descargar SoPI, o en el menú desplegable superior escogemos Descargar / Descargar la útima Versión. Aparecerá un listado con versiones para varias plataformas (incluyendo privativas). En ella escogemos la versión SoPI v2.1.2 para Linux:

Al presionar el botón Descargar, se nos transmitirá telemáticamente un archivo del software empaquetado, cuyo nombre SoPI-v2.1.2.package, y cuyo peso ronda los 18,32 Megabytes. Este fichero contiene el instalador automatizado del programa (autopackage), al cual habremos  de ejecutar desde la Terminal para cargarlo en nuestro sistema.

Nos daremos a ello: para abrir una terminal presionamos Ctrl+Alt+T. Esto abrirá una Terminal, lugar donde podremos tipear o directamente pegar comandos para que el sistema los cumpla.

Hemos de saber que normalmente al descargar ficheros - por ejemplo, con un navegador de internet - dichos archivos suelen dirigirse a la carpeta /Descargas de nuestro Usuario. Asumiremos así, mas si hubiesen indicado otra locación para la descarga, naturalmente cambiarán  a ella... Nos dirigimos entonces a la carpeta /Descargas de nuestro usuario, ingresando en la Terminal el siguiente Comando de Organización:

cd ~/Descargas


En la carpeta /Descargas estará el paquete. Necesariamente le debemos asignar a este fichero SoPI-v2.1.2.package un Permisos de Ejecución (llave sin la cual no podríamos ejecutarlo en nuestro sistema). Lo haremos con:

sudo chmod +x SoPI-v2.1.2.package

El sistema Linux nos solicitará nuestra Contraseña de Conductor. Una vez ingresada, el paquete ya tendrá asignado un permiso para ejecutarse. Con esta autorización burocrática, ya podremos dar inicio a su instalador con: 

./SoPI-v2.1.2.package

Tras muy breves instantes, la Terminal de datos deberia devolver:

autopackage for "SoPI - Procesamiento de Imágenes"


The installation of this software requires some additional support
code to be installed.

A] If the support code is found in a local directory, it will be used.
   The file containing the support code will be called:

      "autopackage.tar.bz2"

 or

B] If there is an active Internet connection, the support code will be
   downloaded from:

      "http://autopackage.org/downloads/latest/autopackage.tar.bz2"

   Proxy users should ensure the http_proxy environment variable is
   set, otherwise the download may fail.

Selection A --> OK to install support code now? (Y/n):

Esto nos indica en el idioma de Braden que la instalación requiere algunos programas adicionales para correrse (sobre todo librerías de software), y nos solicita autorización para instalarlas. Debemos presionar "Y", y se dará inicio al proceso de instalación. En cierto punto del procedimiento, el instalador autopackage abrirá un cuadro de diálogo la Contraseña de Conductor de Linux, solicitándono nuestra contraseña de Administrador de Sistema:

Una vez que la ingresemos, continuará revisando los paquetes que falten e instalando la paquetería de apoyo desde la misma Terminal:

Pasados algunos segundos, volverá a solicitar la contraseña de usuario para instalar el programa SoPI. Con esta re confirmación y al finalizar el procedimiento, la Terminal devolverá lo siguiente:

(...)
The following package was successfully installed:
* SoPI - Procesamiento de Imágenes

The following menu entry is now available:
* SoPI - Procesamiento de Imágenes (Math, Science, Graphics)

This installation used 59.00 MiB (61.86 MB) of disk space.



Esto indica una instalación adecuada, y ya podremos correr el programa SoPI desde Aplicaciones / Gráficos / SoPI - Procesamiento de Imágenes.

El programa iniciará vacío. Afortunadamente gracias a los científicos del país, podremos descargar diferentes "Casos de Estudio" habilitados para avanzar en él. Los mismos suelen integrar imágenes a mapas de bits consistentes en varias pasadas fotográficas de varios satélites (LandSat con diferentes cámaras para luz visible, Infrarrojo, Ultravioleta, el avanzado satélite argentino SAC-C y dotado del sensor Aquarius, el CBERS con cámara de luz visible de alta resolución), entre varios otros aparatos cósmicos, así como capas de análisis gráfico vectorial para complementar las imágenes satelitales.

Así, podriamos entre otros descargar el Estudio de Riesgo de Dengue de la Ciudad de Buenos Aires (desde aquí), la evolución poblacional de la misma, o conocer sobre la Desforestación en la Selva paranaense en la Triple Frontera. Esto nos llevará a páginas donde podremos descargar sendos archivos comprimidos ZIP con gran volúmes de datos.

En el caso de estos ejemplos, una vez bajados podríamos descomprimirlos en nuestra carpeta /Descargas, desde la Terminal, usando:

cd ~/Descargas

unzip Deforestación\ Selva\ Triple\ Frontera.zip 

unzip Riesgo\ Dengue\ CABA.zip  

unzip Evolución\ Urbana\ CABA.zip


mv ~/Descargas/Deforestación\ Selva\ Triple\ Frontera/Deforestaci¢n\ Selva\ Triple\ Frontera/*.* ~/Descargas/Deforestación\ Selva\ Triple\ Frontera/Deforestación\ Selva\ Triple\ Frontera/

rm -r ~/Descargas/Deforestación\ Selva\ Triple\ Frontera/Deforestaci¢n\ Selva\ Triple\ Frontera/


Podremos ahora cargar un proyecto en el SoPI, para ello vamos al menú Archivo / Cargar Proyecto, y navegamos - por ejemplo - hasta la carpeta /Descargas/Deforestación Selva Triple Frontera/. Allí cargamos el archivo Deforestación Triple Frontera.sopi

En el costado izquierdo encontraremos las capas de imágenes de referencia. Podrían existir varias bandas de imágenes, tomadas por varias cámaras espectrográficas satelitales, realizadas en una o en varias pasadas o "bandas". Ello se debe a que ciertos satélites disponen de cámaras de alto poder resolutivo, pero de un escaso campo visual, por lo tanto requieren hacer varias pasadas fotografiando el objetivo. Ellas imágenes se superponen en el software para conformar el plano general. Otros disponen de cámaras de menor definición pero capaces de recorrer de una pasada el terreno, y trabajar entonces prácticamente "en tiempo real".
Asimismo, en la parte superior encontraremos una barra de herramientas con botones que nos permitirán desplazarnos en la imágen, o realizar zoom sobre un área de interés, así como ajustar la imágen al ancho de nuestra ventana.

Los deslizadores de Brillo y Contraste permitirán ajustar el espectro de la toma satelital (ya sea en luz visible, Infrarrojo o Ultravioleta) y así lograr resaltar el aspecto que querramos (por ejemplo, podíamos resaltar el follaje o las vías hídricas por sobre las construcciones, o ajustar la respuesta contrastal de las bandas en Infrarrojo para diferenciar entre distintos tipos de cultivos).

El estudio de las imágenes en Infrarrojo también permite facilitar la distinción de áreas con mayor riesgo para la reproducción de vectores de enfermedades, de modo que pueden contruibuir enormemente a las campañas de fumigación o de estudio poblacional.

Las posibilidades de académicas son amplias, e ideales si se pudiesen ir cargando más tomas satelitales publicadas por la CONAE.

Se puede descargar el Manual completo del SoPI desde este enlace.


Finalmente, si quisiéramos desinstalar el SoPI, deberíamos ingresar en la terminal el comando:

package remove sopi

domingo, 6 de abril de 2014

¿Cómo puedo emular una DEC PDP-11 o Unix desde Ubuntu?

En 1970, mientras conversaba en Puerta de Hierro con Vicente Solano Lima para disponer la creación de La Hora del Pueblo, Juan Perón exponia también sobre cómo emular Unix 6 en una DEC PDP-11 virtualizada desde Ubuntu.

Vea Solano, el Justicialismo no nace de un repollo, sino que crece como respuesta a la injusticia que significa la explotación del hombre por el hombre en nuestro país. En la Argentina - como en muchos lados del globo - dicha explotación se representaba por un concetrado sector Capitalista oprimiendo a las fuerzas del trabajo. Tal problema podía ser expuesto por muchos ya en aquél entonces, pero requería una solución que fuese original y Argentina. Esta solución es el Justicialismo. Ahora una camarilla cipaya nos quiere dejar afuera de la torta, pero verán que con poco les agriamos el dulce.


Así como nuestra Doctrina, los sistemas operativos GNU con Linux tampoco salen de un repollo: son lógica evolución de mecanismos informáticos pretéritos pensados para afrontar los problemas computacionales de aquella era: el  Unix. Este sistema multitarea multiusuario privativo conforma la base instrumental del sistema operativo libre GNU, y por tanto puede decirse sin temor a equivocarnos, que si bien la filosofía que lo mueve no es la misma, el GNU con Kernel Linux (de la cual Ubuntu es una de sus tantas distribuciones) es efectivamente un sistema operativo similar a Unix.

Unix se ejecutaba principalmente en miniordenadores, vetustas máquinas electrónicas de gran costo, cuyo nombre no deja de engañar pues la mayor parte tenían varios módulos del tamaño  de una heladera Siam.

Con el tiempo, el form factor se redujo, y ya las cada unidad de trabajo tenía el tamaño de un lavarropas Koh-i-Noor, o de un microondas. En estos días ya no es raro encontrar GNU con Linux corriendo tanto en las máquinas mas enormes y potentes como en los aparatitos más simples.
¿Qué sucede si queremos emplear alguno de esos programas o versiones antediluvianas de Unix? ¿O si queremos emplear una antigua mini, como la clásica PDP-11? Idealmente deberíamos contar con dicha máquina y el software. Pero el Justicialismo ha sido puesto en ejecución en este mundo para permitirnos hacer todo sin pagar un mango. Por ello, los grandes hombres del país se han abocado a desarrollar SIMH.

Se trata de un emulador completo de miniordenadores: simula la Unidad Central de Proceso, el uso de memoria, el firmware y los dispositivos de una gran variedad de equipos de la vieja escuela. Esto significa que el software original puede correrse sin modificación alguna de manera virtualizada en un equipo moderno. SIMH simula con éxito dispositivos como las unidades de cinta magnética, impresoras y dispositivos de comunicación en red, de manera tal que no sólo se podría ejecutar software histórico, sino que podremos comunicarnos y transferir información desde y hacia ellos empleando tecnologías y protocolos actuales.

Entre los equipos contemplados se encuentra el Eclipse de Data General Noval, los seminales PDP-1, PDP-4, PDP-7, PDP-8, PDP-9, PDP-10, PDP-11, PDP-15,  y VAX de la Digital Equipment Corporation (DEC), las GRI-909 y GRI-99 de GRI Corporation, los minis 1401, 1620, 1130, 7090/7094, y el System/3 del gigante azul IBM, los sistemas 16b y 32b de Interdata (Perkin-Elmer), las mini 2114, 2115, 2116, 2100, 21MX, 1000 de Hewlett-Packard, la completa H316/H516 de Honeywell, el fundacional Altair 8800 de MITS (tanto en sus versiones con microprocesador Intel 8080 como la munida del Zilog Z80). También puede correr como si fuesen los Royal-Mcbee LGP-30, LGP-21, y los SDS 940 y SWTP 6800 de la Scientific Data Systems.


Como primer medida, instalo el paquete SIMH. Abro una terminal con Ctrl+Alt+T e ingreso el siguiente Comando de Organización:

sudo apt-get install simh

Tras ingresar nuestra contraseña de Conductor de Ubuntu, se instalarán las rutinas de emulación de la PDP11 así como de los otros miniordenadores soportados. Nuestra tarea importante será la inauguración una carpeta  donde depositaremos una copia binaria de los diskettes de 7 pulgadas que componían sistema operativo Unix v6 portado para la PDP-11. Todo ello se hace con los siguientes Comandos en la consola Linux:

mkdir ~/simh ~/simh/unix6/
cd ~/simh/unix6/
wget http://simh.trailing-edge.com/kits/uv6swre.zip
unzip -a uv6swre.zip


Ejecutamos el emulador de la PDP11 con:

pdp11

Esto nos presentará resultados en la Terminal. En primer lugar nos presentará la versión del emulador, y luego se hará presente un prompt, señal de que estamos dentro del simulador ("sim>").

PDP-11 simulator V3.8-1
sim>


Este prompt aceptará comandos previstos para configurar los aspectos de la máquina PDP-11 (por ejemplo, establecer una versión de CPU específica que tenga virtualmente instalada, cargar las unidades de cinta o disco virtualizadas con archivos de imágenes binarios, y dar arranque a la PDP-11).

Empezamos a ingresar comandos para configurar la máquina PDP-11, y cargarle los diskettes de sistema.

Para mayor facilidad y comprensión de las Masas encuadradas en el país, indicaré los mensajes completos que presentará el emulador a través de su prompt en color negro. En color azul os indicaré los comandos que los Descamisados habrán de tipear en el emulador para ponerlo a punto (naturalmente, también podrán pegarlos y ejecutarlos con Enter). En tanto, en color celeste os indicaré los contenidos que no son comandos propiamente dichos, pero que han de tipearse también en el emulador y confirmarse con Enter.

PDP-11 simulator V3.8-1
sim>
set cpu u18

Esto instruirá al emulador a simular una CPU de DEC modelo U18, una de las clásicos cerebros electrónicos de la PDP-11.

Si todo va bien, nos debería indicar "Disabling XQ". A continuación  cargaremos las cuatro imágenes de disco flexible de 8 pulgadas que componían el intérprete de comandos del Unix 6. Para ello daremos usos a las disketteras virtualizadas ("rkx") de las que dispone el emulador. Lo haremos con las siguientes órdenes:

sim> att rk0 unix0_v6_rk.dsk
sim> att rk1 unix1_v6_rk.dsk
sim> att rk2 unix2_v6_rk.dsk
sim> att rk3 unix3_v6_rk.dsk



...esto emulará el procedimiento de cargar los discos magnética en las disketteras virtuales y las transferirá a la memoria núcleo de nuestra PDP-11 virtual. Ya podremos dar arranque al sistema en el emulador, a través de su diskettera virtual inicial (la rk0). Esto se realiza con:

sim> boot rk0

De no sufrir problemas, nuestra terminal debería responder cambiando su prompt al signo de carga de sistema operativo, el cual es una arroba "@". Con ella, el emulador nos está pidiendo que indiquemos qué sistema operativo  queremos cargar (Unix es el único que tenemos, de modo que le indicaremos "unix" (sin las comillas).

@unix


Acto seguido nos solicitará nuestro usuario ("login:"). El mismo es "root" (sin las comillas).

@login: root


Al ingresar como usuario root, el prompt cambiará a un símbolo numeral "#". Ya estamos en Unix, y podremos navegar en el árbol de directorios con los comandos Unix, tales como:

# ls -l       --> lista completamente un directorio.
# chdir /usr/
--> cambia al directorio /usr/
# chdir ..    --> sube un nivel en la estructura de directorios.

Para cancelar un programa podríamos usar Ctrl+D, cancelar el emulador con Ctrl+E, o si estamos en el prompt, podemos ingresar:

# exit

...y el sistema nos devolverá al prompt de Linux con una despedida "Googbye".


UNIX interactivo
En cambio, si queremos un Unix que pueda comunicarse con otros dispositivos conectados al sistema para permitir un trabajo más completo y avanzadas, compilar programas antiguos o directamente correr en situaciones de emulación "dura" (dispositivos compatibles antiguos que quisieran comunicarse con el sistema emulado), habremos de usar otra versión de Unix 6 provista de los parches necesarios.

Os indicaré como hacerlo bajo la gracia del Justicialismo, pues un Conductor ha de llevar la auténtica felicidad al Pueblo.

Como tenemos un requerimiento especial, descargaremos una versión especial armada por Ken Wellsch, y la modificaremos. Abrimos con tal fin una consola Terminal e ingresamos los siguientes Comandos de Organización:

mkdir ~/simh ~/simh/unixv6HP
cd ~/simh/unixv6HP
wget http://sourceforge.net/projects/bsd42/files/Install%20tapes/Research%20Unix/Unix-v6-Ken-Wellsch.tap.bz2
bzip2 -d Unix-v6-Ken-Wellsch.tap.bz2

Para ejecutar el emulador de la DEC PDP-11 introduzco en la Terminal el comando:

pdp11

Esta vez emularemos una PDP-11 con CPU del modelo 11/40, y tomaremos algunas consideraciones especiales en cuanto a la reserva de memoria para dar arranque y compilar. Nuevamente, lo haremos introduciendo los comandos marcados en color azul.



PDP-11 simulator V3.8-1
sim> set cpu 11/40
Disabling XQ 
sim> set tm0 locked
sim> attach tm0 Unix-v6-Ken-Wellsch.tap
sim> attach rk0 rk0
RK: creating new file 
sim> attach rk1 rk1
RK: creating new file  
sim> attach rk2 rk2
RK: creating new file  
sim> d cpu 100000 012700
sim> d cpu 100002 172526
sim> d cpu 100004 010040
sim> d cpu 100006 012740
sim> d cpu 100010 060003
sim> d cpu 100012 000777
sim> g 100000


Aquí presionamos Ctrl+E para detener la simulación: El emulador devolverá "Simulation stopped, PC: 100012 (BR 100012)". Ahora indicamos que ejecute el programa de inicio desde la posición 0 de memoria. lo hacemos con "g 0":


Simulation stopped, PC: 100012 (BR 100012)
sim> g 0

Si todo va bien, el prompt cambiará a un "=". Seguimos intruduciendo comandos para calibrar el tamaño de las particiones de los discos virtuales:

=tmrk
disk offset
0
tape offset
100
count
1
=tmrk
disk offset
1
tape offset
101
count
3999
=

Ahora presionamos Ctrl+E para detener la emulación. El emulador nos devolverá:


Simulation stopped, PC: 137274 (TSTB @#177560)
sim> q
Goodbye

Nos devolverá a nuestra Terminal Linux con el prompt de usuario de sistema GNU. Reingresaremos al emulador de PDP-11 y esta vez iniciaremos desde un disco rígido virtual:

pdp11

Arrancará el emulador, e introduciremos los comandos marcados en azul correspondientes para prepararlo:

PDP-11 simulator V3.8-1
sim> set cpu 11/40
Disabling XQ 
sim> set tto 7b
sim> set tm0 locked
sim> attach tm0 Unix-v6-Ken-Wellsch.tap
sim> attach rk0 rk0
sim> attach rk1 rk1
sim> attach rk2 rk2
sim> dep system sr 173030
sim> boot rk0

...con esta última orden boot rk0, se dará arranque la unidad de disco virtualizada 0 dentro del nuestra DEC PDP-11 virtual. Esto hará que el prompt cambie a una arroba "@", señal del inicio del módulo de booteo (arranque de sistema). La PDP-11 nos solicita que indiquemos cuál sistema arrancar de los que están cargados en la unidad virtualizada 0. Le indicaremos "rkunix" de modo que quede presentado de la siguiente manera:

@rkunix


...Y al confirmar con Enter el sistema nos devolverá la información relevante si la operación tuvo éxito:

mem = 1035
!!RESTRICTED RIGHTS
!!
!!Use, duplication or disclosure is subject to
!!restrictions stated in Contract with Western
!!Electric Company, Inc.

!!#

Conforme Unix haya arrancado en la PDP-11 emulada, procederemos a corregir algunos problemas que esta versión particular del sistema operativo tenía. En primer lugar, arreglamos la presentación del texto para que pueda usar minúsculas. Originalmente el Unix V6 estaba pensado para su ejecución en terminales de video con escasa memoria de video, y que por ello eran incapaces de mostrar también tipografía en minúscula. Este ajuste de configuración será fácil con la siguiente instrucción:

# STTY -LCASE

Ahora configuraremos dispositivos adicionales para que pueda usarlos el Unix emulado. Para ello nos movemos al directorio /usr/sys/conf/ dentro del Unix emulado con el comando chdir (antecesor del comando cd de GNU/Linux):

# chdir /usr/sys/conf
# cc mkconf.c
# mv a.out mkconf


Ahora ejecutaremos el programa mkconf (que nos permite ordenar los módulos a los que queremos dar uso con nuestro Unix). Le indicamos los módulos rk, tm, 8dc, y lp, (discos, cintas, impresora de línea, puerto serial tipo Centronics) y concluiremos el uso del programa con la instrucción done:

# ./mkconf
rk
tm
tc
8dc
lp
done

#


...acto seguido podremos compilar esta configuración, enlazarla dinámicamente al resto del kernel, y copiarla al directorio /unix sito en la raíz del sistema opereativo emulado:

# as m40.s
# mv a.out m40.o
# cc -c c.c
# as l.s
# ld -x a.out m40.o c.o ../lib1 ../lib2
# mv a.out /unix



...para verificar que se haya movido correctamente, podrán proceder a listar el directorio /unix en la PDP-11 virtualizada, observando que el kernel ahora debería reportar un tamaño de 30.346 bytes (unos 30 kilobytes):

# ls -l /unix
-rwxrwxrwx  1 root    30346 Oct 10 12:35 /unix


Unix opera "a pelo". Por eso ya podremos crear nosotros mismos los archivos de dispositivos (como los puestos de terminal de teletipo, las unidades de cinta y disco magnético, los puertos de impresora de línea, etc). Simplemente copiamos los siguientes comandos en el prompt de la PDP-11:

# /etc/mknod /dev/rk0 b 0 0
# /etc/mknod /dev/rk1 b 0 1
# /etc/mknod /dev/rk2 b 0 2
# /etc/mknod /dev/mt0 b 3 0
# /etc/mknod /dev/tap0 b 4 0
# /etc/mknod /dev/rrk0 c 9 0
# /etc/mknod /dev/rrk1 c 9 1
# /etc/mknod /dev/rrk2 c 9 2
# /etc/mknod /dev/rmt0 c 12 0
# /etc/mknod /dev/lp0 c 2 0
# /etc/mknod /dev/tty0 c 3 0
# /etc/mknod /dev/tty1 c 3 1
# /etc/mknod /dev/tty2 c 3 2
# /etc/mknod /dev/tty3 c 3 3
# /etc/mknod /dev/tty4 c 3 4
# /etc/mknod /dev/tty5 c 3 5
# /etc/mknod /dev/tty6 c 3 6
# /etc/mknod /dev/tty7 c 3 7
# chmod 640 /dev/*rk*
# chmod 640 /dev/*mt*
# chmod 640 /dev/*tap*


Ya creados los archivos donde se dirigirán los resultados de los dispositivos, restauramos el resto del sistema operativo:

# dd if=/dev/mt0 of=/dev/rk1 count=4000 skip=4100
4000+0 records in
4000+0 records out
# /etc/mount /dev/rk1 /usr/source
# dd if=/dev/mt0 of=/dev/rk2 count=4000 skip=8100
4000+0 records in
4000+0 records out
# mkdir /usr/doc


Ahora uso cat para unir los estamentos de arranque del sistema:

# /etc/mount /dev/rk1 /usr/source
mount: Mount device busy
# /etc/mount /dev/rk2 /usr/doc
# cat >> /etc/rc
/etc/mount /dev/rk1 /usr/source
/etc/mount /dev/rk2 /usr/doc


Aqui presiono Ctrl+D. Luego crearemos un directorio y modificaremos con el editor ed la programación del comando df para que no presente errores en el emulador:

# chdir /usr/source/s1
# ed df.c
1282

/rp0/d
.-2a
  "/dev/rk0",
  "/dev/rk1",
.
w

1297
q

# cc df.c
# cp a.out > /bin/df


Revisamos los sistemas de archivos. Como por entonces no existía el programa fsck, esta comprobación se hacía mediante la combinación de los programas icheck y dcheck, que devolvían el estado de los dispositivos de disco y nos reportaban cuál era el archivo de dispositivo real que tenían asignado. Los operaremos ingresando los comandos indicados en azul de la siguiente manera:

# icheck /dev/rrk0
/dev/rrk0:
spcl      22
files    294
large     96
direc     25
indir     96
used    2918
free     995
# dcheck /dev/rrk0
/dev/rrk0:
# icheck /dev/rrk1
/dev/rrk1:
spcl       0
files    596
large     98
direc     34
indir     98
used    2978
free     935
# dcheck /dev/rrk1
/dev/rrk1:
# icheck /dev/rrk2
/dev/rrk2:
bad freeblock
missing 1499
spcl       0
files    337
large     69
direc     25
indir     69
used    2222
free     192
# dcheck /dev/rrk2
/dev/rrk2:

#

Como el archivo /etc/ttys/ provisto no escucha los puertos de comunicación seriales tipo Centronics en su configuración predeterminada, volveremos a usar el editor ed para modificar su programa de control:

# ed /etc/ttys

112
1,8s/^0/1/p

170
w

112
q

#


Reinicio del emulador: Como no existe un comando de reinicio en caliente en este emulador, ejecutaremos varias veces la rutina sync con el fin de sincronizar la pila de memoria, y luego Ctrl+E para interrumpir y salir del emulador:

# sync
# sync
# sync
# sync
                 [Oprimos Ctrl+E aqui]
Simulation stopped, PC: 002502 (MOV (SP)+,177776)
sim> q
Goodbye


Ahora podremos reiniciar el emulador de la PDP-11 hacer que el mismo escuche puerto TCP como si fuese serial, por ejemplo el puerto 5555:

pdp11


PDP-11 simulator V3.8-1

sim> set cpu 11/40
Disabling XQ
sim> set cpu idle
sim> set tto 7b
sim> set tm0 locked
sim> attach rk0 rk0
sim> attach rk1 rk1
sim> attach rk2 rk2
sim> attach lpt printer.txt
LPT: Creating new file
sim> set dci en
sim> set dci lines=8
sim> set dco 7b
sim> att dci 5555
Listening on port 5555 (socket 7)
sim> boot rk0

Ahora podremos loguearnos a un Unix v6 parcheado y capaz de comunicarse con otros sistemas a través del puerto TCP 5555 o a través de un puerto serial Centronics, usando 7 bits de paridad estándar. Simplemente nos debemos loguear a unix ahora con el usuario root.

@unix

login: root
#

Podremos movernos en los directorios de Unix con el comando chdir y listarlos con ls. Encontraremos algunos programas en el directorio /usr/ del Unix emulado. Por ejemplo, si quisiéramos ver algunos juegos, podríamos dirigirnos a ellos con:  

# chdir /usr/games

...listarlos con ls y dar inicio una rutina simuladora de Black Jack con:

# ./bj

...o jugar a un esquemático sucedáneo del Juego Ciencia, con:

# ./chess

jueves, 3 de abril de 2014

¿Cómo puedo intercambiar entre múltiples programas desde la Terminal?

En la Ceremonia de entrega de Sables para los nuevos Oficiales, Juan Perón expone ante las Armas grandes lineamientos que hacen al lugar que ocupará la Argentina en el concierto de naciones y sobre cómo poder ejecutar múltiples programas a la vez en la línea de comandos con Byobu.

(...) es por ello que tras lograr una paz tan onerosa en sangre, hemos decidido abandonar la prédica antigua para unir continentalmente a la hispanoamérica en una senda que la realice verdaderamente Independiente de los yugos de hoy. Si no procedemos unidos, seremos nuevamente sojuzgados por un Capital que no tiene bandera y no tiene Patria, pero que en este mundo se presenta tan meridiano que hemos sido todos capaces de verlo. El Pueblo Argentino quiere esto, y también lo quiere el resto de los Pueblos de la América Hispana. Es con ellos con los que hemos de contar para esta gran empresa.

Indudablemente, tras identificar sus objetivos, un buen Conductor será capaz de dinamizar los medios puestos a su disposición para lograr cumplir con ellos. Dentro de esta acción de la lucha, es obvio que el Conductor será, por tanto, una entidad multitarea.
Esto ni siquiera merece explicarse en una Guerra, pero podremos detallarlo para el medio de la microinformática. Decía Clausewitz que un operador de sistema ha de poder realizar a la vez múltiples tareas si quiere avisorar el éxito. Nosotros ya sabemos que este éxito no es militar, sino que evoca a la Felicidad, que ha de ser en definitiva la verdadera finalidad en la vida del hombre.

Vean señores: las interfaces de control de tipo gráfico han sido casi exclusivamente aptas para la multitarea, mas las interfaces de línea de comandos no los son en apariencia. ¿Porqué?. Pues porque inicialmente sólo presentan al usuario con la posibilidad de afrontar de a un problema por vez.

El sistema GNU en cambio se definió desde sus inicios sobre las bases de una operatividad similar a UNIX, y aquél geronte contaba ya con la posibilidad de encarar variadas acciones y conductores. Por inevitable resultado, avalaba entonces la ejecución en tiempo, de múltiples piezas de software que - como los hombres de armas - han de saber compartir recursos si desean sobrevivir...

En poco tiempo, se posibilitó entonces que un usuario aislado o un grupo de ellos pudiese ejecutar y ver una miríada de tareas de computación a la vez. En el sistema GNU tal cometido se puede lograr con la utilidad Screen. Hoy la misma ha sido superada por una evolución y la aparición de técnicas más ágiles. Entre ellas se distingue el divisor de terminal, el excelente Tmux. Como ya sabrán, este puede multiplexar una Terminal así como crear "pantallas" separadas, a las cuales será dable acceder mediante atajos de teclas.

Mas no es la única solución que tendremos a disposición. Contamos con Byobu, guión liberado bajo GPLv3 que nos permite emplear diferentes sesiones en la Terminal en un emulador. Su nombre en el idioma del Sol Naciente significa "biombo", y precisamente ese es el tipo de trabajo que desarrollará cuando conducimos con él en la interfaz de línea de comandos.

Naturalmente este programa se ejecuta en la terminal. Por ello abriremos una con Ctrl+Alt+T e ingresamos el siguiente Comando de Organización:

sudo apt-get install byobu

Esto nos instalará el programa si no lo estuviese ya. Para ejecutar el entorno de biombo, usamos simplemente:

byobu

La sesión terminal iniciará normalmente con nuestro intérprete de comandos, y ya en la parte inferior presentará algunos indicadores de status útiles
Por ejemplo, nos indicará el status de la batería (si tuviésemos una portátil), con porcentaje de carga en colores verde, amarillo y rojo, así como si está cargando (+), descargando (-), o a tope (=). Por defecto, nos indicará el tipo de plataforma en la que estamos, así como un porcentaje de carga del procesador, uso de memoria y disco. También la fecha y hora, así como la dirección IP a la que pertenecemos dentro del área local.

Nos mostrará la arquitectura (ideal si nos encontramos en un entorno de redes donde existen numerosos equipos). Si aplica, también nos mostrará la calidad de la conexión WiFi, en texto negro sobre fondo cián.

Para operar Byobu tenemos las teclas de función:

F2: Crea una pantalla independiente nueva en el biombo.
F3: Saltar a la pantalla previa en el biombo.
F4: Salta a la pantalla siguiente en el biombo.
F5: Recarga el perfil.
F6: Abandona Byobu sin cerrar las pantallas abiertas (debemos tipear byobu nuevamente para volver a entrar).
F7: Activa el modo Copiar/Scrollback.
F8: Permite intitular la pantalla con un nombre específico.
F9: Activa el menú de configuración.

El menú de configuración nos permitirá alterar las opciones que se activan en la parte inferior del biombo, de una manera sencilla.

También tendremos algunas opciones avanzadas adicionales:
ctrl+a, $: nos  muestra un status detallado del sistema.
Ctrl+a, R: recarga el perfil
Ctrl+a, !: Activa/desactiva las teclas de atajo de Byobu (por si necesitáramos hacer uso de las teclas de función en otro programa).
Ctrl+a, k: Mata la ventana actual (cuando se ha colgado un programa en ella).