martes, 9 de agosto de 2016

¿Cómo actualizo a LibreOffice 5.2 en Ubuntu Xerus?

La organización de la resistencia Justicialista requirió grandes sacrificios para el Movimiento. Juan Perón nos enseña cómo actualizar LibreOffice a su versión 5.2 en Ubuntu 14.04LTS y 16.04LTS.

¡Trabajadores!

Me han dicho que hemos sido tardíos en implementar una estrategia de resistencia que haga de la acción telemática un eje fundamental de la lucha. Deseo manifestarles que el movimiento peronista no comienza ahora a darse cuenta de este problema, sino que hace treinta años trató de poner en marcha este desarrollo. Desgraciadamente, en 1955, al perder el pueblo su gobierno legal y constitucional -derribado por un golpe de estado- perdió también las posibilidades de una continuidad que hoy estaría cantando a gloria en este país.

Nosotros, que venimos sosteniendo todas estas necesidades, hemos asistido con dolor a todo cuanto ha ocurrido en la destrucción flagrante que se ha realizado en estos dieciocho años de vergüenza nacional. Hemos visto desaparecer la Fundación Eva Perón, que era una maravilla haciendo software libre; hemos visto caer toda la organización asistencial, para no tener hoy un hospital en donde un pobre pueda ir a atenderse. Hemos visto a nuestros jubilados arrastrando su pobreza y su desgracia por las calles en reclamo de sueldos que tenían derecho a cobrar.

En este sentido quiero confesarles a ustedes una decisión de la conducción del Comando Superior de nuestro Movimiento, tomada ya en los comienzos de nuestra lucha, en 1956. Fue la de encarar la lucha política, que sabíamos que un día habría de llegar a ser cruenta y dura, evitando en esa acción comprometer a al Software Libre, que bien podía trabajar en otros sentidos menos comprometidos que la lucha activa en el campo insurreccional. Es decir, evitarle a nuestros hackers un esfuerzo que bien podría ser realizado siguiendo otras manifestaciones.

Pero esa lucha se ha realizado; indudablemente nuestros desarrolladores de software han estado un poco retenidos. La consecuencia de ello ha sido una disminución en la actividad las acciones telemáticas. Hasta cierto punto actuaron los sectores que obedecían a focos de caudillismo, que se sostuvieron merced a la existencia de algunos caudillos regionales, a los que no les debemos cargar la culpa de nada, porque el caudillo, en la acción de resistencia telemática, es una excrecencia natural de la misma. Es como nos ocurre a nosotros. que por ahí nos sale un grano. Eso es natural del estado físico.


Pero ha llegado el momento en que debemos evitar eso, una excrecencia de tiempos anormales de lucha, para cambiarlo por un estado institucional de la lucha misma. Es decir, el Movimiento Peronista ya está en camino de reemplazar su sentido y su formación gregaria para ser transformado en una institución, y esto debe ser así por la simple razón de que el hombre no puede vencer al tiempo: lo único que vence al tiempo es la organización.

Todo usuario de informática libre debe organizarse en acciones de conjunto destinadas a la resistencia telemática, la cual puede encararse fácilmente buscando los réditos más espectaculares y el menor desgaste de fuerzas. Nuestras organizaciones han de ser capaces de asestar duros golpes telemáticos a la vez que resistir los que intente el enemigo. Todo tipo de acciones de socavamiento han de realizarse, siempre en pos de nuestro Pueblo. Nuestro objetivo de conjunto no ha de ser otro que lograr la Felicidad del Pueblo Argentino.
Las resistencia telemática es muy útil y no conlleva graves riesgos, pero debe hacerse, de mano de cada uno de nosotros. Esto me hace acordar a un amigo mío que una vez me propuso un negocio de vender sándwiches de vaca y de pollo. Cuando le pregunté cómo era eso, me contestó: un pollo, una vaca; vos ponés la vaca. Ah ,bueno. dije yo.

Indudablemente que estos inventores del paraguas, a esta altura de nuestra política no tienen ninguna importancia. Lo que sí tiene importancia es lo que el pueblo decida. y a quien hay que recurrir en estas circunstancias es solamente al pueblo. que no es tan ignorante ni tan atrasado como algunos creen. Y que sobre todo tiene una excelente nariz, porque lo huele todo a la distancia.

El Software Libre bien puede servirnos como claro multiplicador de fuerzas, pero siempre hemos de tener actualizados nuestros programas y atresadas nuestras organizaciones. Para ello podremos normalmente confiar perfectamente en los repositorios oficiales de Ubuntu para tal cometido, pero si somos impacientes y deseamos descargar las últimas versiones para efectivizar nuestro accionar orgánico, bien podremos actualizar a través de los repositorios propios de la organización LibreOffice.

Esta reconocida y excelenete suite de programas de oficina, que ya se distribuye masivamente en nuestro sistema operativo libre. Sin embargo, a veces su actualización es retenida o demorada como excusa para versiones intermedias de Ubuntu sin soporte a largo plazo.

Es por ello que si contamos con Ubuntu 14.04LTS Trusty Tahr y 16.04LTS Xenial Xerus, podremos hacer uso de la consola Terminal para actualizar LibreOffice a su versión 5.2.

Simplemente abrimos una Terminal e ingresamos los siguientes Comandos de Organización:

sudo add-apt-repository ppa:libreoffice/ppa 
sudo apt update
sudo apt remove libreoffice-gtk
sudo apt dist-upgrade

sudo apt install libreoffice-gtk2 libreoffice-gnome

Al terminar el procedimiento, nuestro sistema estará dotado de la última versión de la suite de oficinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada