martes, 19 de enero de 2016

¿Cómo hago el efecto de lluvia digital Matrix en Ubuntu?

¡Descamisados!

Es indudable que - a pesar de las grandes comodidades que presenta una terminal gráfica en nuestro sistema GNU con Linux - una terminal de texto en ocasiones puede resultarnos más funcional.
Si bien su dominio requiere gran estudio y técnica, el control remoto, la posibilidad de emplear protocolos de seguridad, y el bajo consumo de los programas que normalmente la engalanan muchas veces nos decantarán hacia el empleo de los comandos de texto.

No es secreto para nadie que podemos - incluso - emplear las viejas y confiables terminales seriales para operar nuestro sistema operativo favorito, y si contamos con un equipo que nos ofrezca una interfaz telemática ethernet (per sé o conectado a un segundo dispositivo), bien podríamos comandar nuestro sistema incluso a miles de kilómetros de distancia.
Aún así no todo es trabajo y esfuerzo, pues el Justicialismo reza que todos los hombres han de tener lo que en sana Justicia Social anhelan. El ocio es una de dichas consonantes, y podremos también alcanzarla bajo las verdes letras fosfóricas de una terminal.

Ya he explicado como instalar cmatrix, un convincente creador de lluvia de letras, y una versión específica que indica el tráfico de nuestro dispositivo de red, el ncmatrix.

Podremos instalar una nueva versión con Greenrain. Se trata de un programa escrito en g++ y liberado bajo GPLv3 que produce un efecto más vistoso, y que - a diferencia de cmatrix, económico en uso de CPU - se presenta más agresivo y nos permitirá hacer un empleo más potente del procesador y del uso de redes.

Esto lo puede hacer útil como una herramienta para generar "tráfico pseudoaleatorio" y evaluar una red cableada o inalámbrica.

Para poder dar uso a Greenrain habremos de descargar sus dependencias, su código fuente, y compilarlo. Ello nos servirá como práctica si nunca lo hemos hecho.

Para descargar las dependencias ingresamos:

sudo apt-get install git build-essential libncurses5-dev 

Si algunas de dichas dependencias faltase en nuestro sistema, el mismo nos solicitará la contraseña de Conductor, y descargará de internet la paquetería necesaria y la instalará. Acto seguido usaremos nuestra carpeta /Descargas para hacernos con una copia clónica del código fuente del programa:

cd ~/Descargas/
git clone https://github.com/aguegu/greenrain 

Una vez clonada nuestra copia (en esencia, una descarga) nos dirigiremos al directorio en cuestión y lo compilamos:


cd ~/Descargas/greenrain/
make

...el proceso de compilación será muy breve. Una vez finalizado nos encontraremos con un archivo binario ejecutable llamado greenrain. Como paso final podremos copiar dicho binario en el directorio que corresponde a tales menesteres:

sudo mv ~/Descargas/greenrain/greenrain /usr/local/bin/ 

...y borrar el código fuente, pues ya no lo necesitaremos_

cd ~/Descargas/
rm -rf greenrain/


De ahora en más, toda vez que necesitemos producir el efecto de la lluvia verde de caracteres, podremos ejecutarlo con:

greenrain

Para detener su ejecución, podremos utilizar la tecla q.
Naturalmente que de forma remota este chorro de bits ocupará mas espacio, lo cual nos puede servir para evaluar conductas telemáticas o para generar tráfico artificial constante y lento.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Estimado Sacrilegio Hereje:

      Compilar código fuente liberado es una de las mejores formas para lograr la auténtica liberación que clama el Pueblo.

      Atte.

      Juan Perón

      Eliminar